Inicio / Noticias / España / Iglesias reconoce que Cataluña le ha pasado factura a Podemos

Iglesias reconoce que Cataluña le ha pasado factura a Podemos

“Es el momento de la reflexión política”. Esta ha sido una de las primeras frases que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pronunciado tras su silencio durante casi un mes que coincide con los malos resultados que sus aliados obtuvieron en las elecciones catalanas.

Ante los más de 80 miembros del Consejo Ciudadano Estatal -máximo órgano entre Asambleas- en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Iglesias ha calificado como “peor” resultado que en 2015 el del 21-D, y ha reconocido que “las clases populares no se han identificado con nosotros”. “Teníamos que haberlo hecho mucho mejor”, lamenta.

Así, durante su discurso de casi una hora de duración – en el que ha calificado como “culebrón de invierno” las críticas que estos días han tenido lugar en los medios por estar desaparecido en un momento clave para su formación- ha asegurado que se va a dejar “la piel y la salud” para intentar ser presidente del Gobierno y ha explicado que si los militantes le sitúan en otro cargo, no le costará irse a esa posición. Así, sobre los debates internos en Podemos que se han venido extendiendo también después de la celebración del congreso de refundación de su partido, Vistalegre II, -en el que se produjo un llamamiento a la unidad- ha aseverado que no debe caerse en el error de airear los trapos sucios de Podemos en los medios de comunicación. “Que no se nos olvide los espacios donde hay que debatir” ha advertido en clara referencia a las voces críticas en su partido que han vuelto a propiciar que el debate sobre la crisis de identidad en Podemos se haga público, como la de la cofundadora Carolina Bescansa apartada de sus cargos más públicos en la actualidad. Sobre su ausencia, el líder de Podemos ha señalado que no ha estado desaparecido, “sino trabajando, aunque no hay dado ruedas de prensa ni concedido entrevistas” -en el informe balance que hoy presenta con las líneas estratégicas para su partido para 2018- y ha vaticinado que a partir de ahora “os vais a cansar de verme”.

En su balance sobre la crisis catalana que ha afectado de lleno a su partido, el líder de Podemos ha reconocido que “la gente no se ha identificado con nosotros”. De hecho, sobre su estrategia durante este tiempo ha defendido que “está bien”, pero ha señalado que las fórmulas de referéndum pactado, fraternidad y diálogo, han sido entendidas por los ciudadanos como que “hablábamos a otras formaciones”. Por tanto, como ya adelantó ayer este periódico de cara a 2018 el objetivo del partido será reconducir la agenda social, la esencia de Podemos. “No hemos sido capaces de que los temas sociales desaparezcan de la agenda y se atenúe la agenda de la corrupción”, ha reconocido Iglesias.

La exposición pública de Iglesias también ha servido para lanzar otro órdago al PSOE, sobre el que ha asumido que Pedro Sánchez no quiere “echar a Rajoy” de La Moncloa. Según ha reconocido “se ha estrechado la posibilidad de entendimiento” de Unidos Podemos con el PSOE. “Tras la victoria de Pedro Sánchez se abrieron muchas expectativas”, ha reconocido, pero según ha explicado, ahora “se ha constatado que el PSOE no quiere echar a Rajoy y por lo tanto tenemos que asumir que aunque nosotros estamos dispuestos, el PSOE no quiere”. Así ha criticado que está “haciendo lo mismo que hubiera hecho Susana Díaz”.

Así, asegura que aunque hay que mantener “nuestro papel de oposición en el Parlamento” también hay que liderar “fuera del Parlamento”. Así, el mandato que encomienda a su Ejecutiva es el de liderar en las calles y elaborar trabajos para que la agenda social vuelva a estar encima de la mesa. De hecho ha adelantado que Podemos va a preparar una ley la semana que viene sobre el impuesto a la banca, y ha exigido al presidente del Gobierno la celebración de un Debate de la Nación (el año pasado tras la inestabilidad política para formar gobierno no se celebró).

El debate continúa ahora con el Consejo Ciudadano Estatal donde Iglesias seguirá desvelando las estrategias principales para afrontar el nuevo año político y la preparación de las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en 2019. Así, ha aprovechado para encomendarle oficialmente a su ex número dos Íñigo Errejón ponerse a trabajar en la Comunidad de Madrid para ganar las próximas elecciones. Además también deberá analizarse el ultimátum que Izquierda Unida le ha mandado a los de Podemos, en el que llama a unificar todos los pactos en tres meses.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Qué apoyos necesita el PSOE para sacar adelante la moción

El PSOE ha registrado este viernes una moción de censura contra el presidente del Gobierno, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + nueve =

Close
Síguenos en: