Home / Deportes / Baloncesto/Basket / Increíble: el Barça remonta 25 puntos pero pierde en Vitoria

Increíble: el Barça remonta 25 puntos pero pierde en Vitoria

El Baskonia aniquiló a Barcelona en el segundo cuarto. El final del primero señalaba un 22-17 pero al descanso, el guarismo era de 52-35. Shengelia llevaba 20 puntos (sólo un tiro de campo fallado), 3 rebotes y 24 de valoración. Los de Sito Alonso no tenían manera de pararle y, por si todo eso fuera poco, comentó antes de regresar a los vestuarios que había que mejorar en el rebote defensivo porque le estaban dando segundas opciones a los culés. Algo de locos.

El Buesa recibió con disparidad de opiniones a Sito y Hanga. Los dos recibieron pitos y aplausos. No eran los únicos exbaskonistas sobre la cancha (Heurtel, Ribas, Seraphin) pero sí los últimos en marcharse de Vitoria. Al entrenador no le quisieron renovar y el alero se empeñó en cambiar de aires una vez que la NBA no decidió reclutarle. Buen ambiente en el Buesa y comienzo muy igualado (10-9, min. 5) con un Shengelia desatado y un Barcelona buscando a sus cincos para hacer daño en la pintura. Jugó Granger (infiltrado y muy vendado ya que tiene descanso de competición hasta el viernes próximo) y también Tomic (inédito en la segunda parte de Herbalife y durante todo el partido de Euroliga del miércoles ante Unicaja en el Palau).

Los vitorianos se fueron al final del primer periodo 5 arriba y luego, a base de triples, comenzaron a estirar la goma. El partido iba muy rápido porque apenas había faltas personales. El parcial inicial de esa segunda entrega fue de 21-12 y, al final, el Barcelona se convirtió en un coladero. Con una proyección de encajar 104 puntos al final del choque no vas a ningún sitio. O, mejor dicho, directo al abismo. El Baskonia se marchó con un 8/12 en triples al ecuador del compromiso.

El Barcelona se dejó ir y los vascos se pusieron 20 arriba en el minuto 22 (56-36). Por si esto fuera poco, Seraphin -uno de los más inspirados- sumó su tercera falta personal y tuvo que irse al banco. La entrada de Víctor Claver (una vieja aspiración de Querejeta) tampoco mejoró las cosas. El Baskonia seguía a lo suyo y se colocó 25 arriba a falta de 2 minutos para el final del tercer cuarto (70-45). El único que dio un poco la cara en ese tercer cuarto fue Pau Ribas. Su ascendencia fue también fundamental en el último.

Los de Pedro Martínez ya saben lo que es ir perdiendo por 25 puntos y endosar un parcial de 3-23 para ponerse 5 abajo y meter el miedo en el cuerpo del rival. Le pasó este miércoles en Milán. El Barcelona fue reduciendo diferencias y llegó a empatar a 74 tras firmar un parcial de 4-29. Pero, al igual que ocurrió en el Mediolanum Forum, el equipo que venía recuperando diferencias no fue capaz de cuajar la remontada (y eso que se puso 81-82) y Baskonia se llevó el partido con mucho más sufrimiento del previsto. Sito sigue sin ganar lejos del Palau y su banquillo huele a pólvora aunque la remontada en el Buesa le puede dar oxígeno ya que el partido se resolvió a cara o cruz. A él le volvió a salir cruz.

 



Fuente: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + diecisiete =