Inicio / Vida Sana / «Infarma es una oportunidad de negocio e intercambio de ideas»

«Infarma es una oportunidad de negocio e intercambio de ideas»

Infarma (Encuentro Europeo de Oficina de Farmacia y el Salón de Medicamentos y Parafarmacia) cumple tres décadas. ¿Cómo nació este proyecto?

-No sé sinceramente si fue el Colegio de Madrid o el de Barcelona, lo que sí sé es que debido a la coincidencia y, en alguna ocasión, simultaneidad de los congresos, el caso es que fue una idea de ambos presidentes que se unieran los dos eventos en uno y se alternaran las sedes físicas. Fue un pacto de caballeros. La colaboración conjunta entre ambas instituciones siempre ha sido buena.

-¿Incluso con los vaivenes políticos de los últimos tiempos?

-Sí, claro, es una de las claves del éxito de Infarma. Por eso se debería conservar la fórmula de este modelo ya que ofrece muy buenos resultados. Tanto para los expositores, los visitantes y los congresistas, la alternancia de las sedes representa una oportunidad de negocio y de intercambio de ideas, al tiempo que sirve para conocer nuevas experiencias que resultan más estimulantes. Y esto es un excelente proyecto, por si lo quieren copiar otras personas –políticamente hablando–, para que vean cómo trabajan los colegios de Madrid y Barcelona.

-De estos 30 años, ¿qué destacaría?

-Me gusta la confianza que hemos mantenido, el espíritu de trabajo que ha permitido superarnos año tras año y, por último, el hecho de que se haya convertido en el evento farmacéutico más importante a nivel nacional. Esto se demuestra con la mayor afluencia de compañeros cada año, junto con un mayor número de expositores y asistentes que trabajan con nosotros desde el primer día. Sí que es cierto que los años de crisis se notaron un poco, pero lógicamente ahora mismo es un sector que se va recuperando.

-Este año, ¿van a conseguir récord de cifras?

-Esperamos tener más asistentes y empresas. Lo cierto es que este año es el primero que ocuparemos tres pabellones en Ifema, unos 35.000 metros cuadrados; de momento contamos con la previsión de 30.000 asistentes y tenemos más de 3.000 inscripciones y 400 empresas. Datos un poco superiores al año pasado. Y contamos con un programa de más de 35 mesas y más de 150 ponentes.

-Pero también son un sector con gran impacto en las redes sociales y eso también se nota en la difusión y en que están ya «digitalizados», ¿no?

-Desde luego, en lo que concierne a la revolución tecnológica, la oficina de farmacia ha crecido muchísimo, la forma de hacer los pedidos, la receta electrónica… Hay farmacéuticos que están constantemente en redes y desde el colegio también hemos puesto en marcha el departamento de «Farmachat», que atiende las dudas de formulación magistral; y también otro servicio novedoso de ortopedia desde el COFM, para el que se han formado dos farmacéuticos a través de un máster de la Universidad de Alcalá y está coordinado desde la vocalía de Ortopedia de Carmen Mijimolle.

-Cierto que las cifras avalan un programa muy completo en cuanto al abordaje de temas que preocupan y tocan de cerca a la botica, como el de la prestación de servicios, la dispensación de fármacos hospitalarios o la implantación de Sevem, entre otros.

-Es ir más allá de la puesta al día del farmacéutico, porque elabore quien elabore el programa nunca parecen demasiadas mesas ni talleres. Trabajamos en un campo que avanza rápidamente y que evoluciona constantemente. Toda esta formación interesa muchísimo y fruto de eso es que vemos que las salas están llenas. En cuanto a la cartera de servicios, desde el COFM cabe destacar que trabajamos en que el farmacéutico formado esté al frente de ellas (ortopedia, nutrición, análisis clínicos y óptica). Además, el Sevem (Sistema Español de Verificación de Medicamentos) es protagonista porque hay que desarrollarlo antes de febrero de 2019, que marca la UE como fecha de puesta en marcha. Si de verdad esto sale adelante, podría ser el final del cupón precinto (risas).

-Del programa, ¿qué destaca?

-Vamos a tener cursos de «coaching» (ya lo hicimos hace dos años), para mejorar, si es que se puede, la atención al paciente. Destaca #InfarmaInnova, para ayudar en el emprendimiento de ideas que queremos promover en el campo de la digitalización y toda la innovación que rodea a la oficina. Otra de las novedades son los «Speakers», encuentros entre colegiados que exponen casos de éxito individuales; es una forma de compartir experiencias y ver si funcionarían en otras zonas. Tenemos también la zona de «Exponews», más desde el punto de vista de las empresas y donde presentarán sus novedades. Cabe destacar el apoyo de una de las partes claves en el sector como es la distribución, que también tiene una presencia especial en Infarma. Y no puedo dejar de mencionar el nuevo método que tendremos para avisar de las ponencias, ya que hasta ahora la megafonía no funcionaba al 100%.

-También tienen un espacio para la solidaridad, ¿cierto?

-Este año lo haremos a través de Farmamundi –la ONG de los farmacéuticos–, con el objetivo puesto en el sur de Sudán, una zona de refugiados de la guerra con grandes necesidades.

-La cita es una oportunidad para ver cómo funcionan los conciertos de la cartera de servicios en otras regiones. ¿Las experiencias son muy distintas?

-Sí, nos sirve para ver qué se hace en un sitio y ver desde el Consejo General cómo se puede homogeneizar, aunque es complicado con 17 sistemas sanitarios.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

El CEU analiza en un Congreso la Bioética al servicio de la vida y de la salud

La Universidad CEU San Pablo y el Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala organizan del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: