Inicio / Vida Sana / Ir a 70 km/h contamina más que a 90 km/h

Ir a 70 km/h contamina más que a 90 km/h

El Ayuntamiento de Madrid ha lanzado esta semana su Plan de Calidad de Aire o Plan A como un conjunto de medidas que quieren evitar episodios de alta contaminación y la activación de nuevos protocolos de urgencia que, al final, no son más que parches. El extenso paquete de 30 medidas pretende desincentivar el tráfico de coches contaminantes y propiciar el cambio hacia una modalidad más sostenible: restringiendo para ello el acceso a vehículos de no residentes en el Área Central Cero Emisiones, ampliando la flota de la EMT o el carril bici. Para desincentivar el uso del coche desde 2018, también se apuesta por limitar la velocidad, de manera que se circule siempre a 70 km/h en lugar de a 90 en la M-30, y no sólo durante episodios de alta contaminación. También establece zonas a 30 km/h en ciudad. La pregunta es, ¿reduce las emisiones bajar la velocidad de 90 a 70 km/h? «Los vehículos tienen una curva lineal de velocidad y consumo, hasta llegar a los 70 km/h, donde esa curva pasa a ser exponencial (a más consumo, más emisiones), por lo tanto no sobrepasarlos implica moverte en el régimen de eficiencia del motor. Otra cuestión es que actualmente las vías de acceso tienen velocidad a 70, otras a 90, 100 y 120. Una velocidad única de 70 generaría una circulación más homogénea. Y se conseguiría un efecto de calmado progresivo del tráfico», explican desde el Ayuntamiento de Madrid.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que «cada una de las medidas por sí solas no son efectivas. Por eso es necesario contar con un plan que evite episodios de alta contaminación. Es lo que están haciendo todas las ciudades europeas; algunas son más eficaces que otras en función de la ciudad y del tipo de vehículos que circulan por ella», explica Alberto González Ortiz, experto en calidad del aire de la Agencia Europea del Medio Ambiente. Hay que recordar que la Comisión Europea envió hace menos de un mes un ultimatum a España para que resolviera el problema del incumplimiento constante de los límites de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) en Madrid y Barcelona. Una normativa que la capital incumple desde 2010. González recuerda que en 2011, cuando se limitó la velocidad en carretera de los 120 a los 110, la agencia realizó un estudio para analizar si era cierto que bajar la velocidad reducía el uso de combustible y, por tanto, las emisiones.

El estudio concluía que suponiendo una conducción suave, con poca aceleración y frenado y con la tecnología actual, «se estima que reducir la velocidad de 120 a 110 reduciría el consumo de combustible un 12% en coches de gasolina y un 18% en diésel. Estos supuestos son artificiales ya que una infinidad de factores limitan este ahorro, incluyendo la congestión de tráfico. En un escenario realista, el ahorro real de combustible sería de sólo 2-3%». Además, «cuando se reducen las emisiones por el tubo, cobran más importancia las de desgaste por los frenos o las ruedas», matiza González.

Hay que recordar que la idea del entonces ministro Rubalcaba fue ahorrar gasolina (no evitar emisiones) debido a la subida de los precios como consecuencia de las revueltas del mundo árabe. En este sentido, Alfredo García, catedrático de Ingeniería de Carreteras de la Universidad Politécnica de Valencia afirma: «Partimos de la base de que la contaminación es un fenómeno complejo que se debe a la agregación de muchos vehículos con tecnologías diferentes y personas con distintas maneras de conducir, aunque la velocidad tiene un efecto insignificante en las emisiones y perjudica la movilidad. Muchos de los estudios que se han hecho hasta ahora se basan en parámetros medios de tráfico. Estos estudios macroscópicos desprecian un montón de factores, porque puede ocurrir que en calles donde se baja la velocidad de 60 a 45, con las frenadas y acelerones aumenten las emisiones». Para él, reducir la velocidad es indiscriminado, porque cuando hay tráfico el hecho de acercarnos a la máxima ocupación de vía es lo que asegura la bajada de velocidad. Sin embargo, «cuando hay menos tráfico seguir a 70 supone que esas vías son menos funcionales y que nos alejamos del óptimo de velocidad por emisión. Las nuevas tecnologías están produciendo que el mínimo de emisiones tenga lugar con velocidades cada vez más altas (hace unos años estaban en los 60km/h). A 70km/h estamos por debajo de los umbrales de emisión de los vehículos con tecnología Euro 4. Por tanto, salvo momentos contados del día se emite más y se penaliza la movilidad. Por otro lado, cuando se dice que en las zonas 30 se emite menos, se miente. Lo interesante son las emisiones por kilómetros y eso se confunde; si vas más despacio, necesitas más tiempo para recorrer la misma distancia. Por eso, nosotros planteamos ahora estudios microscópicos que tengan en cuenta todos estos factores, con datos de GPS en cada vehículo, etc.»



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

El Clínico de Madrid, pionero en gestionar las dosis de radiación de los profesionales

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid desarrolla en el Servicio de Cardiología Intervencionista un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: