Inicio / Deportes / Tenis / Jaume Munar: “Vivo por y para competir, como Nadal”

Jaume Munar: “Vivo por y para competir, como Nadal”

Jaume Munar (Santanyi, Mallorca, 21 años) crece como jugador en la Rafa Nadal Academy bajo la tutela de un íntimo amigo del multicampeón, Toméu Salvá, y se empapa de los valores de su ídolo: “No me gusta perder”. Está a un paso del cuadro final del Mutua Madrid Open. El jugador atendió a As en un acto de KIA.

Para los que aún no le conozcan, ¿quién es Jaume Munar?

Empecé a jugar al tenis por un amigo y lo hice como una afición. Jugaba al fútbol, al baloncesto y hacía natación en mi pueblo (Santanyi), y como tenía horas libres y me encantaba hacer deporte me apunté también al tenis. Tuve que ir dejando algunas cosas por los estudios y lo reduje todo a fútbol y tenis. Finalmente tuve que tomar una decisión y me incliné por el segundo. Estuve con la Federación Balear y luego me fui al CAR de Sant Cugat, donde tuve la sensación de que podía dedicarme profesionalmente a este mundo que estoy disfrutando ahora. Estuve allí cuatro años y crecí como jugador, luego me fui al Real Club de Tenis Barcelona y después decidí volver a casa y entré en la Rafa Nadal Academy de Manacor.

¿Cómo empezó su relación con Nadal?

Nos fueron juntando por aquello de ser paisanos y en las islas cuando te dedicas a lo mismo, acabas coincidiendo. Tuve la suerte, y aún la tengo, de que me fichara su mismo representante y a día de hoy me entrenó con uno de sus mejores amigos, Toméu Salvá. Mi lazo se ha estrechado mucho más en los últimos años.

Hablando de su entrenador, Salvá, ¿se nota mucho en él el sello de Rafa?

Son dos personas y jugadores que se conocen desde muy pequeños y han visto cómo ha cambiado este deporte juntos. Toméu habrá compartido con Rafa mil comentarios y mil historias y se nota por los valores y la manera de afrontar las situaciones que Salvá me ha inculcado a mí. Quieras o no, sus opiniones, aunque sean personales, las ha valorado antes con Nadal, porque ha compartido casi todos los momentos profesionales con él.

¿Influye esa relación en que la exigencia con usted sea muy alta?

Completamente. La mayor virtud de Rafa es su simplicidad como persona y como tenista. Su trayectoria te enseña que como jugador no debes valorar las victorias más allá de lo que son y que las derrotas no pueden hundirte. Esa mentalidad es la que hace que él cada día mejore para intentar superarse y ganar y volver a ganar cada año. Esa superación y su capacidad de esfuerzo es lo que más me gusta de Rafa.

¿Para usted fue siempre un referente?

Lo tuve siempre muy cercano, pero en los últimos años me fijé más en él que en los demás. Para mí, para cualquier español y para cualquier aficionado del tenis tiene que ser un referente, porque su manera de afrontar cada momento y todo lo que ha dado a este mundillo ha sido espectacular. Todo el mundo tiene que tenerle un poco de respeto.

¿Cree que se parece a Nadal en la manera de vivir los partidos?

Soy un chico muy competitivo. Me encanta ganar, no me gusta perder a nada. Las celebraciones y la manera de vivir los partidos dependen de uno mismo, pero justo en ese aspecto nos parecemos, porque desde muy pequeño he vivido por y para competir. Es lo que me lleva a vivirlo de esta forma.

¿Por qué piensa que ahora a los jóvenes les cuesta más destacar en el tenis?

En primer lugar, porque las carreras deportivas se han alargado por temas de fisioterapia y medicina y recuperación, porque la gente de arriba sigue dominando el circuito y es muy buena, y seguro que también por la mentalidad. Ahora la gente es más blandengue y ellos eran más correosos. La camada de jugadores de Rafa, Federer, Djokovic y Murray fue increíble y sigue a ese nivel. Es muy difícil dar el salto cuando delante tienes a jugadores tan buenos. Pero estoy convencido de que habrá un relevo generacional porque tiene que haberlo. Los jóvenes estaremos arriba.

Y hasta el nivel de los Challengers es muy alto…

Sí, está subiendo mucho por gente buena que vuelve a jugar después de lesiones para coger ritmo y te lo pone muy difícil. Pero el nivel lo marca el circuito y tú tienes que estar ahí y asumirlo. No sé si es mejor o peor, son los jugadores con los que compito y tengo que estar preparado para intentar ganarles.

¿Cuál es su espejo más cercano al margen de Nadal?

Hay mucha gente muy buena en España. Uno de los que está arriba del todo es Pablo Carreño y me he inspirado mucho en él porque le tuve cerca en el CAR y los pasos que ha dado no han sido de un tirón, ha ido paso a paso quemando etapas, como Roberto Bautista, Albert Ramos, que se han metido un poco más tarde en la élite, pero han demostrado que pueden estar ahí.

¿Se ve usted en esa línea, en la de ser al menos un top-20?

Lo más importante es creer en mí mismo, que tengo esa posibilidad de llegar arriba. Y trabajar, porque si no, por muy bueno que te creas si lo dejas de lado no lo vas a conseguir.

Algo habrá visto en usted Nadal para tutelarle en su Academia…

Hay gente que confía en mí, pero lo importante es que yo lo haga y mi entorno cercano, que es que realmente lleva mi progresión y mi carrera, esté contento con lo que hago y me ayude a alcanzar mi sueño de llegar arriba.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Zverev gana a Cilic y estará ante Nadal en su 3ª final seguida

Alexander Zverev está en racha. Tras ganar a Marin Cilic en las semifinales de Roma …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + trece =

Close
Síguenos en: