Inicio / Deportes / Tenis / Kerber, último obstáculo entre Serena Williams y Court

Kerber, último obstáculo entre Serena Williams y Court

Como si el tiempo no hubiera pasado, Serena Williams y Angelique Kerber vuelven a verse las caras este sábado (15:00, #0 y MD2) en la final de Wimbledon. Ya la disputaron en 2016 y la estadounidense salió vencedora (7-5 y 6-3). Aquel fue su 22º título de Grand Slam y al año siguiente levantó el 23º en Australia. Ahora, la alemana es el último obstáculo entre ella y la legendaria Margaret Court, a la que igualaría con 24 si atrapa por octava vez el trofeo Venus Rosewater Dish, la bandeja con la que premian a las campeonas.

Si Serena triunfa, sería uno de los regresos más impresionantes de la historia del tenis, casi un año después de ser madre por primera vez, una elección que le hizo caer mucho en el ranking. Ahora es la 181ª y saldría 19ª si vence. Nunca antes había disputado la final aquí una jugadora con un ranking tan bajo, aunque en el caso de la americana sea algo completamente circunstancial tratándose de una exnúmero uno del mundo. Sería la cuarta madre que se corona en un grande tras la propia Court (3), Evonne Goolagong Cawley (2) y Kim Clijsters (3).

Williams disputa su 30ª final (26-3 hasta ahora) de Grand Slam y Kerber, la cuarta (2-1). La teutona, que también sabe lo que es ocupar el trono del tenis femenino, ganó en 2016 en Australia y el US Open y, como Serena, solo ha perdido un set de camino al partido por el título. Ha ganado el 47% de los juegos al resto, su mejor estadística, mientras que su oponente ha brillado con el saque ganando el 89% de los juegos con su servicio y un 80% de puntos con primeros. Además, ha despachado 44 aces. Ambas se han mostrado muy sólidas desde la línea de fondo, han subido poco a la red y han reducido paulatinamente los errores no forzados. El duelo se presenta igualado, aún más en hierba, aunque la experiencia avala a Williams.

“No podía andar hasta mi buzón”

“Mucha gente piensa que yo debía estar en la final, pero para mí es un placer y una alegría, porque hace menos de un año estaba pasando por momentos complicados. Hubo un tiempo en el que apenas podía caminar hasta mi buzón”, dijo la estadounidense, que ensalza la labor de Kerber: “La hierba es su mejor superficie, aquí juega muy bien, sabe cómo hacerlo y es su segunda final en tres años”. “Cuando le miro, veo a una campeona”, afirma Kerber devolviendo los cumplidos. “Verla de vuelta es magnífico. Te lleva al límite, a jugar tu mejor tenis, es la única manera de ganarle. Es una luchadora, una campeona”. Este sábado se verán las caras por novena vez y Williams domina (6-2). Será la segunda final de Wimbledon en la Era Open entre dos treintañeras, después de la que jugaron en 1977 Virgnia Wade y Betty Stove, con victoria de la primera.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Sara Sorribes se carga a Korpatsch y ya está en cuartos

La tenista española Sara Sorribes se clasificó para los cuartos de final del torneo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − siete =

Close
Síguenos en: