Inicio / Ciencia / La historia real es la suma de todas las historias virtuales

La historia real es la suma de todas las historias virtuales

La complementariedad corpúsculo/onda, que aparece en el orden microfísico, juega también un papel esencial en los órdenes biológico (regulado por códigos lingüísticos). Newton nos enseña que un móvil con un impulso inicial se mueve indefinidamente en una línea recta (si no encuentra resistencia).

Einstein hace una pequeña corrección: sólo en un espacio plano (vacío) se movería en línea recta; en un espacio curvado por la masa se mueve siguiendo la curva más corta. Se planea un enigma: ¿cómo “sabe” el móvil, cuando está en el punto A, cuál es el camino más corto que le llevaría al punto B? El enigma ha sido resuelto por la teoría cuántica.

La teoría cuántica explica que lo que en realidad ocurre es que, para ir del punto A al punto B, el fotón –u otra partícula, como un electrón- ensaya a la vez todos los caminos posibles entre A y B. Cada camino contribuye a la onda total asociada a la partícula. La historia real es el resultado de la suma de todas las historias virtuales, dirá Feynmann.

Para que se materialice la partícula actual (corpúsculo) en un punto, ha de haber pasado como partícula virtual por todos los caminos posibles (onda). Unos más rectos o cortos, otros más sinuosos o largos. Cuando una amplia colección de ondas se superponen aleatoriamente tienden a cancelarse en masa. Las ondas sinuosas se cancelarán, las ondas rectas se reforzarán. Así “aprende” la partícula cuál es el camino más corto. El aspecto ondulatorio es un dispositivo de aprendizaje.

Hay modos de aprendizaje más refinados, por más reflexivos. Los que aparecen en el orden biológico y en el orden social. Una partícula es un elemento, y a ella se asocia un camino actual. Una onda es un conjunto, y a ella se asocian multitud de caminos virtuales. La complementariedad partícula/onda se amplifica a los niveles biológico y social. Se amplifica en dos direcciones. Verticalmente: produciendo la complementariedad hard-ware (material)/ soft-ware (logical). Horizontalmente: produciendo las complementariedades organismo/especie (en el orden biológico) e individuo/sociedad (en el orden social).

La complementariedad hard-ware (partícula)/soft-ware (onda) aparece con las computadoras.  A nivel del hard-ware nos encontramos con una red muy compleja de corrientes electrónicas por la que se transmiten pulsos eléctricos. A nivel del soft-ware nos encontramos con programas que resuelven problemas matemáticos.

Algo semejante ocurre con las complementariedades cuerpo (hard-ware)/mente (soft-ware) e infraestructura (hard-ware)/superestructura  (software). En las relaciones cuerpo/mente o infraestructura/supraestructura hay una interacción circular entre los niveles, mientras la interacción hard-ware/soft-ware exige para que sea circular introducir al operador en el circuito. 

Aprender el mundo

El aspecto corpuscular corresponde al cuerpo o a la infraestructura: en general, a la circulación de energía. El aspecto ondulatorio corresponde a la mente o a la infraestructura; en general, a la circulación de información. En lo real objetivo no hay corpúsculos ni ondas; ambos aspectos son producto de la actividad de un observador (= extrae información)/ actor (=inyecta neguentropía).

Es la relación de incertidumbre: si determinamos la posición de una partícula, indeterminamos su estado de movimiento (tenemos una partícula); si determinamos su estado de movimiento, indeterminamos su posición (tenemos una onda). Las partículas son localizables, las ondas no; son ondas de probabilidad. Una partícula es el resultado de colapsar una onda.

La onda es un conjunto de partículas virtuales (de posiciones posibles de una partícula), y mide –abstractamente- la probabilidad de esas posiciones virtuales. Cuando intentamos medir concretamente la posición actual, colapsamos la onda: hacemos aparecer a la partícula en una posición determinada.

El soft-ware es una clasificación simplificada del hard-ware: en vez de jugar con elementos, juega con conjuntos de elementos (de los que hay que abstraer las propiedades no comunes, reteniendo sólo las comunes). El genotipo es la definición “abstracta” de un organismo; se concreta –se colapsa- en el fenotipo (resultado de las interacciones del genotipo con los sucesos aleatorios del medio). Un fenotipo es un genotipo que ha “aprendido” cómo es el mundo.

El percepto y/o el concepto son definiciones abstractas de operaciones (contienen todas las operaciones posibles con el ente o suceso a que se refieren): se concretan –se colapsan- en las interacciones actuales con esos entes o sucesos. Las ondas son información (resultado de “observaciones”), las partículas son neguentropía (resultado de “acciones”).

Mediante estos dispositivos, la vida y el pensamiento “ensayan” futuros cada vez más complejos. Hacen posible la evolución biológica y la historia social. Las ondas, de naturaleza probabilística, contiene los futuros probables e improbables. Futuro probable es la degeneración, futuros improbables son las generaciones. Una onda se refiere a un conjunto, no a un elemento.

No sabemos cuándo desaparecerá una partícula, un organismo o un individuo. Pero sabemos su vida media –su esperanza matemática de vida-: cuánto habrán desaparecido la mitad de las entidades. Los dispositivos de aprendizaje  (de construcción de soft-ware) permiten colapsar las ondas en sus puntos improbables. Alargar, por ejemplo, la vida de una partícula, un organismo o un individuo.

Lo mismo que una partícula elemental ensaya todos los caminos posibles, los ensayan los organismos (en cuanto especies o conjunto de organismos) y los individuos (en cuanto sociedades o conjunto de individuos).



Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Teleindiscreta logo transparente

Kuala Lumpur, Capital Mundial del Libro 2020

La Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, ha designado a Kuala Lumpur (Malasia) como Capital Mundial del Libro para el año 2020, siguiendo la recomendación del Comité de asesoramiento de la Capital Mundial del Libro. La ciudad fue seleccionada por su fuerte enfoque en la educación inclusiva, el desarrollo de una sociedad basada en el conocimiento y la lectura accesible para todos los sectores de la población de la ciudad. Bajo el lema “KL Baca – cuidar a través de la lectura”, el programa se centra en cuatro temas: la lectura en todas sus formas, el desarrollo de la infraestructura de la industria del libro, la inclusión y la accesibilidad digital y el empoderamiento de los niños a través de la lectura. Entre otros eventos y actividades previstos figuran la construcción de una ciudad del libro (el Complejo Kota Buku), una campaña de lectura para los viajeros en tren, la mejora de los servicios digitales y d... Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 8 =