Inicio / Cine / La iniciativa «Oprah Winfrey for President» cobra fuerza

La iniciativa «Oprah Winfrey for President» cobra fuerza

Este domingo, Oprah Winfrey se convirtió en una de las protagonistas de la ceremonia de los Globos de Oro con su reivindicativo discurso tras recibir el premio Cecil B. DeMille a los logros de toda una vida, entregado a aquellas personas que han realizado “contribuciones excepcionales al mundo del entretenimiento” y con el que la presentadora volvía a hacer historia al convertirse en la primera mujer negra en ser reconocida con este galardón.

Tal y como se esperaba, la todopoderosa celebridad se ciñó a la tónica de la velada -centrada en la iniciativa Time’s Up en apoyo a las mujeres víctimas de abusos y acoso en la meca del cine en concreto y en el lugar de trabajo en general– dando las gracias en su intervención a todas aquellas “cuyos nombres nunca se conocerán” y que han soportado años de abuso y agresiones porque, como su propia madre, “tenían niños que cuidar, facturas que pagar y sueños que intentar cumplir”. La libertad de prensa, la importancia de ofrecer ejemplos de diversidad a las generaciones más jóvenes y de respaldar a quienes se atrevían a contradecir a una “cultura rota por hombres brutalmente poderosos” y caduca fueron tan solo algunos de los otros temas que abordó durante su discurso.

Ya en el monólogo inicial de la gala, Seth Meyers hacia un guiño a Oprah haciendo una broma que ha acabado por convertirse en un fenómeno viral: la posibilidad de que la también actriz se postulara algún día como candidata a la presidencia de Estados Unidos, ahora que Donald Trump ha cambiado las reglas sobre celebridades televisivas llegando a la Casa Blanca.

“En 2011 conté algunos chistes sobre nuestro actual presidente en la cena de corresponsales de la Casa Blanca, sobre cómo no estaba capacitado para serlo. Y algunos han dicho que eso fue lo que le convenció para presentarse candidato”, arrancaba el presentador de la noche tras felicitar a su compañera por el premio que recibiría más adelante. “Y si eso es cierto, solo quiero decir: Oprah, nunca serás presidenta. No tienes las cualidades necesarias. Ahora solo queda sentarse y esperar”.

Lo que debía haberse quedado en una anécdota más de la ceremonia cobró fuerza como una bola de nieve en las redes sociales, donde estrellas como John Stamos, Sarah Silverman o Janelle Monáe comenzaron a utilizar el hashtag #Oprah2020, y poco después el propio compañero sentimental de Oprah, Stedman Graham -con quien mantiene una relación desde hace décadas-, entró a formar parte del debate dando esperanzas a todos sus partidarios.

“Depende de la gente. Desde luego, ella lo haría”, apuntaba Graham en conversación con Los Angeles Times.

Pese a lo ilusionante que pudiera resultar para muchos ver a la combativa presentadora convertida en la primera mujer presidente de los Estados Unidos, lo cierto es que ella ya ha dejado claro en el pasado que no se trata de una posibilidad que -al menos de momento- entre en sus planes.

Su emotivo discurso

No hubo tregua, ni falta que hacía. Desde el primer momento, con una alfombra roja que se tiñó de luto y se convirtió en un desfile de estrellas vestidas de riguroso negro, la 75º edición de los Globos de Oro fue un grito constante contra el acoso y los abusos sexuales en una industria que ha estado callada y mirando para otro lado durante demasiado tiempo. Pero, tal y como proclamó Winfrey en su histórico discurso: “el momento ha llegado”.

La actriz, productora y presentadora subió al escenario para recoger el premio honorífico Cecil B. DeMille en reconocimiento a toda su carrera. Era la primera vez que una mujer negra recibía este reconocimiento concedido por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. 75 años han tenido que pasar y en su discurso Winfrey no dejó pasar la oportunidad de arrancar su discurso recordando el momento en el que Sidney Poitier se convirtió en el primer actor negro en ganar un Oscar. “Recuerdo que su corbata era blanca, su piel era negra, y lo estaban celebrando. Nunca había visto que se homenajease a un hombre negro así”, rememoró. Pero si el año pasado el protagonista del discurso de Meryl Streep fue Donald Trump, este año Winfrey escogió un nombre desconocido para la mayoría del público, el de Recy Taylor.

“En el año 44 era una joven ama de casa que volvía de la iglesia hasta su casa de Alabama cuando fue atrapada y violada por seis hombres blancos que la dejaron tirada en la carretera. La amenazaron con matarla si contaba su historia (…) Esos hombres no fueron perseguidos. Ella murió hace diez días, justo antes de cumplir 98 años”, recordó emocionada la actriz para después denunciar que durante demasiado tiempo “no se ha creído a las mujeres si se atrevían a alzar la voz contra esos hombres”.

“Pero ese tiempo ha acabado. Ya basta”, proclamó Winfrey que deseó que Taylor “haya muerto sabiendo que su verdad no se olvida”. En su discurso la actriz también reclamó que no se mire hacia otro lado ante la “la corrupción, la injusticia” y no se dé la espalda a las víctimas de todos esos secretos y mentiras. “Decir la verdad es el arma más poderoso que todos tenemos. Y estoy muy orgullosa de todas esas mujeres que se sienten lo suficientemente fuertes y poderosas para contar sus historias”, señaló Winfrey que también recordó la lacra de los abusos “no solo afecta a la industria del entretenimiento”, sino que se extiende a todas las culturas, países, etnias, religiones y distintos sectores laborales.

En otro momento de su poderoso discurso, Oprah también quiso dar las gracias “a todas las mujeres que han aguantado años de abusos y acoso porque ellas, como todas las madres, estaban obligadas a final de mes y cumplir sus sueños”.

“A todas las chicas que estén viendo esto les digo que en el horizonte se despierta un nuevo día. Y cuando finalmente llegue ese nuevo día, será gracias a muchísimas magníficas mujeres, muchas de ellas están aquí presentes esta noche, y también con algunos hombres fenomenales, que pelearán duro por convertirse en los líderes que nos llevarán a un tiempo en el que nunca nadie tenga que decir: ‘Yo también’ otra vez“, concluyó Winfrey ante un público que emocionado y puesto en pie aplaudió durante varios minutos su discurso.

Bang Showbiz/ Ep



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Muere a los 82 años el cineasta y director de TV Antonio Mercero

Antonio Mercero, cineasta conocido por películas como «La guerra de papá» o «La cabina» y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =

Close
Síguenos en: