Inicio / Deportes / La llama blanquiazul duró 50 minutos

La llama blanquiazul duró 50 minutos

Espíritu olímpico. La llama del Espanyol duró 50 minutos, pero hoy volverá a encenderse como la de la Barcelona ‘92, porque tanto el club perico como el espíritu olímpico son para siempre. Aunque Luis Suárez y Messi apagaran por momentos el fuego de Cornellà-El Prat, el impulso de los 31.000 pericos reanimó al final del partido al Espanyol, que sigue sin poder hincarle el diente a su eterno rival en su nueva casa. Le faltó gasolina y le sobraron errores, personificados en la figura de Jurado, quien pudo hacer el 1-0 y finalmente dio de forma involuntaria la asistencia del 0-1. Ahí murió el partido. En ese páramo anterior de 50 minutos, el Espanyol anuló al Barça a base de presión y de moverse en apenas 30 metros, reduciendo los espacios. Corrieron los pericos con tanto desnfreno de una área a otra, acompansados como un acordeón, que acabaron prácticamente sin aliento.

Fútbol es fútbol. ’Amics per sempre’ sonó con fuerza en los prolegómenos de un duelo de enemistades deportivas. Así se vivió en el campo, en la grada y en los aledaños, con una afición blanquiazul ruidosa, que recibió el autocar de los jugadores con bengalas y acordándose del rival que tenían en frente. No son Espanyol y Barcelona ‘amics per sempre’. “Ya ha habido algo de lío. Dos parejas se han paseado con la bufanda azulgrana por aquí… Han tenido que intervenir los Mossos. Pero no ha pasado nada”, decía un aficionado delante del centro comercial. Hay cosas que con el tiempo no cambian. Fútbol es fútbol. Y nada más. Fútbol es, por ejemplo, el mosaico de bufandas con las que la afición recibió al equipo. Chapeau.

Los riesgos. Fútbol es lo que se vio en el campo. No hubo payasos y sí actores de primera fila. Dos modelos tan opuestos que se complementan. Un Barça a la medida del Espanyol. Quique dijo en la previa que su equipo debía ser valiente pero no inconsciente. Y valiente fue en la presión adelantada, y quizás inconsciente en las situaciones de tres contra tres que dejaba en su defensa: Javi López, David López y Diego Reyes ante Neymar, Suárez y Messi. Y también en ese pase de Jurado, instintivo, que no encontró a un compañero, sino a Suárez. Malos pies donde dejar el balón. Una condena que anuló un plan perico calcado al encuentro de la primera vuelta.

‘Galcanización’. Hay jugadores que se saltan las normas, que tienen impregnada esa rebeldía de la que habla Quique. Y uno de ellos es Víctor Sánchez. Si ustedes tienen un problema en su casa, llámenlo, igual se lo soluciona. Tiene pulmones y recursos para todo, tanto te saca el balón jugado, te corta el juego con una falta, te remate o te evita un remate lejos de su zona de influencia. Todo lo que sea verde es su hábitat. Pero ese trabajo encomiable no se correspondió con el acierto en las áreas, donde al Espanyol le faltó la efectividad de otras veces. Tras el 0-2 sobró el resto, un sinsentido de área a área que evidenció las carencias blanquiazules cuando pierde el orden. El equipo se ‘galcanizó’.

Es el comienzo. Y tampoco ayudó a cambiar el decorado Leo Baptistao. No encontró espacios el delantero, que se reencontraba en el césped con su amigo Neymar. El ítalo-brasileño se perdió el partido de la primera vuelta por una lesión que ha impedido que el Espanyol pueda disfrutar más de su talento. Será el próximo curso. Con la llama perica nuevamente encendida. Esto solo ha comenzado.



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Rabat recibe el alta y el martes sabrá si puede correr en Italia

Tito Rabat (Reale Avintia Racing) ha recibido el alta médica en el Hospital Universitari Quirón …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =

Close
Síguenos en: