Inicio / Cine / Las dos caras de Julieta

Las dos caras de Julieta

Las dos caras de Julieta, la nueva película de Almodóvar

En el nuevo filme de Almodóvar, Adriana Ugarte y Emma Suárez, dan vida a la protagonista a distintas edades

El mes de julio de 2015 marcó máximas históricas en Madrid. Un calor Las dos caras de Julietainsoportable al que contribuyeron cinco soles artificiales grandes como molinos de viento. En pleno barrio de las Salesas, sobre una grúa mastodóntica en forma de tijera, los cinco astros de metal eran un ingenio del operador francés Jean-Claude Larrieu, un tipo bajito y sonrosado que parecía reírse para sus adentros ante el tinglado que había montado para la nueva película de Almodóvar. “No he pasado tanto calor en mi vida”, decía entre sofocos Esther García, productora de Julieta y uno de los pilares de El Deseo, la compañía de los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar. “En Los abrazos rotos, Rodrigo Prieto puso 120 lámparas en un techo. ¡Se derretían los cuadros! Fue una pesadilla. Pues Jean-Claude ha ido aún más lejos: 18.000 vatios en cada foco. De volverse locos. Juro que al próximo fotógrafo le voy a poner un límite”.

Las dos caras de Julieta, una iluminación muy potente

Desde la calle, las luces iluminaban la tercera y segunda planta de un mismo edifico, el número 19 de la calle de Fernando VI. En el segundo piso, la protagonista es Emma Suárez. En el tercero, Adriana Ugarte. La Julieta mayor vive sola. La joven, junto a su hija. Las actrices no se cruzan, pero han hecho un meticuloso trabajo previo de composición del personaje. Se han observado de cerca en busca de diferencias y similitudes. Han mimetizado algún gesto. “Hay que ser muy valiente para hacer que dos actrices interpretemos un mismo personaje”, dice Emma Suárez sobre esta Julieta bicéfala. “Es un personaje muy duro. Para mí ha significado entrar en un pozo lleno de oscuridad donde hay abandono, soledad y miedo”, añade la actriz. La Julieta de Emma Suárez es una mujer que decide hacerle frente al pasado, asumiendo los riesgos que conlleva. “Es una mujer vulnerable, pero tiene dignidad. Es un personaje lleno de sabiduría porque Pedro dirige desde el lugar de un adulto”. Ella le pidió referencias para comprender, y el director le recomendó la lectura de De vidas ajenas, de Emmanuel Carrère, y El año del pensamiento mágico, de Joan Didion. También le dijo que volviera a ver Las horas, de Stephen Daldry, o Ascensor para el cadalso, de Louis Malle, y que contemplase los cuadros de Lucian Freud. “He escrito un cuaderno de Julieta, me he revisado toda la filmografía de Pedro y me he apañado para quedarme completamente sola en Madrid. Todo eso también es importante para el personaje”.

Las dos caras de Julieta, el nuevo film de Almodóvar

“Almodóvar no te deja bajar la guardia”, explica Adriana Ugarte. “Muchas veces me rompe los esquemas. Yo he hecho un viaje para convertirme en su instrumento, para ser arcilla, pero no soy un mero instrumento pasivo, nunca me he sentido sola, al contrario. Aunque no es fácil, no he pegado ojo muchos días, soy muy nerviosa, pero eso es algo que me guardo para mí”. Ugarte explica que el guion se ha multiplicado durante el rodaje. “Es como cabalgar sobre un caballo salvaje. Yo no llevo las riendas, el caballo corre solo, conducido por él, su equipo y yo”.

Almodóvar en Las dos caras de JulietaA pocas calles de distancia, por las mismas fechas, se rodaba otra secuencia. Es en un amplio piso de lujo que pertenece a la peletera Elena Benarroch, una vieja amiga del director que hace un pequeño cameo en una de las escenas. Allí llega una devastada Ugarte-Julieta para reunirse con su hija, Antía, que pasa los días feliz en casa de su nueva mejor amiga. La actriz Pilar Castro interpreta a la madre de la amiga, una pija rubia y simpática que se pone a disposición de la protagonista después de que esta entre como un zombi por la puerta para recoger a su hija y darle una trágica noticia. Para el siguiente plano Almodóvar ha elegido un sofá vainilla coronado por un imponente cuadro de Richard Serra. Ugarte solloza y Almodóvar la frena. “No quiero que te lances”, le advierte.

Las dos caras de Julieta
Dos momentos del rodaje de la película, en un piso de Madrid (arriba) y en el vagón de un tren, en los que Almodóvar da instrucciones muy precisas a sus intérpretes. El meticuloso cineasta no deja un cabo suelto

“Aquí todo es muy preciso”, explica Castro, una de las secundarias de lujo de la película; los otros son Inma Cuesta, Michelle Jenner, Susi Sánchez, Nathalie Poza, Rossy de Palma, Daniel Grao y Darío Grandinetti. “Pedro sabe mucho y además sabe lo que quiere. Para mí lo importante era llegar sin miedo, sin inseguridades. Te entregas y punto”, añade Castro. “Hay que recoger la esencia de lo que te dice. Ayer, sin ir más lejos, me añadió un par de frases que no estaban en el guion. Un detalle que le vino a la cabeza, sobre la marcha”.

Almodóvar improvisa. Es una paradoja: todo está bajo control, pero a la vez no hay nada seguro. Su hermano Agustín suele decir que en los rodajes se comporta como un pintor, el proceso es orgánico. Las escenas rodadas en el colegio Estudio de Madrid las ha cambiado al conocer mejor la localización. Y en otro lugar, ante una estantería que apenas se apreciará en pantalla, se detiene preocupado. Pregunta por los libros que hay en las estanterías y pide que los quiten. Esos títulos jamás los leería Julieta. Al día siguiente llegarán cajas con tomos de su biblioteca personal, libros con vida propia. Seguramente nadie reparará en ellos, o sí. Es lo que menos le importa.

Fuente: El País

Sobre Tino Castro

Tino Castro
Un informático loco por la tecnología de Internet. Me encantan el Marketing Online y Offline, la política, la música y los perros grandes. Cualquier tema lo estudio y le busco la estrategia. Emprendedor y autodidacta. Siempre inventando al 100%

Ver también

Verano, fin de trayecto

Ahora que estamos en periodo estival innumerables planes se tornan como opción para pasar este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: