Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Lete, rotundo: “Si no hay acuerdo ACB-FEB, actuaremos nosotros”

Lete, rotundo: “Si no hay acuerdo ACB-FEB, actuaremos nosotros”

El Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) y el Estudiantes han presentado este martes en la sede del ISDE en Madrid su séptima edición del Máster en Derecho y Gestión del Deporte con una mesa redonda: “El baloncesto español: el futuro de sus competiciones”. Presentó el acto Miguel Ángel Bufalá, presidente del Club Estudiantes (no de la Sociedad Anónima), y moderó Gaspar Díez, redactor jefe de Europa Press. Estuvieron también José Ramón Lete, secretario de Estado para el Deporte; Jordi Bertomeu, presidente de la Euroliga; Alfonso Reyes, presidente del sindicato de jugadores (ABP) y Juan Francisco García, expresidente del Estudiantes. A última hora se cayó del cartel Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española (FEB).

Destacó la intervención de Lete, que dejó claro que si la ACB (que aprobó en verano una reducción de 18 a 16 equipos) y la FEB no se ponen de acuerdo en el número de clubes para la próxima temporada y en la manera de regular los ascensos y descensos, el Consejo Superior de Deportes intervendrá, como así recoge el artículo 28 del convenio de coordinación firmado entre ACB y FEB. “Vivimos un momento del baloncesto como nunca antes, pero también tenemos que hablar de debilidades, que quizá sean más internas, y de unas amenazas, que quizá sean más externas”, explicó Lete, que añadió: “Hemos logrado una liga abierta con la ACB, ascensos y descensos, un paso decisivo para potenciar la competición. Pero es verdad que tenemos algunos frentes abiertos. Los equipos de la ACB a veces tienen intereses enfrentados. Los jugadores de la Euroliga podrían jugar hasta 95 partidos (incluidos los de la Selección) apelo al sentido de la proporcionalidad y de la obligación. Hay que sentarse en una mesa y encontrar una solución. Entre las debilidades, hay intereses contrapuestos en la ACB y también con la Federación. Hay que decidir qué queremos hacer, porque queremos que haya 16 equipos como aprobó la Asamblea de la ACB pero además queremos mantener dos ascensos y dos descensos. Voy a respetar la voluntad de la ACB y de la FEB y quiero ligas abiertas y una Selección fuerte. Las partes tienen la voluntad de encontrar un acuerdo, pero si no hay acuerdo actuaremos y lo haremos con el sentido de la responsabilidad y de la proporción. Hay intereses encontrados, legítimos pero no exclusivos”.

Sobre las Ventanas de Selecciones, que coinciden con jornadas de la Euroliga, Lete habló del papel de España: “La Selección ha ganado los dos partidos de las dos Ventanas, cuatro triunfos. FIBA y Euroliga tienen que resolver sus problemas, hay que buscar una solución a este conflicto. Muchos de los jugadores que han ganado ahora con España no estarán en las Ventanas de verano. Me da igual que actúe Europa o que haya consenso, pero hay que encontrar una solución”.

Los protagonistas de la mesa redonda resumieron al final del acto su visión sobre el futuro de las competiciones de baloncesto. “Apuesto por un mes y medio de descanso para los jugadores, un mes y medio de competición de selecciones en verano y nueve meses intensivos de competiciones europeas”, dijo Bertomeu. Alfonso Reyes está de acuerdo en que los equipos nacionales jueguen solo en verano: “Las selecciones tienen que jugar en verano”. Y cree que es “un error mayúsculo dejar un verano sin campeonato porque otros lo pueden coger”. Respecto a la ACB, Reyes apuesta “por una liga de 18 con ascensos y descensos”. Por su parte, Juan Francisco García habló de “un proceso de canibalización del producto”. “Cada uno intenta coger un trozo más grande de una tarta que es la misma y lo que hay que hacer es aumentar entre todos el valor del producto”.

La mañana nos dejó unos minutos de debate directo entre Bertomeu y Reyes sobre el futuro de la Euroliga. Para el presidente del sindicato de jugadores, “todos los clubes de la ACB quieren participar en la mejor competición, que es la Euroliga”. Pero Reyes considera que “esa fortaleza de la Euroliga no debe implicar un debilitamiento de la ACB, el torneo nacional más fuerte de Europa”. Y lo explica así: “A la Euroliga no se puede acceder por méritos deportivos y eso debe cambiar. Los clubes que no han conseguido taparse los oídos y amarrarse al mástil han oído cantos de sirenas, el Unicaja, por ejemplo, no es Ulises. No nos gustan las Ventanas, añaden conflicto a un baloncesto ya apaleado. Pero en la Euroliga tampoco están los mejores, no está el campeón de Francia, podría no estar el campeón de Grecia… En 1992, el Partizán, el Joventut, cuya gestión no ha sido la mejor, y el Estudiantes, tres equipos de cantera, jugaron la Final Four. Ahora eso es inviable. Habría que permitir que equipos nuevos jugaran en la Euroliga”.

Para Bertomeu “el Unicaja pueda estar tranquilo porque el mejor de la ACB estará en la Euroliga, aunque quede por detrás del Madrid, Barcelona y Baskonia”. “¿Qué inseguridad produce a la ACB si hay una ampliación de 18 equipos cuando hemos dicho que la ampliación vendrá con un equipo alemán y otro francés? El mayor número de partidos afectará a los equipos de la Euroliga que decidan jugar más partidos los martes (en dobles jornadas), pero en nada al Estudiantes, por ejemplo”.

Para Bertomeu “ninguna competición crece sin estabilidad porque la ruleta rusa como negocio no existe”. “Nosotros tenemos una competición de 16 con 11 licencias, por lo que entran cinco y salen cinco, en una de Liga de 18 bajan dos y en una de 20, tres. Los clubes con licencia en la Euroliga han ganado el 97% de los títulos nacionales en sus competiciones. El hecho de que estén clasificados para la Euroliga no les desmotiva para competir en su país. El campeón de Francia en las tres últimas temporadas en las que participó en la Euroliga ganó seis partidos en total. Por eso buscamos la calidad, no la territorialidad. Esa no es la función de la Euroliga, entiendo que eso es un concepto cultural al que cuesta acostumbrarse. No representamos territorios, sinos ciudades y equipos. Y mucho más en el futuro”.

José Ramón Lete, secretario de Estado para el Deporte

Un nueva Ley del Deporte. “Hay conflictos que son fáciles de resolver, pero el margen del Gobierno no es tan amplio en base a una Ley (la del Deporte) que es de 1990. El secretario de Estado no lo puede todo, cuando no hay acuerdo, el Consejo Superior puede actuar con el sentido de la proporción. Intentaremos buscar el acuerdo teniendo en cuenta el punto de vista de todas las partes. Hay equipos con rotación de jugadores y un gran seguimiento, por ejemplo, el Baskonia y el Obradoiro. No solo hay cinco equipos en la Euroliga, sino once en total en Europa. Acabamos de abrir el proceso de cambio de la normativa. No descarto la posibilidad que las posibles debilidades se puedan solucionar con un cambio en la normativa, con una nueva Ley del Deporte que podría estar el año que viene”.

La importancia del baloncesto. “El baloncesto es la segunda federación con más licencias después del fútbol, casi 350.000 y la primera en licencias femeninas.

Además, más de diez millones de turistas visitan España por motivos deportivos, de manera activa o pasiva. ‘El futuro tiene tres nombres: el inalcanzable, el desconocido y la oportunidad’ (Víctor Hugo), este último es para los valientes. Vivimos un momento de baloncesto como nunca habíamos vivido, segundos en el ránking mundial. Once clubes en competiciones europeas, nueve jugadores en la NBA solo por detrás de Canadá y Francia, que aporta diez. Pero también tenemos que hablar de debilidades, quizá sean más internas, y unas amenazas, que quizá sean más externas. Hemos logrado una liga abierta con la ACB, ascensos y descensos, un paso decisivo para potenciar la ACB. Pero es verdad que tenemos algunos frentes abiertos”.

Las Ventanas. “Muchos de los jugadores que han ganado ahora con la Selección no estarán en las Ventanas de verano. Me da igual que actúe Europa o que haya consenso, pero hay que encontrar una solución”.

Jordi Bertomeu, presidente de la Euroliga.

La visión de la Euroliga. “La Euroliga no se pronuncia en lo que pasa en los países. Lo que voy a decir ahora es a título personal. Tendemos al catastrofismo con la ACB, pero tengo la visión paneuropea de cómo funcionan el resto de países. España está a años luz del resto, todos queremos paz y amor, pero el mundo no se mueve sino es por el conflicto. Así se progresa, con las contradicciones. No abogo por un conflicto permanente, pero el conflicto es un elemento de progreso. Sobre las selecciones, a veces toca reestructurarse. Nosotros hemos pasado de 24 equipos a 16 en la Euroliga y en la Eurocup hemos bajado a 24. Nos hemos redimensionado. Quizá ahora no tengamos la economía de 1998, tenemos buenos contratos de televisión, pero obtener recursos es cada vez más difícil. Por eso hemos intentado mejorar el producto, redimensionarlo. Es nuestra apuesta. No parece que la ACB esté en eso, ni la Federación que en una entrevista (Montero en AS) hablaba de ir a 22 equipos”.

Conflicto con la FIBA. “No hay un conflicto FIBA-Euroliga. Veré a Patrick Baumann (secretario general de la FIBA) esta semana y lo veré dentro de 15 días, tengo una relación personal con él desde hace 20 años. La FIBA en 2018 ha vuelto a hacer un calendario que no se ajusta con la realidad del baloncesto en el mundo. Es un proyecto viable en 1998, pero no ahora. Es horroroso que las selecciones jueguen sin los mejores jugadores disponibles. Hay un conflicto porque el planteamiento de la FIBA no se ajusta al calendario de la NBA y de la Euroliga. Si la selección es sobre honor y orgullo, eso no es convertible en dinero. Pero si es un tema de dinero, hago una pregunta: ¿El señor Juan Roig (propietario del Valencia Basket) merece menos respeto que el dueño de los Grizzlies? Tenemos un proyecto que no se puede dirigir, en el baloncesto manda la NBA y me parece bien. La FIBA no puede legislar pensando que es el legislador único. Hay un conflicto porque su proyecto no se integra con las realidades profesionales”.

El gran problema, la formación de jugadores. “Para mí el mayor problema del baloncesto en España es la formación de jugadores. Nos hemos colgado todas las medallas en los últimos diez años en categorías de formación y ahora a esos chicos yo no los veo en la élite. Antes a los 17-18 años se llegaba al primer equipo, pero ahora pasar del júnior a la ACB es muy difícil y a la Euroliga ya es imposible. Doncic solo hay uno. Me he ido a la LEB Plata y he cogido cinco equipos a boleo de la primera competición no profesional. Todos tienen entre cuatro o cinco jugadores extranjeros y no menos de cuatro jugadores mayores de 30 años. En el mundo global de internet los pasaportes no tienen sentido. Las fronteras a este nivel profesional deberían estar abiertas, pero una de las debilidades es la formación de jugadores en el momento en el que dejan de ser júniors (18 años)”.

Alfonso Reyes, presidente de la ABP

Protagonismo para los jugadores. “Los jugadores han estado al margen de muchas decisiones y eso debe empezar a cambiar. Respecto a la LEB Oro, desde esta temporada hay dos ascensos afortunadamente gracias a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha abierto la ventana para que dos equipos puedan subir. Es un saneamiento, aire fresco. Es bueno para la LEB, pero también para la ACB. Cumple con el deseo clave de querer ser cada año mejor. La ABP no es de los baloncestistas españoles, sino de los jugadores profesionales. Agrupamos a todo. No somos enemigos de nadie, clubes y jugadores debemos trabajar juntos para alcanzar nuevas metas. En la NBA, en la que nos fijamos mucho, el sindicato de jugadores es capital. Cuanto mejor es una liga, más fuerte es su sindicato. Es necesario un contrapoder porque ayudará al crecimiento de la competición, un sindicato independiente que no se deje manipular”.

Reestructuración de la LEB. “Coincido con Bertomeu, LEB Plata y EBA deben reestructurarse inmediatamente. No quiero que haya un 80% de jugadores nacionales, no sería bueno tampoco, pero solo hay un 30% de jugadores españoles en la ACB. Falta identificación porque además hay una rotación bestial. Cuesta reconocer las plantillas, incluso para aficionados de cada equipo”.

Juan Francisco García, expresidente del Estudiantes

Ingresos. “Debemos ser capaces de generar lo ingresos suficientes para poder sostener el baloncesto profesional. Y hay tres patas: los aficionados, las empresas patrocinadoras y el operador de televisión. Intereses, objetivos y necesidades de las personas que mantienen este negocio, que son los aficionados, las empresas y los operadores de televisión. Sin competición, no tenemos producto profesional. Existe una contradicción: la Liga Endesa vive uno de sus mejores momentos con un contrato récord de televisión, grandes ingresos, campeones distintos, dos marcas premium como el Madrid y el Barcelona, un líder televisivo fuerte y una compañía como Endesa. Pero entre todos estamos devaluando el producto”.

La ACB ha movido ficha. “’La inteligencia es la capacidad de asumir incertidumbres’, escribía Kant, y en el baloncesto las asumimos todas. Los únicos que han dado un primer paso han sido los clubes, una ACB que planteó y aprobó en la Asamblea una posible reducción a 16 equipos, porque asumimos que hay un exceso de partidos. Es una reducción de un 12-13%, y lo es de equipos, pero también de ingresos. Respecto a la Euroliga, podemos hacer lo mismo que ellos: reducir los equipos y ampliar las jornadas, entonces hacemos un pan con unas tortas. Si reducimos a 16 la Liga, y sigue habiendo un Barça-Madrid de Euroliga cuando juega la Selección, resultará intolerable. En la LEB Oro hay más jornadas de competición que en la ACB. El único que ha dado muestras de afrontar la situación ha sido la ACB, el único en mover pieza”.

 



Fuente: AS

Sobre

Ver también

El Zalgiris vence al Olympiacos y roza el pase a la Final Four

En un ambiente espectacular y ante 14.435 espectadores que tiñeron de verde el Zalgirio Arena, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: