Inicio / Actualidad / [email protected] / Liz Rosenberg, la publicista de Madonna jubilada

Liz Rosenberg, la publicista de Madonna jubilada

Liz Rosenberg se jubiló el año pasado y trabajó durante 32 años con la artista Madonna.

El año pasado se jubiló la publicista de Madonna, Liz Rosenberg, que trabajó junto a la diva durante 32 intensos años. También ha trabajado para estrellas como Cher, Prince o The Pretenders.

Así cuando “la ambición rubia” fue incluida en el Rock & Roll Hall of Fame en 2008 gran parte de sus agradecimientos fueron dedicados a su publicista a quien definió como “la cabeza pensante detrás de mi imagen durante toda mi carrera”.

Rosenberg ha sido una publicista de la vieja escuela creando un muro de inaccesibilidad entre los medios y las estrellas y a la vez alimentaba a los primeros continuamente.
Madonna y Rosenberg se conocieron en 1983 en su oficina de la planta 20 del edificio Time Warner en Manhattan, cuando la cantante no era aún famosa pero ya tenía ese olfato que tanto la ha caracterizado para detectar el talento y aprovecharlo para su propia carrera.

Para entonces la publicista le enseñó a una joven Madonna que siempre contestase a los periodistas, transmitiendo transparencia, respondiendo sin decir nada

En 1985 cuando la revista Playboy publicó unas fotografías de Madonna desnuda de cuando esta posaba para fotógrafos artísticos para ganar algún dinero al llegar a Nueva York, esta fue a visitar a la publicista asustada. Rosenberg le contestó: “No es un asunto importante y no vamos a permitir que lo sea”. Pronto consiguieron que Madonna actuase en los conciertos benéficos Live Aid, con el pelo oscuro, totalmente tapada, interpretando canciones de amor… así se zanjó el tema.

No fueron pocos los obstáculos con los que Rosenberg tuvo que lidiar durante la carrera de la estrella

Desde las críticas del Vaticano por el lanzamiento de Like a Virgin, hasta su idilio lésbico con Ingrid Caseres, pasando por los sonados divorcios de Sean Penn y Guy Ritchie. Pero la “mamá de Madonna”, así la llama a menudo supo sacarla más o menos sana y salva de cada uno de ellos.

Famoso fue el comunicado que envió la publicista cuando se rumoreaba que Madonna era seropositiva: “Si esto es lo que tengo que sufrir por luchar contra esta epidemia, lo acepto”. Fin de la historia.
Liz Rosenberg ha sabido mantener y cuidar como nadie las relaciones con los periodistas. Se rumoreaba que les compraba con regalos. Aunque también se ganó algunas enemistades por negar informaciones que luego resultaban ser ciertas, como el divorcio de Guy Ritchie que desmintió y pocos meses después se divorciaban.

En estos años era conocida por llevar en las fiestas y alfombras rojas antenas de mariposa u orejas de conejo

Ella decía que era para recordarse que no debía tomarse ese mundo demasiado en serio. Otros dicen que Madonna le obligaba a llevarlos para tenerla localizada en todo momento.

Una estrecha relación profesional que hizo que Madonna creciera como la espuma y a la vez que la publicista crease su propia compañía cuando “la ambición rubia” decidió abandonar Warner, Rosenberg se fue con ella y fundó su propia empresa, su propia empresa, Liz Rosenberg Media.

Los medios la echarán de menos. Madonna aún más, aunque según ha dicho la publicista: “Siempre estaré para ayudar a los míos”- Seguramente con los rumores de problemas de Madonna con su hijo Rocco que se están haciendo públicos en estos días, ya habrán tenido alguna conversación.

Fuente: Capricornio La Llamé

Sobre Tino Castro

Tino Castro
Un informático loco por la tecnología de Internet. Me encantan el Marketing Online y Offline, la política, la música y los perros grandes. Cualquier tema lo estudio y le busco la estrategia. Emprendedor y autodidacta. Siempre inventando al 100%

Ver también

Amaia Montero: «Llega un momento en el que las críticas te hacen fuerte»

Nacidos para creer es lo más parecido a un «streptease emocional», así ha descrito la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 16 =

Close
Síguenos en: