Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Los 10 momentos de 2017: Llull, Westbrook, Valencia, Eslovenia…

Los 10 momentos de 2017: Llull, Westbrook, Valencia, Eslovenia…

MVP y triple-doble para Westbrook

Antes de él solo un jugador había acabado la temporada promediando un triple-doble. Fue Oscar Robertson en la 61-62 (30,8 puntos, 12,5 rebotes y 11,4 asistencias). 55 años después de aquello, el base de los Thunder redondeó y superó la hazaña. 42 triples-dobles en la temporada (récord histórico de siempre) tras firmar 31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias. A pesar de sus números, el MVP no estaba del todo claro. La razón, James Harden. Pero al final el de los Thunder se llevó el título al mejor jugador de la temporada. Por cierto, al inicio de esta temporada logró un triple-doble ante los Bulls. Pleno para el base que ha firmado dobles dígitos en tres apartados estadísticos ante todos sus rivales de la NBA.

El anillo y el 16-1 de los Warriors

Los Warriors consiguieron su segundo anillo en tres temporadas. Un Durant sobrehumano batía a LeBron en el quinto partido y conseguía su primer anillo. Había cambiado Oklahoma City por Oakland por algo. Los Warriors, además, se convirtieron en la primera franquicia en acabar unos playoffs con un balance de 16-1, desde que la primera ronda se juega al mejor de siete partidos. Los Warriors se vengaron de la final de 2016, cuando LeBron y sus Cavaliers le dieron la vuelta a la eliminatoria al convertirse en el primer equipo que remontaba un 3-1.

Temporada con 10 españoles: luces y sombras

Willy Hernangómez (Knicks) se metió en el quinteto ideal de novatos; su hermano Juancho (Denver Nuggets) anotó 27 puntos ante los Warriors, pero vivió una temporada típica de adaptación. Abrines se reconvirtió en un tirador junto a Westbrook; Pau Gasol acabó con 12,4 puntos y 7,8 rebotes en su primer año como ‘spur’, Marc Gasol fue el líder indiscutible de los Grizzlies (19,5 tantos, su tope en la NBA), Ricky, cuestionado toda la temporada, acabó a un gran nivel, y Calderón, jugador de los Warriors dos horas, acabó en los Hawks por la lesión de Durant. Por último, Sergio Rodríguez vivió un curso de más a menos (terminó sin jugar); Mirotic se ganó la renovación con los Bulls en otro mes de marzo espléndido y Serge Ibaka cambió Orlando por Toronto a mitad de temporada. Sigue allí.

El talento europeo domina la NBA: Antetokounmpo y Porzingis

La NBA ha quedado rendida al talento europeo. Este curso comenzaron la temporada 76 jugadores procedentes del Viejo Continente, pero hay dos que brillan con luz propia. Giannis Antetokoumpo, que firmó con el Zaragoza aunque nunca jugó allí, y Kristaps Porzingis. Antetokounmpo (Milwaukee Bucks) fue el hombre más mejorado el curso pasado y este se ha propuesto cimas mayores: “Quiero ser el MVP de la temporada”. Por ahora es el segundo en anotación de toda la NBA. Méritos está haciendo. Por otra parte, a pesar de los lloros de aquel niño el día del draft, Porzingis se ha convertido en el Unicornio de los Knicks. Todos lo adoran. El letón, ex del Sevilla Basket, también se cuela dentro del Top-10 de anotadores NBA (el otro europeo aparte de Antetokounmpo).

El traspaso de Irving: de Cleveland a Boston

Ha jugado las últimas tres Finales de la NBA, pero para Kyrie Irving no era suficiente. Pedía a gritos su salida de Cleveland —y de los Cavaliers de LeBron James— y el base se salió con la suya. Rumbo a los Celtics (Cleveland recibía a Thomas, Crowder, Zizic y la 1ª ronda de Brooklyn a cambio), promedia este curso 28,2 puntos, 8,3 rebotes y 9,3 asistencias. Los Celtics, por ahora, son la mejor franquicia del Este. Y también se ha librado de la sombra de LeBron, que es alargada. 

Luces y sombras de Sergio Llull

Sergio Llull comenzó muy bien el año: MVP de la Copa del Rey, de la Euroliga, de la Liga Endesa… pero una lesión en un amistoso ante Bélgica en la preparación del Eurobasket (rotura de cruzado de la rodilla derecha) le obligó a acabar el año antes de tiempo. Pasó por quirófano a mediados de agosto y ahora ultima su regreso, posiblemente antes de la Copa. Como compartió en redes sociales esta semana ya ha comenzado a hacer carrera.

El lío de las Ventanas FIBA

La guerra entre la Euroliga y la FIBA lleva más tiempo, pero la fecha clave era noviembre de 2017. La primera Ventana se disputó sin muchos sobresaltos para los favoritos (sólo Croacia, con 0-2, está en un pequeño lío) y con plantilla atípicas. A pesar de que la FIBA presionó a las Federaciones para que éstas convocaran a los jugadores de la Euroliga, finalmente hubo poca presencia de estos en las plantillas: 18 jugadores. Scariolo convocó a un equipo inexperto (solo Fran Vázquez y Sergi Vidal habían disputado partidos oficiales), pero que dio la cara: triunfo en Pogdorica ante Montenegro (66-79) y en Burgos frente a Eslovenia (92-84), la campeona europea. El lío continúa y, a priori, en febrero viviremos el segundo capítulo de este culebrón

Unicaja e Iberostar dominan en Europa

El Real Madrid jugó la Final Four de Estambul (cayó ante el anfitrión, el Fenerbahçe en semifinales), el Baskonia perdió en playoff ante el CSKA y el Barcelona vivió un año horribilis en la Euroliga… pero dos equipos ACB sí que acabaron el curso continental con una sonrisa. El Unicaja se ganó su plaza en la Euroliga al ganarle la Eurocup al Valencia Basket en la Fonteta en el tercer partido. Un encuentro en el que tuvo que remontar 13 puntos en el último cuarto y con el hijo pródigo, Alberto Díaz, como MVP. El Iberostar confirmó su ascenso meteórico —cinco años antes no disputaba ni la ACB— con el primer título de su historia: la Champions de la FIBA (triunfo en la Final Four ante el Venezia y el Banvit). Meses después repetiría con la Intercontinental. 

El Valencia rompe la Liga bipolar

El Valencia Basket se convirtió este 2017 en el séptimo equipo en levantar la ACB tras Real Madrid, Barcelona, Baskonia, Unicaja, Joventut y Manresa. Los taronja, con Pedro Martínez en el banquillo acabaron con la Liga bipolar del Real Madrid y el Barcelona. El Baskonia, en 2010, había sido el último en ganar el título liguero y azulgranas y madridistas se habían enfrentado en las últimas cinco finales. El Valencia demostró su ‘Cultura del Esfuerzo’ y con un equipo con acento español (Vives, Rafa Martínez, Fernando San Emeterio, Joan Sastre y Pierre Oriola) y un MVP de altura (Bojan Dubljevic) tumbó a los tres equipos de la Euroliga: Barcelona en cuartos (2-1), Baskonia en semifinales (3-1) y el Real Madrid en la final (3-1). Unos meses después redondearía su gran año con otro título que le faltaba en sus vitrinas: la Supercopa.

Eslovenia y Doncic hacen historia

Eslovenia se impuso a Serbia en la final (93-85) para ponerle el broche de oro a un Eurobasket excepcional. Los de Kokoskov, asistente en los Jazz y que se estrenaba en el banquillo esloveno este verano, hicieron historia. Su mejor posición hasta la fecha había sido el cuarto puesto del Europeo de 2007, pero en esta cita no se les pudo poner ni un pero. Cerraron la primera fase sin sobresaltos (la Finlandia de Markannen fue la que los puso en más apuros) y ganaron a Ucrania en octavos (79-55). Su enfrentamiento con Letonia y Porzingis fue el mejor partido que se recuerda en los últimos años (103-97) y Gasol y compañía poco pudieron hacer ante Eslovenia en semifinales (72-92). En la final, ni la baja de Doncic (se torció el tobillo en el tercer cuarto) ni el cansancio de Dragic evitaron el oro. El de los Heat fue el MVP del torneo (antes del campeonato había anunciado su retirada) y Doncic estuvo en el quinteto junto a Shved, Pau Gasol y Bogdanovic. Un país como Extremadura, con poco más de dos millones de habitantes pero que presume de ser el Rey de Europa.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

“¿LeBron o Jordan? Chamberlain es el mejor de siempre”

La segunda mitad de mayo es territorio para las finales de Conferencia. La antesala de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 6 =

Close
Síguenos en: