Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Los 24 que deberían ir al All Star: Marc, Porzingis, Giannis…

Los 24 que deberían ir al All Star: Marc, Porzingis, Giannis…

Desde hace unos días ya se pueden votar los quintetos titulares que representarán a las Conferencias Este y Oeste en el próximo All Star Game de Nueva Orleans (19 de febrero de 2017). Una fiesta del baloncesto en la que todos quieren estar, pero que cada año únicamente 24 jugadores pueden experimentar en sus carnes. En este artículo tratamos de decidir cuáles deberían ir si se disputase hoy mismo en base a su rendimiento, estadísticas o récord de su equipo. Algunos candidatos aparecen en la mente de todos, pero otros bailan más dada la feroz competencia. No es fácil, pero he aquí una lista (con la subjetividad que este tipo de ejercicios siempre implican) de 24 nombres que no desentonaría en el Partido de las Estrellas.

Antes de entrar en materia, recuerdo el sistema de elección que emplea la NBA. Los quintetos titulares (desde esta campaña determinados por el voto proveniente de los aficionados, jugadores y prensa) están formados por dos jugadores de backcourt (bases y escoltas) y otros tres pertenecientes a lo que se denomina frontcourt (aleros, ala-pívots y pívots). Los siete reservas los decidirán los 15 entrenadores de cada Conferencia (con la única excepción de no puede votar a sus propios hombres). Estos se reparten de la misma manera (dos pequeños, tres grandes) junto a dos wild cards (elecciones totalmente libres).

Conferencia Oeste

El Oeste volverá a actuar como local tres años después en el mismo escenario que lo hizo por última vez, el Smoothie King Center de Nueva Orleans. Para repetir triunfo por tercera edición consecutiva cuentan con una nómina de estrellas tan amplias que podría dejar en el banquillo a todo un doble MVP como Curry o a gente que está firmando la mejor campaña de su carrera (casos de Davis o Cousins).

Titulares

Russell Westbrook (31,7 puntos, 10,7 rebotes y 10,9 asistencias). No, no han leído mal. Tras 32 partidos y a punto de entrar en 2017 el de los Thunder promedia un triple-doble (lleva 15). Una hazaña que únicamente ha conseguido firmar en una temporada completa Oscar Robertson. Logro que Russ está dispuesto a emular. Pese al adiós de Durant, OKC está en puestos de Playoffs gracias a las actuaciones monstruosas del base una noche sí y otra también.

James Harden (27,7 puntos, 7,8 rebotes y 11,9 asistencias). La llegada de Mike D’Antoni ha hecho de los Rockets un equipo muy difícil de batir y aún más entretenido de ver. Lo que se debe a la reconversión de Harden al puesto de base. Asiste más que nadie en la Liga, anota como siempre y rebotea como nunca. Una implicación absoluta que le convierte en uno de los grandes candidatos al MVP.

Kawhi Leonard (24,4 puntos, 6 rebotes y 3,1 asistencias). En el primer año sin Tim Duncan, los Spurs continúan siendo una máquina de ganar partidos bajo el liderazgo silencioso y efectivo de Kawhi. No sólo marca diferencias atrás, sino que en ataque está mejorando en más de tres puntos su promedio anotador de la pasada temporada. Líder.

Kevin Durant (26,2 puntos, 8,6 rebotes y 4,5 asistencias). Con los evidentes matices, ha encajado como un guante en el sistema de los Warriors. Tras Kawhi, es el que menos minutos juega por partido en el top-10 de anotadores. Además, cuenta con los mejores porcentajes de acierto de su carrera (53,8% en tiros de campo) y aporta rebote para paliar una de las principales debilidades de Golden State. Tercero en impacto estimado (PER) de toda la Liga.

Marc Gasol (19,9 puntos, 6.2 rebotes y 4,3 asistencias). Este puesto bien lo podría ocupar Cousins o Davis. Pero me decanto por Marc porque a sus 31 años se ha recuperado de una fractura en el pie para estar firmando la mejor temporada de su carrera. Con Conley lesionado, fue capaz de sostener él solo a los Grizzlies. Por ponerle un pero se echa en falta una mayor aportación en el rebote, pero está logrando récords personales en asistencias y puntos. Además ha añadido a su amplio repertorio una nueva arma: el triple. Un juego de pies que enamora.

Reservas

Stephen Curry (24,1 puntos, 4,2 rebotes y 5,8 asistencias), Chris Paul (17,6 puntos, 5,2 rebotes, 9,6 asistencias y 2,3 robos), Damian Lillard (27 puntos, 4,5 rebotes y 6,2 asistencias), Klay Thompson (21,4, 3,5 rebotes y 2,1 asistencias), Gordon Hayward (22,4 puntos, 6,2 rebotes y 3,8 asistencias), DeMarcus Cousins (29,1 puntos, 10,5 rebotes y 3,5 asistencias) y Anthony Davis (29,6 puntos, 11,2 rebotes y 2,2 asistencias).

Si esta elección la hubiéramos hecho un mes atrás, el nombre de Mike Conley debería aparecer sí o sí. Tiene tres semanas por delante para recuperarse al 100% y pelear por uno de los puestos de reserva. Puede chirriar algo la inclusión de Lillard, pero más por el horrible momento de los Blazers que por sus prestaciones. Contando con que Blake Griffin llegará muy justo y teniendo en cuenta ya la presencia de tres hombres de los Warriors (Draymond Green es el sacrificado), conviene premiar con su primera participación la espectacular temporada de Hayward, el líder unos Jazz que conviene seguir de cerca. Por razones obvias, ‘La Ceja’ y ‘Boogie’ le cierran el paso a Karl-Anthony Towns. Si el inicio de curso de los Wolves no hubiera resultado tan decepcionante la decisión sería otra. Tampoco conviene perder de vista el gran momento de Rudy Gobert.

Conferencia Este

Como en la Conferencia rival, en el Este no son pocas las muchas y complicadas decisiones a tomar. Opto porque la costa atlántica sea la primera en abrir sus puertas a la nueva generación de estrellas, con tres debutantes de una tacada en el mismo año…

Titulares

Isaiah Thomas (26,8 puntos, 2,5 rebotes y 6,2 asistencias). El bajito base de los Celtics ya debutó el año pasado y en este repetiría como titular. Kyle Lowry merecería tanto o más ocupar este lugar, pero cuando pensamos que había alcanzado su techo, Thomas ha vuelto a superarse mejorando en 4,4 puntos su mejor promedio anotador. Totalmente decisivo en los últimos cuartos, nadie encadena tantos partidos seguidos de 20 tantos. Una regularidad que coincide con el mejor momento de los Celtics, precisamente desde su reaparición tras unos problemas físicos.

DeMar DeRozan (27,5 puntos, 5,3 rebotes y 4,1 asistencias). Empezó como candidato al MVP sin bajar de la treintena en ningún partido. Su leve pérdida de protagonismo (era imposible mantener ese nivel) no empaña que esté firmando los mejores números de su carrera en puntos, rebotes, asistencias y robos (1,3).

Jimmy Butler (24 puntos, 6,5 rebotes y 4,3 asistencias). Otro que prácticamente está firmando el mejor año en números de su carrera. Tras la salida de Rose, ha tomado el liderazgo de Chicago en solitario. Los Bulls siguen siendo un equipo capaz de lo mejor y lo peor (ahora buscan salir del último bajón), pero poco se le puede reprochar a Butler.

Giannis Antetokounmpo (23,4 puntos, 9,1 rebotes, 5,8 asistencias, 2 robos y 1,9 tapones). Su ausencia resulta ya imposible de sostener. Cada año muestra un rendimiento mejor, pero lo de esta temporada es sencillamente espectacular. Lidera a los Bucks en los cinco apartados estadísticos principales y sólo tres jugadores le superan en el PER. El futuro es ya una realidad.

LeBron James (25,5 puntos, 7,9 rebotes y 8,6 asistencias). Cada temporada da la impresión de dominar más cada faceta del juego a la par que transmite la sensación de ir con el freno de mano echado durante toda la Regular Season. Su trono no se ve amenazado por el momento. Jugador de diez.

Reservas

Kyle Lowry (21,9 puntos, 4,7 rebotes y 7,2 asistencias), Kemba Walker (22,3 puntos, 3,9 rebotes y 5,5 asistencias), Kyrie Irving (23,6 puntos, 3,5 rebotes y), John Wall (23,3 puntos, 4,3 rebotes, 9,9 asistencias y 2,3 robos), Carmelo Anthony (22,7 puntos, 6 rebotes y 2,9 asistencias), Kristaps Porzingis (20 puntos, 7,7 rebotes y 1,9 tapones) y Kevin Love (21,7 puntos y 10,8 rebotes).

Lo primero que hay que aclarar es el exceso de bases. A Lowry no se le puede cuestionar, mientras que rebatir la inclusión de Kemba (con los Hornets cuartos del Este) e Irving (ver el último cuarto ante los Warriors) debería estar castigado con pena de cárcel. Y Wall se gana, por ahora, un hueco merecido dado su excelente rendimiento y el buen momento de los Wizards. Prácticamente le quita la wild card a Paul George, víctima de la gestión de las expectativas (proclamó su candidatura al MVP) y el que la decepción que están siendo los Pacers no le hace favor alguno. Todo lo contrario que unos Knicks que están gustando y mucho, además de contar con ese foco mediático por excelencia que es Nueva York. Así que, junto a Carmelo, se gana un hueco con todo merecimiento Porzingis. Para corregir esta sobrepoblación de exteriores, resulta necesario incluir un interior. Una carrera que lidera Kevin Love, firmando un 20+10 en su mejor año en Cleveland. Drummond ha dado un bajón respecto al curso pasado y a Whiteside le pasa factura que los Heat sean uno de los peores equipos de la competición. Un caso que recuerda al de Embiid, si los Sixers estuvieran peleando por los Playoffs entraría de cabeza. Al Horford y Paul Millsap continúan en su línea, acechando cualquier rendija para colarse en el equipo.



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Juan Carlos Navarro renueva con el Barça… por ¡10 años!

Juan Carlos Navarro se retirará como jugador del Barcelona. No había muchas dudas, pero este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: