Inicio / Vida Sana / Los cardiólogos piden a las farmacias que sean su «red de desfibriladores»

Los cardiólogos piden a las farmacias que sean su «red de desfibriladores»

Para disminuir la mortalidad de la muerte súbita causada por los accidentes cardiacos, los cardiólogos han lanzado esta semana el guante a todos los estamentos de la sociedad, desde administraciones públicas hasta entes privados, para conseguir dibujar una red segura frente a las trágicas consecuencias de la falta de conocimiento de reacción frente a un infarto. En este sentido, la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), con la colaboración de Cruz Roja, han lanzado el informe «Muerte Súbita y Cardioprotección en España», en el que proponen una serie de medidas obligatorias para reducir las muertes por paro cardiaco que deberían estar incluidas en un Plan Interministerial de Atención a la parada cardiaca, como instalar desfibriladores en farmacias y nuevos locales comerciales, formación para todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o cursos de soporte vital en las escuelas.

De acoger la idea los farmacéuticos, «supondría tener una red de más de 26.000 lugares localizados en los que no sólo se tendría un DEA (desfibrilador externo automático) sino un profesional sanitario con todo lo que eso conlleva, ¿quién no conoce dónde está la botica en su barrio o pueblo?», explicó Ignacio Fernández Lozano, responsable del proyecto SEC-PCR. En este punto ha reflexionado que, acercándose a las cifras de estados como Suecia, con un 30% de supervivencia, se salvarían hasta 6.000 vidas más en España. El presidente de la FEC, Carlos Macaya. recordó, además, que las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) deben empezarse de forma «extraordinariamente rápida y precoz, ya que por cada minuto que pasa, las posibilidades de sobrevivir disminuyen en un 10%, por lo que al cabo de 10 minutos esas posibilidades son mínimas».

Problema

Desde la FEC apuntan que es una de las primeras causas de muerte en el mundo, y estiman que hasta 275.000 personas sufren al año un paro cardiaco en Europa. Los periodos en los que existe una mayor probabilidad de sufrir un episodio de muerte súbita son entre el nacimiento y los seis meses de edad, y entre los 45 y 74 años. «Aunque no existen datos oficiales, en España se producen, aproximadamente, 30.000 nuevas defunciones por este fenómeno cada año. Las posibilidades de sobrevivir a una parada cardiaca se sitúan, únicamente, entre el cinco y el 10% en el ámbito extrahospitalario. Estas cifras varían mucho en comparación con otros países, como los nórdicos, en los que la supervivencia alcanza el 30%. Esto se debe, principalmente, a que otros países europeos invierten en la formación de sus ciudadanos», explicó Macaya.


Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

El Dr. Aso presenta su nuevo espejo virtual de realidad aumentada para mejorar la experiencia en Cirugía Plástica

La Clínica del Dr. Aso sigue siendo una de las pioneras en lo que a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 2 =