Inicio / Noticias / España / Los «facilitadores» de la Legión que vencieron al Daesh

Los «facilitadores» de la Legión que vencieron al Daesh

Un docena de hombres, cuyas graduaciones van desde Caballero Legionario hasta Teniente de Infantería han jugado y juegan un papel importante y decisivo en el éxito de la operación “Ayuda a Irak” en la que participa por segunda vez un contingente de la Legión Española. Su trabajo y aportación a la instrucción, de las diferentes Brigadas del Ejercito de Tierra Iraquí, Policía de Fronteras y Unidades de Operaciones Especiales de las FF.AA. de Irak, han sido una de la claves del éxito de los siete BPCs que han desplegado en la base militar de Besmayah, Irak, desde principios de 2015.

En la definición de facilitador queda clara su función: “es la persona que ayuda a un grupo a entender los objetivos comunes y contribuye a crear un plan para alcanzarlos sin tomar partido, utilizando herramientas que permitan al grupo alcanzar la cohesión y funcionar como un todo… Hay muchos tipos de facilitadores, en función del tipo de ámbito en el que se desarrollen las actividades de los grupos…”

La idea de la creación de este tipo de personal especializado y su utilización en la instrucción en la Zona de Operaciones de Irak surge del General de Brigada Don Julio Salom Herrera, jefe del primer contingente de tropas españolas que abrió la misión en 2015. El General Salom echo mano de su experiencia legionaria en el Tercio Gran Capitán, 1º de la Legión con base en Melilla. Para ello se baso en la experiencia personal vivida como oficial con los Legionarios de procedencia rifeña y religión musulmana que hablaban el “Cherham”. Fue ya en 2004 en Irak cuando se dio cuenta que varios de sus Legionarios a pesar de no habla un perfecto árabe podían, ayudados por conocimiento del “Cherham” comunicarse perfectamente con las tropas iraquíes.

El General Julio Salom propuso en al Cuartel General de la Fuerza Terrestre (FUTER) la inclusión de este tipo de Legionarios para el BPC-1 y el Jefe de FUTER tras estudiar la propuesta le dio luz verde al proyecto. Se hizo una selección de los mejor preparados y se les impartió unas jornadas de un mes de duración en Sevilla donde se les enseñó el “árabe culto” que hablan y con el que se entienden todos los musulmanes. Tras el éxito obtenido con su trabajo de facilitadores para los instructores militares, cada BPC desde 2015 cuenta con sus traductores propios.

El éxito de los facilitadores…

Nada como pasar unas jornadas en la Base “Gran Capitán” en Besmayah para ver que los facilitadores ahorran tiempo y mucho trabajo a los instructores. Estos a diferencia de los traductores civiles conocen el lenguaje militar operativo, el armamento y los procedimientos, con lo que una explicación, una corrección en el procedimiento o una orden, se transmite de forma inmediata a las los soldados iraquíes que cada mañana son instruidos. Nada que decir cuando los ejercicios de instrucción táctica son de fuego real; con fusiles M-16, ametralladoras ligeras o pesadas, morteros, etc… en esos momentos de poco sirven los traductores civiles que carecen de bautismo de fuego. Muchos se bloquean y se ven incapaces de hacer su trabajo por la presión y el estrés que conllevan los disparos, el humo y las explosiones.

El Contingente Español es envidiado por el resto de la Coalición Internacional por contar con este tipo de personal especializado y son varios los países que están tratando de encontrar en sus países personal militar que cumpla con estas características, pero lo cierto es que España cuenta con una buena cantera en las ciudades de Ceuta y Melilla, en unidades como La Legión o las Tabor de regulares y en el resto de unidades militares que tienen presencia en las ciudades autónomas.

Orgullosos de su raza, religión y su nación…

Hemos convivido más de cinco días seguidos con todos ellos en los campos de instrucción de Besmayah. Las jornadas maratonianas desde las 5:30 hasta las 12:00 de la mañana y las tardes de teóricas, nos han permitido ir conociendo uno a uno a los Facilitadores del BPC-7, un grupo pequeño del que presume con orgullo el General de Brigada Don Luis Cepeda, conocedor de ser sus facilitadores la envidia del resto de los países de la Coalición Internacional.

Cabo Caballero Legionario Iunes Benabibi Amar:

Cabo en la Legión desde hace catorce años y Melillense de nacimiento, cree que su trabajo es vital a la hora de dar eficacia y mayor velocidad ala instrucción de sus compañeros de armas, nuestros conocimientos de armamento y de los procedimientos tácticos hacen que se avance mucho en el día a día. Me ha sorprendido la humildad del soldado iraquí y lo hospitalario que es, pero lo mejor ha sido la ilusión que les ha hecho trabajar con nosotros porque nos consideran como primos o hermanos.

¿Son soldados serios entonces? “Si, durante la semana si, pero acercándose el viernes algunos te dicen que te invitan a Bagdad a salir y a disfrutar de su ciudad y de su familia. Ellos no entienden nuestra disciplina y el cumplimiento estricto misión. Pero lo hacen por pura amabilidad, amistad y respeto.”

“Me han llegado a decir que nos querían a los españoles y que solo quieren trabajar con nosotros, que no quieren saber nada de los americanos ni de los ingleses, ellos ven en nosotros muchas similitudes en nuestra cultura y nuestra forma de ser tan cercana”. “Me ha motivado mucho participar en esta misión el tema de facilitar a través del idioma la instrucción que los Legionarios llevamos a cabo con los regimientos y los batallones iraquíes”.

“No solo nos acerca la lengua, sino que los conocimientos de su cultura y las cosas que tenemos en común, mi padre es marroquí y mi madre española, soy como diríamos nosotros “mestizo”, esto ayuda y mucho”.

“…Me siento muy realizado colaborando en esta lucha internacional contra el DAESH, el saber que nuestros nombres van a estar ahí escritos, aunque no se vean, en esa aportación en la lucha contra esa barbarie que es el terrorismo yihadista me enorgullece mucho. No todo es pegar tiros, lo que estamos haciendo aquí esta ahorrando muchas bajas militares y civiles, y eso es muy importante.”

Cabo 1º Caballero Legionario Mohamed Dadí:

Dadi es, por su forma de ser, el más popular de todos los facilitadores. Todavía le recuerdo en El Líbano cerca de la Puerta de Fátima en la Blue Line, la frontera de La ONU montada para apaciguar a Israelíes y palestinos, dirigiendo el trafico, saludando a medio vecindario y recibiendo abrazos de todo aquel con el que se cruzaba. Si alguien ha podido inspirar con su actitud la figura del facilitador es el con su carácter abierto y campechano. Eso si, Legionario hasta la medula y preparado para el combate desde que se alistase en el Tercio de la Legión hace ya la friolera de 28 años

“Nosotros somos el puente entre el instructor y la tropa que va a ser instruida, ya sean militares o policías de fronteras iraquíes. Y tenemos la suerte de encontrarnos con unas personas que están deseando aprender, por la libertad y seguridad de sus familias y de su país”, asegura.

“Algunos soldados iraquíes vienen con experiencia en combate, son los más mayores, pero otros, sobre todo los jóvenes, empiezan de cero en la instrucción, y esto nos hace estar muy centrados en nuestro trabajo para el grupo aprenda y se instruya de forma homogénea y ninguno se quede retrasado. Tienen que salir de aquí funcionando como una unidad y así sobrevivirán y podrán seguir manteniendo a raya al DAESH.”

“Conseguimos que salgan con una buena disciplina e instrucción para el combate y sobre todo habiendo recuperado la “voluntad de vencer” y de recuperar su país para los iraquíes.”

¿Cómo se quedaron cuando te vieron hablando como ellos? No se lo pueden creer, esperan escucharte hablar en ingles y al ver que hablas en árabe como ellos se crea un vinculo que pocos instructores de otros países de la Coalición consiguen.

“Les da mucha confianza nuestra forma de ser, de interactuar y de tratarles. Nosotros comemos con ellos y compartimos muchas otras cosas a parte de la instrucción táctica y eso hace que todos trabajemos en un ambiente mucho mas favorable y familiar. No ven reírnos con ellos y eso les hace decirnos que nos ven como uno más.”

Como Musulmán y español ¿Eres consciente de que estas ayudando a combatir directamente al DAESH con vuestro trabajo? “Si, Claro que soy consciente de que con nuestro trabajo estamos ayudado a combatir al Ejercito Islámico. El venir aquí y aportar mi granito de arena y servir de instrumento a través del adiestramiento para luchar contra el terrorismo yihadista me parece estupendo. Somos toda la Coalición Internacional los que estamos ayudando a Irak a librarse de esa lacra y por descontado a nivel mundial.”

“Somos un ejemplo para otros países de la coalición que vienen con sus traductores civiles que no están capacitados para instruir y traducir, porque no son facilitadores y nos comentan que es una idea muy buena. Todos somos militares con conocimientos de árabe y eso es una gran ayuda para instruirles. España ha acertado creando la figura del facilitador y nos esta ayudado a dejar una vez más una buena huella entre los Iraquíes y las tropas de la Coalición Internacional.”

Caballero Legionario Karim Espinosa Lamraoui:

Padre de dos hijos que deja cada vez que sale de 6 meses de misión lo tiene muy claro:

“La labor nuestra es muy importante ya que somos militares, conocemos la instrucción que se les da a los soldados iraquíes al dedillo y manejamos el mismo idioma”

¿Se sorprenden al veros hablar como ellos? Muchos no porque saben que somos vecinos de Marruecos y que en España hay mucha gente que tiene ascendentes árabes o de origen del norte de Marruecos en el Riff. La televisión e internet les tiene muy bien informados y saben de donde venimos los españoles.

¿Qué tal ha sido el trato con el soldado iraquí? Muy bueno y cercano, son agradecidos pero también muy orgullosos y encajan mal que les hagas correcciones, pero al final solo quieren que les formen los españoles… por algo será…”

“Nos ven a todos los españoles más campechanos, más parecidos a ellos y les gusta como les tratamos de igual a igual”. “Estoy muy orgulloso del trabajo que hacemos. Se van muy bien preparados… y eso nos tranquiliza porque de aquí se van al frente y algunos puede que no regresen”.

¿Estas orgulloso de colaborar directamente en la lucha contra el Ejercito Islámico (DAESH)…? “Si, mucho. No solo ayudamos a Irak, esto es una lucha a nivel internacional, es lo mismo luchar en España que en Irak o donde sea.”

Sargento 1º Caballero Legionario Mohamed Duduh Ahmed

Mohamed es el más veterano en la misión “Ayuda a Irak”. Con esta ya son cuatro las misiones en la que acompaña al Contingente Español que despliega en Besmayah. Calmado, sereno y con una sonrisa de las que abre puertas y hace amigos, dice estar aprendiendo tanto o más que los iraquíes con esta experiencia.

“Cuando me ven no entienden de donde he salido y me preguntan si soy del Golfo Pérsico, de Yemen, de Arabia Saudí, etc… y me preguntan por mi origen árabe. Esto les hace sentirse muy cómodos con mi presencia y esto me ayuda muchísimo en mi trabajo. A los americanos prácticamente no los quieren ni ver, porque tienen un mal recuerdo, lo ismo les pasa a los anglosajones sean ingleses, australianos o neozelandeses, solo quieren instruirse con nosotros a pesar de ser mas cansinos y exigentes, y estar todo el día encima de ellos. Al final les gusta y aprecian el interés que le ponemos a su instrucción.”

“Cuando ven que por nuestras venas corre parte de sangre musulmana les gusta y les motiva mucho para esforzarse.”

“Los españoles jugamos con una gran ventaja: la Liga de Futbol Profesional. El Real Madrid y el Barcelona abren mucha puertas y derriban grandes barreras. A la Champions League no le hace nada de sombra el Futbol Americano ni el Baloncesto. El futbol español, Cristiano Ronaldo y Messi han ayudado mucho a nuestra integración con los soldados y policías iraquíes.”

“Cuando vienen llegan hundidos, sin confianza en ellos mismos ni en su unidad, y pasadas unas semanas ves perfectamente como todo cambia y recuperan la voluntad de vencer. Se ven preparados y están deseando subir al norte a luchas contra el DAESH o a controlar la frontera con Siria para que no vuelvan a invadir su país.”

“Algunos me dicen: “Que se lleven el petróleo y nos dejen volver a vivir tranquilos.” Creen que el culpable de todos los males es el “oro Negro”.

“Esta misión me ha servido como motivación en mi carrera militar. Llegue en 2015 con el General Salom y me he ido reenganchando todas la veces que he podido con esta ya son cuatro. Combatir al DAESH desde aquí es contribuir de alguna a la Paz mundial y de paso evitar que esta lacra llegue a España y la prueba es que el DAESH esta prácticamente acabado en suelo iraquí.”

“He tenido la suerte de reencontrarme con soldados que ya estuve entrenado en el 2015 y verlos que han sobrevivido en Mosul por ejemplo me ha supuesto una gran alegría y satisfacción”

Cabo Caballero Legionario Ali Hamed Mohamed:

El Cabo Alí es de esas sombras con las que no te quieres encontrar al asaltar la trinchera enemiga. Rudo y parco en palabras no escatima ni una a la hora de sentirse orgulloso de ser Legionario y de servir a España. Si la Ministra de Defensa decidiera que las Tropas Españolas deben entrar en combate en Mali, Afganistán o Irak, Alí lo tiene claro que se iría voluntario a combatir cara a cara al DAESH. Que tiemblen…

“Tenemos una gran responsabilidad en la formación y el éxito de las tropas que estamos formando en Besmayah. No es fácil enseñarles, no todos tienen la misma motivación y van igual de rápido, pero para eso estamos nosotros…”

“Mi motivación cuando hace 13 años me alisté en La Legión era combatir este tipo de terrorismo y de gentuza que hacen daño a todo el mundo. Han cogido la religión y la interpretan como ellos quieren de una forma radical y eso no es el Islam. Las religiones son todas bonitas y respetables, siempre hay que respetarse aunque seamos de distintas creencias, y no radicalizarse como el DAESH y hacer una mala interpretación del Corán y de nuestras creencias.”

“Si pudiera combatir al DAESH directamente lo haría. Si me manda España voy encantado, en dos minutos o en menos. No me gusta ver los ataques terroristas de los yihadistas, ya sea en Irak, en Paris, en Londres o en Barcelona, me siento comprometido como español y como militar en combatir esta locura.”

El General Cepeda reconoce el valor de su trabajo…

Estando en trabajando en la Base “Gran Capitán” se me solaparon las sesiones de fotografías del General Cepeda y los facilitadores del Contingente Español del BPC7. El General orgulloso de esa docena de soldados que hacen fácil lo difícil cada día de la semana, se ofreció a posar con la docena de facilitadores y frente a ellos reconoció su gran labor y contribución al éxito de la misión. Y es que un puñado e hombres como estos son capaces de derribar las fronteras del idioma y la cultura que hacen que otros países no sean como España, la favorita del soldado iraquí. Y eso es mucho más de lo que nadie podía imaginar que pasaría.

FICHAS de los FACILITADORES de la LEGION ESPAÑOLA:

Cabo Caballero Legionario Iunes Benabibi Amar: (foto: posada y acción)

– 32 años.

– Melilla.

– Procedencia musulmana (padre Marroqui, madre española)

– Unidad: Grupo de artillería de Campaña (GCALEG) de la BRILEG.

– 14 años en la Legión.

– 1ª misión.

Cabo 1º Caballero Legionario Mohamed Dadí:

– 45 años.

– Ceuta.

– Procedencia Musulmana.

– Unidad: VIIIª Bandera “Collón”, 3º Trecio, BRILEG.

– 28 años en La Legión.

– 6 misiones (Bosnia, Líbano, Afganistán (2), Irak (2).

Sargento 1º Caballero Legionario Mohamed Duduh Ahmed:

– 37 años.

– Melilla.

– Procedencia musulmana.

– Unidad: Sub. Delegación de Degensa Melilla y 2 años en el GACALEG.

– 16 años en el Ejercito de Tierra (2 en la Legión)

– 4 misiones (4 en Irak)

Cabo Caballero Legionario Ali Hamed Mohamed:

– 30 años.

– Melilla.

– Procedencia musulmana.

– Unidad: Iª Bandera, 1º Trecio “Gran Capitán, Melilla.

– 13 años en la Legión

– 2 misiones (Kosovo / Irak)

Caballero Legionario Karim Espinosa Lamraoui:

– 33 años.

– Ceuta.

– Procedencia: mestizo Musulmán y cristiano.

– Unidad: Xª Bandera, 4º Tercio “Alejandro farnesio”.

– 16 años en la Legión.

– 5 misiones (Kosovo, Irak 2004, Irak (3)

Caballero Legionario Martin Sánchez Mártinez:

– 26 años.

– Almería.

– Procedencia Cristiana: Agnóstico.

– Unidad: VIIª Bandera “Valenzuela” 3º Trecio, BRILEG.

– 3 años en la Legión.

– 1ª Misión.

Caballero Legionario Raul Bosch Díaz:

– 44 años.

– Palma de Mallorca.

– Procedencia: no contesta.

– Unidad: VIIª Bandera “Valenzuela” del 3º Tercio (BRILEG)

– 20 años en la Legión y 2 en la BRILAT.

– 3 Misiones (Afganistán, Mali, Irak)



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Sánchez se queda sin Presupuestos y sin legislatura

El naufragio del Gobierno hace mella dentro del PSOE. Y la Mesa del Congreso cortocircuitó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 3 =