Home / Vida Sana / Los laboratorios invierten casi 34.000 millones en I+D

Los laboratorios invierten casi 34.000 millones en I+D

Cada año las empresas farmacéuticas invierten casi 34.000 millones de euros en I+D en el mundo, más del 17% de su facturación, lo que demuestra el firme compromiso del sector innovador con la mejora de la salud de los ciudadanos y el estímulo de la investigación sanitaria. Este esfuerzo se traduce en la llegada al mercado de innovaciones disruptivas que, en ocasiones, consiguen marcar un antes y un después en el abordaje de ciertas patologías.

De hecho, en 2017 el sector farmacéutico asentado en España batió un récord histórico en inversión en investigación, alcanzando los 1.147 millones de euros, un incremento del 5,7% respecto al año anterior. Consolida así su posición de liderazgo en I+D industrial, ya que representa más del 20% del total español.

Es la industria que más recursos destina a I+D, al dar uno de cada cinco euros a este ámbito estratégico, por delante de sectores tan innovadores como motor y transporte. Casi la mitad de los fondos se destinaron a proyectos en colaboración con hospitales y centros públicos y privados de investigación. Una apuesta que encuentra su reflejo en eventos destinados a la innovación. Ejemplo de ello es Biospain, el mayor evento biotecnológico en Europa organizado por una Asociación Nacional de Bioindustria y una de las mayores del mundo en número de participantes (800) y que reúne a los principales agentes, nacionales e internacionales, del sector de la biotecnología, siendo un mercado clave para el desarrollo industrial y tecnológico. CPhI Worldwide, la feria farmacéutica más grande del mundo, que reúne más de 45.000 profesionales de las principales empresas del sector y más de 2.500 empresas.

La compañía farmacéutica Gilead trabaja para descubrir, desarrollar y comercializar medicamentos innovadores en áreas con necesidades médicas no satisfechas. Lo han logrado en patologías infecciosas como VIH y hepatitis C. Una estrategia global que, además, cubre todos los aspectos de la investigación científica de alto nivel, los desarrollos analíticos y las pruebas clínicas. Se basa en fomentar la innovación, el acceso a los medicamentos de todos aquellos que puedan necesitarlo y el fomento de la colaboración con distintos organismos.

De hecho, hoy en día, el área de I+D de la compañía incluye más de 400 ensayos clínicos iniciados o planeados, cuyo objetivo es evaluar diferentes compuestos que pueden llegar a ser la siguiente generación de medicamentos altamente efectivos para diferentes patologías. En este campo la inversión se ha multiplicado por tres en cinco años con el objetivo de encontrar las soluciones adecuadas. Se ha impulsado el desarrollo de ensayos clínicos (56 en seis áreas) –una parte fundamental en el desarrollo de un producto– con la participación de 319 centros y se ha ayudado a crear una de las principales redes epidemiológicas en la coinfección VIH-hepatitis en Europa.

Además, como parte del trabajo de la compañía para incrementar la concienciación sobre patologías hepáticas, VIH o cáncer en la población general en España, busca alianzas con organizaciones no gubernamentales, sanitarias y gobiernos, instituciones académicas. Siempre con el objetivo de conseguir mucho más para los pacientes.



Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 11 =