Inicio / Vida Sana / marcador de riesgo más que lesión precancerosa

marcador de riesgo más que lesión precancerosa

Sieciocho años lleva la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) informando a la población sobre los riesgos de tomar el sol sin protección a través de la campaña «Euromelanoma». Pese a los avances logrados en cuanto a concienciación parece que aún son notables las lagunas existentes en este área.

Así lo reflejan los resultados de una encuesta realizada a mil personas de entre 20 y 50 años sobre hábitos frente al sol, que revelan que casi el 22% de los preguntados nunca revisa los lunares de su piel, el 75,9% no ha ido nunca al dermatólogo y la mitad de ellos no ha revisado nunca los lunares de su pareja.

Cada año 4.000 personas en España son diagnosticadas de melanoma (el cáncer de piel con peor pronóstico), y más de 74.000 desarrollan otro tipo de tumor cutáneo. Sin embargo, un elevado porcentaje de españoles aún no son conscientes de este problema ni de cómo una exploración temprana podría ayudarles.

«El cáncer de piel se ha duplicado en los últimos años. Es la neoplasia que más se ha incrementado», asegura Agustín Buendía, coordinador nacional de la campaña Euromelanoma. Por ello, asegura –parafraseando el lema de la campaña de este año que pretende concienciar a la población sobre la necesidad de autoexplorarse y vigilar también los lunares y lesiones en el cuerpo de parejas, hijos, etc.– que «España tiene un problema con el cáncer de piel».

En este sentido, Eduardo Nagore, también coordinador de Euromelanoma 2018, subraya que, con tan sólo un minuto al mes, una persona puede vigilar cualquier cambio que se produzca en su cuerpo y acudir al dermatólogo si observa algún síntoma de alerta. «El mirarnos la piel es un hábito que no tenemos inculcado ni incorporado a nuestra rutina. Lo ideal sería revisarla una vez al mes con la ayuda de un espejo de mano mediano para ver si nos ha salido algo nuevo o ha cambiado algo en la epidermis e ir al especialista es suficiente».

«No tenemos que volvernos paranoicos con los lunares. Pero sí conocer los signos de sospecha que deben llevarnos a consultar con un dermatólogo. Por eso queremos aprovechar esta campaña para decir que es importante que nuestra pareja o familiar nos vigile los lunares de nuestra espalda», aclara por su parte la doctora Yolanda Gilaberte, otra de las coordinadoras de la campaña.

Ojo al «Patito feo»

Además de la regla del «A,B,C,D, E» para identificar una mancha sospechosa en la piel –y que hace referencia a las características físicas de los lunares (asimetría, bordes, color, diámetro y evolución)–, la doctora Gilaberte alude al llamado «signo del patito feo». Porque no sólo ahí puede aparecer un melanoma. En realidad, puede hacerlo en cualquier sitio. De hecho, como señala el doctor Nagore, en torno al 70% de los melanomas sale sobre la piel normal, y muy pocos lo hacen sobre un lunar. «Son un marcador de riesgo más que una lesión precancerosa», puntualiza.

«Hay sitios ‘‘raros’’, como las uñas, el cuero cabelludo, la planta de los pies en los que la señal de alarma es el cambio: antes no había nada y ahora sí. Es lo que decimos nosotros, ‘‘el patito feo’’, un lunar o una lesión que no nos gusta y que debe generar la sospecha de que algo ocurre y que debemos consultar con el especialista», continúa la experta.

«No queremos demonizar al sol. Al contrario, nuestro objetivo es que la población tenga un mayor conocimiento de sus beneficios, pero también de sus riesgos. Lo que vemos en las consultas y lo que la encuesta que presentamos hoy nos dice es que no hay conciencia de que el bronceado es una señal de daño en la piel. Estar moreno se vinculó hace décadas con un estatus de riqueza y, por ende, de bienestar. Sin embargo, la Medicina dice todo lo contrario: la piel reacciona ante un daño solar produciendo melanina, bronceándose, y eso desencadena una serie de procesos acumulativos que terminan pasando factura en la salud de la piel», sostiene Buendía.

Revisión gratuita

Y es que, según la encuesta encargada por la Fundación Piel Sana de la AEDV, un 17,5% de la población aún no tiene claro que el melanoma es un cáncer de piel y tan sólo un 2,4% señala las quemaduras solares por sí mismas como factores de riesgo para desarrollarlo. «Parece que sí hay más conciencia de que el sol y los rayos UVA son factores de riesgo, así lo dice un 53% de los encuestados, pero no está claro qué o cómo puede contribuir en el desarrollo del cáncer», detalla Yolanda Gilaberte.

Por ello, entre el 11 y el 15 de junio, la campaña Euromelanoma 2018 llevará a cabo revisiones gratuitas a las personas que pidan cita, desde hoy en la página web www.euromelanoma.aedv.es.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

¿Sabes lo que es la comida real? ¿Cómo dejar de comer procesados?

La lucha contra de los alimentos procesados tiene ahora un nombre propio: el Real Food …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: