Home / Deportes / McLaren, otra vez impredecible

McLaren, otra vez impredecible

Cuarta carrera, cuarto circuito completamente de los anteriores. Quinto, si se suma la pretemporada de Montmeló. Y de nuevo, las referencias en la zona media son inexactas y desbaratan cualquier predicción sobre el rendimiento del McLaren de Carlos Sainz. Lo explica el piloto madrileño: «Aquí Racing Point suele ir muy bien y los Renault el año pasado fuimos muy bien. Los motores Ferrari pueden volar en esta recta como hicieron en China. Hay curvas parecidas a Bahréin, así que McLaren puede despegar porque aquello nos fue bien… no se puede predecir, porque por esos ejemplos la balanza puede caer para cualquiera».

El MCL34 sufrió en la clasificación de Shanghái con problemas de adaptación al trazado que se esperaban y que por ahora no tienen solución: «Entendemos por qué pasó y creo que sabíamos que podía pasar, pero no tiene una solución de una carrera para otra. No nos equivocamos en la configuración, había circunstancias del circuito que no nos venían bien y si se vuelven a dar esas circunstancias, nos volverá a pasar. Aunque para Barcelona llevamos mejoras que pueden ayudar a esos problemas, hasta que no lo probemos no sabremos cuánto va a ayudar».

Sainz, aún sin puntos esta temporada por pura mala suerte (rotura de motor en Australia, toque de Verstappen en Bahréin y accidente en la salida de China), tiene prisa, pero no ansiedad: «Tengo muchas ganas de puntuar, de tener un fin de semana limpio. Pero ansiedad o desesperación no tengo. Si estuviésemos hablando de victorias o podios quizás estaría más desesperado, pero en este caso son puntos y se consiguen muchos en la mitad de parrilla. Es cuestión de tiempo que nos dejen de pasar estas cosas».

Para ese top-10 «hay que tener un fin de semana limpio, una buena estrategia, una buena configuración y ya está, Bakú no tiene mucho misterio. Si lo intentas complicar es cuando te empiezan a pasar cosas». El top-5 que logró en 2018, o los podios que consiguieron Stroll y Pérez en los últimos años también son un aliciente: «Se pueden pescar (esos puestos), pero esos Williams y Force India llevaban un motor Mercedes que ayudaba en las rectas de Bakú. Teniendo todo eso en cuenta, y también sabiendo que tenemos un motor mejor este año, se puede soñar. Pero deben pasar muchas cosas para acabar en un top-5 como acabé yo el año pasado. Que los dos Red Bull se queden fuera en la Curva 1, que un Ferrari haga algo mal… necesitas de los demás para conseguir podios en Bakú».

El circuito es uno de los que más accidentes genera, quizás sirva para ahuyentar esa mala fortuna. «No es uno de mis favoritos. La carrera es divertida, el domingo te lo pasas bien porque adelantas, pero hay muchas curvas de noventa grados y una recta muy larga en la que el piloto hace poco. No soy fan de curvas de 90 grados, aunque aquí sí me gusta ir cerca de los muros. Pero no es Mónaco, es un Macao con escapatorias», explica Carlos a este medio.



Fuente: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − once =