Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / “Me estaba dando un infarto”: lo que provoca que LeBron se vaya de tu equipo si eres el GM

“Me estaba dando un infarto”: lo que provoca que LeBron se vaya de tu equipo si eres el GM

Ramona Shelburne vuelve a publicar una de sus intrahistorias de la NBA, esta vez una que se esperaba: la del fichaje de LeBron James por los Lakers. 

Jeanie Buss, ahora propietaria de la franquicia angelina tras el fallecimiento de su padre en 2013, explica cómo ha sido un proceso tan importante vivido casi por primera vez (por lo menos, en el cargo). Horas después de ver en la tele que Paul George se les escapaba y horas antes de saber la decisión de James, que sí fue satisfactoria, se quedó desvelada, sin poder dormir.

Se vuelve a redundar en la idea que diversos periodistas del mundo NBA han publicado este mes: esta vez LeBron James iba a decidir rápido y sin alharacas tales como reuniones con los equipos o una decisión televisada.

Y así ha sido. La agencia a la que pertenece, Klutch Sports, anunció la decisión de su jugador y Rich Paul, su representante, escribió esa noche un lacónico mensaje a Buss: “Felicidades”.

Buss deja un recado para su hermano Jim y para Mitch Kupchak, que estaban al cargo de la parte deportiva hasta el año pasado: “Los anteriores eran más de dejar correr el agua y luego actuar a posteriori, pero ‘Magic’ [Johnson] y Rob [Pelinka] han hecho un buen trabajo”.

RELACIONADO | “Esperé una hora en mi coche junto a la casa de LeBron”

Tyronn Lue quería seguir las indicaciones de Paul, que había dejado claro a Cleveland que el jugador no quería que nadie le ‘reclutara‘. “Sabe lo que dará y lo que quiere hacer. Quería decidir en base a su felicidad. Simplemente quería respetar eso porque somos buenos amigos”, apunta su ya ex-entrenador.

Un detalle interesante que deja este reportaje de ESPN es el que concierne a Koby Altman, el mánager general de los Cavaliers. Otro que, al igual que Jeanie Buss, no podía dormir: “Siempre te ves en un escrutinio de lo que haces como mánager general, por eso no podemos conciliar el jodido sueño”. Es algo que ya ha ocurrido con los entrenadores, con Walton consultándole a Lue cómo es trabajar con LeBron.

La mañana siguiente a que James anunciara la decisión, Altman recibió la llamada de Andy Elisburg, su homónimo en Miami HeatEl GM de los Heat le espetó al de los Cavs: “Bueno, ¿ha salido el sol esta mañana? ¿Sí, no? Sólo te quiero contar lo que se te viene encima ahora”. Elisburg confiesa cómo vivió la salida de LeBron James de los Heat en 2014, una sensación que ahora le toca a Altman: “Aquella noche, cuando lo supe, estaba tan enfadado y emocionado a la vez que me tiré en la cama y me noté un dolor fuerte en el pecho: pensé que me estaba dando un ataque al corazón. Pero luego, como a las 4 o 5 de la madrugada, lo entendí: no era por nosotros, es que él quería hacer lo que quería hacer”.

Los Lakers tienen por fin a su gran estrella, una de las que cambia el panorama de la NBA de cabo a rabo. “A mi padre le hubiese encantado”, recuerda con nostalgia Jeanie Buss. “Me senté bajo las estrellas y ahí es cuando me di cuenta de que el mejor jugador del mundo iba a estar con nosotros en los Lakers”, finaliza Luke Walton, su nuevo técnico.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Clevin Hannah, primer fichaje del Herbalife Gran Canaria

Tras haber anunciado las renovaciones de Báez, Paulí y Albert Oliver, el Gran Canaria acaba …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Close
Síguenos en: