Inicio / Deportes / Mercedes y Lewis Hamilton, obligados a ganar en China

Mercedes y Lewis Hamilton, obligados a ganar en China

Se espera lluvia para disipar la intensa polución que viste de niebla gris el cielo de Shanghái, jueves, viernes y sábado, aunque regresará el ¿sol? para la carrera. Se espera una batalla bonita por intentar quitar a Toro Rosso Honda su merecido puesto de primero de la clase media que logró en Bahréin. Se espera que Fernando Alonso y Carlos Sainz vuelvan a lucir talento y capacidad de lucha para estar entre los mejores. Se espera… que Lewis Hamilton gane en China.

El campeón del mundo ha ganado tres de los últimos cuatro grandes premios disputados en Shanghai entre ellos, desde la pole, el del pasado año y, con cinco victorias, es el piloto que más ha ganado en el trazado oriental, por delante de Fernando Alonso, con dos. Y Mercedes casi corre en casa: de las últimas diez visitas, en ocho ganó uno de sus motores.

Hamilton debe demostrar que lo de Australia fue un accidente y que en Bahréin estaban en un circuito más favorable a Ferrari, además de que influyó su penalización de cinco puestos por sustituir la caja de cambios. Porque todo lo que no sea un triunfo del británico, sobre todo si gana Sebastian Vettel, significaría que las cosas habrían cambiado de verdad en la Fórmula 1.

Lewis es segundo en el Mundial con 33 puntos por los 50 del alemán, 17 es la diferencia, escasa cuando quedan aún 19 grandes premios por disputarse, pero empieza a acercarse al gran premio de ventaja para el tetracampeón germano en su batalla por llegar a los cinco e igualar a Fangio antes que Hamilton.

Lo cierto es que, aunque quizá el Mercedes sigue siendo algo superior, la diferencia teórica es de apenas un par de décimas favorable al monoplaza alemán aunque en Sakhir, de hecho, fue justo al contrario. El Ferrari ha mejorado mucho su motor, tiene una gran capacidad de tracción y además el equipo está tan concentrado como en sus mejores tiempos. Mientras, en Mercedes incluso hablan de sustituir a Bottas por Ocon cuando solo llevamos dos carreras. Hamilton debe demostrar que su talento no sirve solo para hacer una pole haciendo pensar a los demás que tiene un botón mágico sino para ganar una carrera decisiva en la que empieza a tener toda la presión encima. China, salvo aquel episodio que le costó el Mundial en 2007 el día que Ron Dennis dijo que competían contra Alonso, es su circuito favorito. Y tiene que ganar.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Vergne celebra su título y el de Francia con un gran triunfo

La carrera final de la cuarta temporada del certamen eléctrico de la FIA, disputada en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 16 =

Close
Síguenos en: