Inicio / Deportes / Tenis / Miguel Díaz: “Hemos pedido a la ITF que se prohíba apostar”

Miguel Díaz: “Hemos pedido a la ITF que se prohíba apostar”

El 31 de diciembre, la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) comunicó la suspensión provisional de Marc Fornell-Mestres. Un tenista español de 36 años, clasificado actualmente como 1.007 del mundo en individuales (llegó a ser 167 en 2007) y 722 en dobles, que el pasado mes de octubre fue detenido por la Guardia Civil por, presuntamente, amañar partidos en torneos de categoría Futures y Challenger.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, al cargo de la instrucción en el juzgado número 5, informó en un auto que los 14 detenidos en la ‘Operación Bitures’ integraban una “organización criminal, principalmente dedicada a la estafa, corrupción entre particulares en el ámbito del deporte, usurpación del estado civil y blanqueo de capitales”. Entre ellos había corredores de apuestas armenios con base en Valencia y podría haber algún otro tenista muy modesto.

A Fornell le visitaron a principios de 2017 investigadores de la TIU en el Futures del CT Murcia y, tras ser interrogado, estos le denunciaron ante la Guardia Civil. Había evidencias de que Fornell primero apostaba en torneos en los que participaba (está prohibido) y después supuestamente hizo de intermediario con otros para “incitarles a alterar el resultado de sus partidos a cambio de una compensación económica”. Esta podía ir de los 1.000 euros por dejarse un break a los 5.000 por perder. Eso, en torneos que se desarrollan sin público ni vigilancia, plagados de jóvenes necesitados de dinero para financiarse una costosa carrera o veteranos como Fornell que han hecho del tenis su medio de vida. La trama de la que el catalán sería uno de los cabecillas también manejó cientos de identidades falsas y robadas para crear cuentas.

“No creo que sea preocupante, es una minoría”, opina Miguel Díaz, presidente de la Federación Española de Tenis. “Pero este grupo de tenistas que está en los Futures es muy vulnerable. Deberían desaparecer las apuestas en esta categoría y que sólo hubiera a partir de los ATP Challenger (segunda categoría del circuito), donde ya disponen de más recursos. Nosotros lo hemos pedido a la ITF (Federación Internacional) y nos consta que está estudiando la posibilidad de prohibir las apuestas este año”, cuenta. Según explica el dirigente madrileño, agentes de policía han dado también charlas preventivas en torneos al respecto. “Se trata de concienciar a la gente joven del peligro, pero lo ideal sería erradicar las apuestas para quitar el problema de golpe”, reitera.

Sanciones.

En España, el primer jugador sancionado fue Guillermo Olaso (236º) en 2013 por cinco años. Samuel Ribeiro (723º), en 2017 con ocho meses. En 2016, la Guardia Civil detuvo también a 34 personas al detectarse posibles amaños en 17 torneos, pero no hubo suspensiones de la Unidad de Integridad. “Estamos en contacto constante con la ITF y TIU, les pasamos y nos pasan información”, avisa el presidente. La TIU tiene acuerdos con las casas, ESSA (entidad internacional de vigilancia) y organismos de control de Gibraltar, Malta o Gran Bretaña, que avisan de movimientos sospechosos.

Pero la tentación vive cerca. En España se jugaron el año pasado más de 50 torneos ‘menores’, con dotación en premios de entre 15.000 y 25.000 dólares. Como el que se celebra ahora en la Rafa Nadal Academy de Manacor, donde el jugador de mayor ranking es el 399º, el ruso Ivan Gakhov. Una competición sobre la que siete casas de apuestas ofrecían apuestas ayer. Pese a que no interesara a casi nadie (que no apostara).


LA TIU RECIBIÓ 264 ALERTAS EN 2018, 211 EN TORNEOS ITF

La TIU (Unidad de Integridad del Tenis) fue creada en 2008 con el apoyo de ATP, WTA, ITF y los cuatro Grand Slams. Se le otorgó el poder de interrogar y examinar teléfonos, tabletas y ordenadores de tenistas sospechosos. En todos los análisis, el tenis aparece como el deporte con más fraude. El mes pasado, la Unidad presentó un estudio independiente que concluía que este deporte tiene “un grave problema de integridad”. Según un estudio de la ITF, hay unos 2.000 jugadores masculinos y 1.300 femeninos con ranking, pero sólo 350 hombres y 250 mujeres cubrirían gastos viajando por todo el mundo. Por eso, el caldo de cultivo es muy propicio. Este año, la TIU ha suspendido a 15 tenistas y recibió 264 alertas, y de ellas 211 fueron en categoría ITF Futures.

SUSPENDIDOS EN 2018
Jugador                                          Suspensión
Barlaham Zuloaga (Col, 1.491)      3 años
Dmytro Badanov (Ucr, 463)            De por vida
Federico Coria (Arg, 223)               8 meses
Nicolás Kicker (Arg, 78)                  6 años
Karim Hossam (Egi, 227)                De por vida
Robert Farah (Col, 7 dob.)              3 meses
Peng Shuai (Chn, 1 dob.)               6 meses
Luca Gelhardt (Ale, 848)                8 meses
Patricio Heras (Arg, 269)                5 años
Loveth Donataus (Nig, -)                2 años
Christopher Díaz (Gua, 326)          3 años
Daniele Bracciali (Ita, 49)               De por vida
Potito Starace (Ita, 27)                   10 años
Diego Matos (Bra, 247 dob.)          Prov.
Marc Fornell (Esp, 167)                  Prov.
*Entre paréntesis, nacionalidad y ranking


Fuente: AS

Sobre

Ver también

Osaka sigue líder, Muguruza sube y Andreescu gana 36 posiciones

La tenista japonesa Naomi Osaka continúa una semana más como número uno en el ranking …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 11 =