Inicio / Animales / No es buena idea confiar en Internet para buscar tratamientos para nuestros perros y gatos

No es buena idea confiar en Internet para buscar tratamientos para nuestros perros y gatos

Este mismo martes vi un tuit de una amiga, a la que os recomiendo seguir en redes sociales si os gustan los gatos, que decía lo siguiente:

Obvio, ¿no es cierto?. Debería estar tan claro que la salud de nuestros animales de compañía debe estar en manos de profesionales que han estado muchos años estudiando y ejerciendo para ellos, que recordarlo en un tuit o en un blog no debería ser preciso.

Pero lo es. Abundan los sabios de parque dando consejos sobre todo tipo, pero sobre todo hay muchos textos e individuos dando consejos en Internet de manera irresponsable, porque de lo que estamos hablando es de la salud de un ser vivo.

Consejos para variar tratamientos, recomendaciones para perros traspasadas a gatos como si adaptando pesos todo sirviera, ideas para emplear medicamentos humanos con animales… hay de todo y nada recomendable.

Aquí un ejemplo en el que se habla de dar ibuprofeno a perros cuando es un medicamento muy peligroso para ellos. Cualquier veterinario puede recetar o suministrar antiinflamatorios más apropiados, más seguros.

No hace mucho en SrPerro recordaban en Ibuprofeno, paracetamol y otras medicinas que pueden ser letales para un perro que:

En esta Clínica Veterinaria explican que no han podido hacer nada para salvar a un Pastor Alemán que llegó en coma: sus dueños, sin saber que era tóxico para él, le habían estado dando ibuprofeno.

En esta otra Clínica narran un relato similar y con desenlace igual de triste: una perra a la que habían estado dando Paracetamol murió intoxicada.

En la web de Pet Poison helpline detallan todas las medicinas humanas que pueden suponer un riesgo para la salud de los animales, tanto perros como gatos.

Y, efectivamente, el Ibuprofeno, insisten, puede causar la muerte de un perro. Encabeza el top ten de medicinas humanas peligrosas para los perros.

Lo repetiré de nuevo. Hay que ponerse en manos de un veterinario en el que confiemos.

Es cierto que podemos dar con un veterinario cuyas recomendaciones o actuaciones no nos convenzan, que sospechemos que está poco actualizado o, por el motivo que sea, no cuente con nuestra confianza. Si eso sucede la solución es buscar una segunda opinión profesional, acudir a otro colegiado, pero no al vecino o al doctor Google.

También es verdad que ir a un veterinario puede ser más caro que buscar por Internet, pesar la cantidad de medicamento humano y suministrárselo. Pero lo barato sale caro, que dicen los abuelos. Tan caro como dañar a un miembro (peludo) de nuestra familia.

La primera opción, por tanto, no es una opción. No debemos ‘automedicarles’.

Si el veterinario os parece caro, apoyad las reivindicaciones para que el gobierna reduzca el IVA del 21% que están obligados a aplicar. Como si la salud de los animales de compañía fuera un lujo, como si no tuviera relación con la nuestra.

Pero en cualquier caso os recuerdo algo que os he contado muchas veces en este blog: que si asumimos la responsabilidad de un animal, hay que estar dispuestos a cuidar su salud y eso puede tener un coste elevado si se presenta una enfermera do un accidente.




Fuente: 20 Minutos

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Carta de un veterinario a un asesino

Lo escuchábamos ayer por la mañana en un parque de otra ciudad distinta a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − once =