Inicio / Ciencia / Nueva alerta científica sobre el calentamiento global

Nueva alerta científica sobre el calentamiento global

El Grupo Internacional de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha elaborado un nuevo informe en el que plantea la urgencia de limitar el calentamiento global a 1,5°C por encima de los niveles previos a la Revolución Industrial.
 
El informe fue aprobado este fin de semana en una reunión celebrada en la República de Corea y lo prepararon un total de 133 científicos, cuyos trabajos fueron revisados por más de 40.000 expertos en diferentes áreas, por lo que representa un trabajo ampliamente consensuado por la comunidad científica.
 
“Uno de los mensajes fundamentales del informe es que ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1°C, con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico, entre otros cambios”, explica Panmao Zhai, Copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC. Sobrepasar ese umbral nos conduciría a un escenario mucho más dramático, da a entender el informe.
 
En el informe se afirma que si se permite que la temperatura global supere o “sobrepase” los 1,5°C, será necesario depender en mayor medida de técnicas que absorbieran el CO2 de la atmósfera para volver a un calentamiento global inferior a 1,5 °C en 2100. Sin embargo, la efectividad de esas técnicas no está probada a gran escala y algunas de ellas pueden conllevar importantes riesgos para el desarrollo sostenible, por lo que sobrepasar ese límite puede representar un camino de no retorno.
 
“Limitar el calentamiento global a 1,5 °C, en lugar de los 2 °C, reduciría los impactos problemáticos en los ecosistemas, la salud humana y el bienestar, y facilitaría la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”, declaró Priyardarshi Shukla, Copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC, en un comunicado.
 
El informe hace hincapié en la necesidad de evitar que la temperatura global alcance los 2ºC, un límite establecido en el Acuerdo de París de 2015, que supuso un amplio compromiso internacional para contener la escalada de la temperatura del planeta.
 
Cambios profundos
 
La puerta abierta por el Acuerdo de París para alcanzar ese límite como máximo aceptable es la que cierra ahora el IPCC, al mismo tiempo que advierte que contener el calentamiento global en los 1,5°C requerirá cambios de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad.
 
Para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían transiciones “rápidas y de gran alcance” en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades.
 
Será necesario que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyan en 2030 alrededor de un 45% respecto de los niveles de 2010, y que sigan disminuyendo hasta alcanzar el “cero neto” aproximadamente en 2050. Eso significa que se necesitará compensar cualquier emisión excedente por medio de absorber el CO2 de la atmósfera, señala el informe.
 
“Limitar el calentamiento a 1,5 °C es posible según las leyes de la química y la física, pero para ello se necesitarían cambios sin precedentes”, puntualiza Jim Skea, Copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC.
 
En el informe se destaca una serie de impactos del cambio climático que podrían evitarse limitando el calentamiento global a 1,5°C, en lugar de 2°C, o más. Por ejemplo, en 2100 la elevación del nivel global del mar sería 10 cm inferior con un calentamiento global de 1,5°C, en comparación con uno de 2°C.
 
La probabilidad de que el océano Ártico quedara libre de hielo en verano sería de una vez por siglo con un calentamiento global de 1,5 °C, frente a un mínimo de una vez por decenio con un escenario de 2°C. Los arrecifes de coral disminuirían entre un 70% y un 90% con un calentamiento global de 1,5 °C, mientras que prácticamente todos ellos (> 99%) desaparecerían con un escenario de 2°C.
 
“Cada porción extra de calentamiento tiene importancia, especialmente en la medida en que un calentamiento de 1,5°C o más incrementa el riesgo asociado a cambios duraderos o irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”, señala Hans-Otto Pörtner, Copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC.
 
La limitación del calentamiento global también daría más margen a las personas y los ecosistemas para adaptarse y permanecer por debajo de unos umbrales de riesgo pertinentes, añade Pörtner. En el informe también se examinan las trayectorias disponibles para limitar el calentamiento a 1,5 °C, qué se necesitaría para seguirlas y cuáles podrían ser las consecuencias.


Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La actividad humana bloquea la evolución de las especies

La actividad humana ha interrumpido los ciclos naturales de la evolución que regulan la biodiversidad global: el ritmo alcanzado por la sexta extinción masiva de especies, en la que estamos inmersos, no permitirá la recuperación de la vida que está desapareciendo. Los seres humanos estamos exterminando especies animales y vegetales tan rápidamente que el mecanismo de defensa incorporado de la naturaleza, la evolución, no puede seguir este ritmo, según una investigación publicada en PNAS. Un equipo de investigación dirigido por la Universidad de Aarhus (Dinamarca) calculó que si los esfuerzos actuales de conservación no mejoran, muchas especies de mamíferos se extinguirán durante las próximas cinco décadas, por lo que la naturaleza necesitará entre 3 y 5 millones de años para recuperarse de esta pérdida de biodiversidad. El año pasado, investigadores de México y Estados Unidos publicaron un Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =