Inicio / Vida Sana / «Nunca es tarde para adoptar hábitos saludables contra el cáncer de colon»

«Nunca es tarde para adoptar hábitos saludables contra el cáncer de colon»

El 31 de marzo se celebra el Día Mundial del cáncer de colon. Se trata del tumor maligno de mayor incidencia en España, si se cuenta hombres y mujeres, con aproximadamente 30.000 nuevos casos cada año. La mayoría de estos tumores se inician en pólipos que aparecen en la mucosa del colon o recto. En su estado inicial, estos pólipos son benignos pero pueden evolucionar hacia un tumor maligno y, en un proceso de crecimiento local, invaden en profundidad llegando a otras capas de la pared del tubo digestivo. En casos más avanzados pueden llegar a afectar otros órganos vecinos. Los síntomas se pueden observar en las deposiciones. Puede aparecer sangre en las heces. En otras ocasiones, estas pueden ser más estrechas, variar su frecuencia o crearse una sensación de evacuación incompleta.

El doctor de la Fundación IVO (Instituto Valenciano de Oncología) Carlos Fernández-Martos, jefe de la unidad de Oncología Gastrointestinal, nos explica en qué punto nos encontramos ante el cáncer colorrectal y las últimas investigaciones en relación con este tipo de tumor.

-Es uno de los cánceres más relacionados con los hábitos de vida, ¿a qué edad suele aparecer?

-El riesgo de padecer cáncer colorrectal aumenta con la edad. La mayoría de los nuevos casos (60%) aparecen en personas de 65 años o más, aunque recientemente se ha observado que la incidencia en estos individuos está disminuyendo y sin embargo, está aumentando en adultos con menos de 50.

– Hay mucha gente que opina que ya es tarde para adoptar costumbres más saludables, ¿qué les diría?

– Que nunca es tarde. Tenemos un ejemplo de un importante estudio recientemente publicado en una importante revista de oncología que ha demostrado que los pacientes con cáncer de colon ya diagnosticado y tratados en estadio III, que una dieta con un incremento de la ingesta de nueces se asociaba a una disminución en la recurrencia y mortalidad. La evidencia sugiere que hacer cambios saludables en el estilo de vida puede prevenir la recaída o un segundo cáncer así como otras enfermedades como problemas de corazón, hipertensión o diabetes.

-Las dietas ricas en carnes rojas o procesadas están asociadas a este tipo de cáncer. ¿Sería lo más recomendable abandonar del todo su consumo?

-Yo no diría tanto. En general se deben aconsejar dietas ricas en vegetales, frutas y cereales integrales y limitar carnes rojas y procesadas (como salchichas y fiambres). Pero además recomendaría un incremento en la actividad física en las personas con hábitos sedentarios, así como abandonar el tabaco y reducir la ingesta de alcohol.

-Existen estudios recientes que aseguran que el alcohol, incluso en pequeñas cantidades es perjudicial para la salud, ¿deberíamos renunciar a él?

-En general se puede decir que cuanto más alcohol bebes, hay más riesgo de padecer alguno de los cánceres relacionados con la ingesta de etanol (el tipo de alcohol que se encuentra en las bebidas alcohólicas). En relación al cáncer, exactamente la cantidad de alcohol no se conoce y depende del tipo de cáncer. En general, las guías actuales recomiendan para las personas que beben alcohol, limitar a no más de dos porciones en los hombres y una, en la mujer.

-¿Hacia dónde se encamina la investigación en este campo?

-La investigación en general se encamina hacia tratamientos más eficaces (que se asocien a más curaciones o supervivencia), menos rutilantes y mejor tolerados. La comprensión de los subtipos de cáncer colorrectal existentes y la aplicación de terapias especificas en base a perfiles genéticos de los tumores nos está permitiendo encontrar terapias eficaces en tumores considerados resistentes a los tratamientos hasta hace muy poco.

-¿Y los tratamientos?

-La cirugía es actualmente la piedra angular del tratamiento en la mayoría de estos tumores, pues permite que el paciente quede libre de enfermedad. El IVO dispone de todos los recursos quirúrgicos para el tratamiento adecuado de estos tumores: cirugía laparoscópica avanzada, ecografía y endoscopia intraoperatoria, quimioterapia hipertérmica intraoperatoria, inserción de dispositivos de braquiterapia, etcétera. En la enfermedad localizada, las cirugías tienden a ser menos agresivas y los tratamientos complementarios como la quimioterapia y la radioterapia menos tóxicos, más precisos y con mejores resultados finales. En la enfermedad avanzada nos dirigimos hacia la curación definitiva para aquellos casos que podemos resecar con o sin quimioterapia antes y después, o hacia largos supervivientes en aquellos casos en los que la cirugía no es posible con combinación de fármacos con diferentes mecanismos de acción.

-¿Cuál es el peor falso mito sobre esta enfermedad?

-Hay varios, pero hay uno que todavía se comenta a diario y que produce, en ocasiones, demoras con muy malas consecuencias: la rectorragia o emisión de sangre por el recto se asocia falsamente a hemorroides, no solo por los propios pacientes si no también, y esto hay que decirlo aunque moleste, por algunos colegas.



Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

Controlan los niveles de glucosa a través del aliento

Investigadores mexicanos están desarrollando un nuevo método no invasivo para controlar los niveles de glucosa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 11 =

Close
Síguenos en: