Inicio / Ciencia / “Otelo a Juicio”, de Ramón Paso, brilla en el Teatro Fernán Gómez de Madrid

“Otelo a Juicio”, de Ramón Paso, brilla en el Teatro Fernán Gómez de Madrid

Orfebrería teatral

​La sala Jardiel estaba medio llena (digámoslo con optimismo) y me dio pena pensar que habrá amantes del teatro que se están perdiendo esta joya engastada en una sala del centro de Madrid: un verdadero trabajo de orfebrería teatral, una revisitación del drama shakespeariano y una actualización de sus pulsiones y fuerzas sin falsas pseudomoderneces, tan del uso en ciertos adaptadores que “usan” el nombre del clásico para prostituirlo con sus delirios.

Como digo, el texto es impecable, la mirada moderna del Otelo que pide ayuda para solventar su culpa con la representación de la médula esencial del texto original cohonestan extraña y entusiásticamente bien.

La labor de todos los actores es excepcional, una abogada pizpireta e inteligente, cínica y pragmática, puesta en escena por la fenomenal Ana Azorín, a quien ya hemos visto en otras obras de Paso, un Yago contenido, austero, eficaz y preciso en su venganza; extraordinario Jorge Machín, una Desdémona delicada, ingenua, inocente en su belleza blanca y derramada, Inés Kerzan, etc.

Vaya mi aplauso para todo el elenco y mi enhorabuena a Ramón Paso, biznieto del gran dramaturgo que da nombre a esta sala, a quien hemos seguido en su proyección y talento con esta misma compañía tan bien armada.

Quedan pocas funciones, les aseguro que la obra merece que se cuelgue el más bello de los carteles, el que indica que “No hay entradas”. El cielo de atardecida madrileño, velazqueño, les recibirá arrebolado.


Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Retrasar el inicio de las clases por la mañana aumenta el rendimiento escolar

Retrasar una hora el inicio de las clases por la mañana aumenta el rendimiento escolar y la puntualidad, así como reduce las faltas a clase. La medida alinea los tiempos de las aulas con el ritmo circadiano de los adolescentes, que es diferente al de los niños y los adultos. Una investigación ha establecido que retrasar una hora el inicio de las clases en los colegios permite a los estudiantes dormir media hora más al día, obtener un mayor rendimiento académico, ser más puntuales y faltar menos a clase. Estos resultados ponen en evidencia que retrasar la hora del inicio de las clases por la mañana es bueno para los estudiantes, a pesar de los trastornos que esta medida implica para la organización de la vida familiar, el transporte escolar y la redistribución de tiempos en el ámbito académico. Además, dados los efectos positivos de este esfuerzo incluso en estudiantes con antecedentes socioeconómicos más bajos, la implementación de este cambio en l... Tendencias 21 (Madrid). ISSN 21..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − dieciseis =