Inicio / Actualidad / Pancho Varona, Antonio García de Diego y Mara Barros unidos por Joaquín Sabina

Pancho Varona, Antonio García de Diego y Mara Barros unidos por Joaquín Sabina

 

El bajista, el guitarrista y la cantante hablan del espíritu del espectáculo en el que recrean la obra del cantautor andaluz.

Arte y parte de la obra musical de Joaquín Sabina (como productores, coautores y arreglistas), el bajista y violero Pancho Varona, el guitarrista y pianista Antonio García de Diego y, la recién incorporada, Mara Barros (coros y voces), ofrecen una nueva faceta de Noches Sabineras (hoy a las 21 en La Trastienda), reversionando clásicos del artista andaluz.

Desde el primer momento que empezaron a componer canciones para Joaquín Sabina, Pancho y Antonio sabían que, más allá del cantautor, podían seguir en solitario interpretando parte del repertorio del flaco de Úbeda. Y hace ya una década que lo hacen. “Por mi parte sólo quiero hacer canciones en las que yo también fui coautor, para no sentirme tan intruso. Cantar canciones que son sólo de Joaquín, me da algo de rabia, porque me gusta haber participado para tener un poquito de alma en ese tema”, dice Varona, mientras ve cómo el Barcelona le da vuelta el partido a “su” Atlético Madrid por los cuartos de final de la Champions.

Algo cansada por el viaje (venían desde Chile), Mara Barros se ubica entre Pancho y Antonio para contestar preguntas en el lobby de un hotel céntrico, a pocas cuadras del Obelisco. Mucho antes de sumarse a las filas sabineras, ella era una gran seguidora de Joaquín. “Es hija de un amigo con el que he trabajado. Sus padres me contaban que, cuando ella era chica, su gran ilusión era grabar una canción de Joaquín y, en lo posible, junto a él”, remememora García de Diego.

Y vaya si lo consiguió Barros, desde hace seis años es la corista de Joaquín Sabina y uno de los engranajes vitales de la maquinaria del cantautor. Y, por primera vez, se suma a Noches sabineras en Argentina. “Llevaba seis años suplicando que me lleven”, dice. “No te arrastrabas tampoco”, la chicanea Varona, en el tono cómplice de la entrevista. “Nos sacó de la tristeza, con esto de la edad, nos dio un empujón en cuanto a energía y complicidad con la gente. Aparte de cómo canta”, suma Antonio.

Mara, según reconocen los instrumentistas sabineros, es la única que tiene una verdadera vocación artística. Al compararse con Olga Román (la anterior corista de Joaquín Sabina), Barros se diferencia: “Ella compone y yo no, entonces invito a todos aquellos que me quieran enviar canciones para que interprete”, cierra entre risas.

¿En algún momento pensaron en ponerle la firma, a letra y música propia, por fuera de la sombra de Joaquín?

Antonio García de Diego: No tenemos pretensiones de ir más allá de esto que, de por sí, es muy nuestro.

Pancho Varona: Estamos muy contentos con la vida que tenemos. Ser solista es algo muy especial. Yo tengo canciones hechas que no están editadas (NdR: aunque en 1995 salió el disco Pancho Varona), me da mucha pereza ir a una compañía y decirle ¿”me fichas, me grabas?”. Lo que sí pensé es grabar una canción y por las mías subirla a Internet. Y ver qué pasa. Esa es mi carrera discográfica solista (risas).

¿Pero con 34 años de carrera junto a Joaquín Sabina creés que tenés que seguir a prueba?

P.V: Si, estoy a prueba. Es sólo para ver qué pasa.

¿Dejás abierta la puerta al fracaso?

P.V: Pues claro, pero yo lo hago desde la diversión, la aventura, de una canción, no de 12. Me aburre la aventura de una docena de canciones. Aparte no tenemos tiempo, hacer un disco significa que durante seis o siete meses tenemos que dejar todo, es mucho trabajo.

A.G.d.D: Nos falta esa curiosidad que tenés cuando sos un muchacho.

P.V: Mara tiene vocación de artista, Antonio y yo creo que no.

M.B: Tener la suerte de estar junto a músicos del talento y nivel de Joaquín, lo disfrutas y no se te cae el mito, trabajas con ellos (señala a sus compañeros) que están tan felices al estar de ese lado, que no tenés la presión mediática ni la responsabilidad absoluta. Te vas a tu hotel y disfrutas de la ciudad y decís: “es mejor que me quede donde estoy, no me saquen de aquí”. Yo tengo el gusanillo de intentar como solista.

¿Cuánto creen que hay de importancia en el repertorio de Joaquín Sabina entre música y letra?

P.V: La letra siempre es un poco más que la música.

A.G.d.D: Las emociones y sensaciones son el motor de todo eso.

Luego de una década con las noches sabineras despegados del jefe, ¿qué se ganó y qué se perdió?

P.V: Yo no gané ni perde nada.

A.G.d.D: ¿Cómo que no ganamos?, nos encontramos interpretando, (de Joaquín Sabina) estamos detrás pero ahora nos toca estar un paso adelante. Aprendimos a estar en un escenario como nosotros.

¿Son “víctimas” de la vorágine sabinera, de su furor en las calles argentinas? ¿Lo padecen o lo disfrutan?

A.G.d.D: Joaquín Sabina la tiene complicada para salir, nosotros no. A mí lo que me interesa es el escenario, las canciones, la música, nada más.

P.V: Yo una vez iba caminando por la Avenida Corrientes y un fanático me grita de la vereda de enfrente: “¡Eh, vos sos el guitarrista de Joaquín Sabina!”. Yo quiero ser eso, el guitarrista de Sabina, no quiero ser ni artista ni maestro. Me gusta eso, que me reconozcan, ni siquiera por mi nombre.

¿En qué porcentaje Joaquín propone y en cuanto impone a la hora de armar un disco?

P.V: Joaquín tiene la última palabra en caso que haya cualquier tipo de duda, incluso tiene la suerte que con su compañía de discos puede elegir el repertorio sin que el sello influya. “Esto quiero que sea una rumba y no un rock, o una balada y no un tango”, es lo que nos dice por lo general en cuanto a la línea de las canciones.

A.G.d.D: La imposición positiva de Joaquín es el grado de sabiduría que tiene, nosotros somos más juguetones con la música y si él ve que no es claro lo que hacemos, nos da el toque. Nosotros también lo convencimos alguna vez de algo que nos parecía, tratamos de llegar al consenso, a entendernos. Vale decir que Joaquín es el jefe.

Los vericuetos de la salud de Joaquín Sabina (recientemente lo operaron del estómago) ¿los hizo a ustedes cuidarse más?

P.V:  Ahora no tanto, pero sí en 2001, cuando Joaquín enfermó (tuvo una leve isquemia cerebral), ahí todos tomamos conciencia de cuidarnos.

A.G.dD: Ahora vivimos la gira de una manera mucho menos aventurera, la noche y sus periferias.

En una entrevista, Joaquín dijo que en dos o tres meses quiere estar grabando un disco. ¿Qué dicen al respecto? ¿Están trabajando a la distancia con él?

PV: Estamos en contacto relativo, él está muy inmerso en el dibujo (acaba de editar Garagatos, un libro que compila cientos de dibujos de él), está obsesionado con eso. El me dijo que está escribiendo y otra gente me dice que no, yo le creo a él pero… (se ríe) ¡sigo sin ver una letra suya terminada! Y la necesito para ponerle música. Cuando la gira termine, calculo que en mayo nos reuniremos en Madrid para ver que va a ser de nuestras vidas.

¿Lo ven con ganas de hacer otro disco?

PV: Lo veo con ganas de seguir viajando. Y para hacerlo tiene que sacar un nuevo disco.

A.G.d.D: El tiene curiosidad, debe estar recluido en una cierta pereza y me imagino que a Joaquín, como a mí, a la hora de armar un nuevo disco, le debe dar cierto pánico reencontrarse como músico, como creador.

Con casi un centenar de canciones juntos, ¿cuáles son las que más lo identifican? ¿La que le pedirían en vivo siendo público de él?

P.V: Elijo Ruido y Peces de Ciudad

M.B: Contigo

A.G.d.D: Yo soy muy Peces de Ciudad

Hay coincidencias, ¿qué ven en esa canción que no hay en las otras?

PV: Está resumida en una época difícil, la compuso luego del infarto cerebral (se editó en Dimelo en la calle, 2002), ese tema tiene una tristeza, como que se terminó algo muy bonito.

A.G.d.D: Para mí es la canción perfecta, la combinación de música y letra, aparte de que es muy emocionante la historia.

P.V: La forma de fluir la música sobre el estribillo, la melodía. Es mérito único de Joaquín.

¿Los emocionó alguna vez, realmente, lo que él escribió?

P.V: A mí me conmueve De purísima y oro, la España de la posguerra, de la casta, la más negra. La leo y es una obra maestra.

M.B: A mí me conmueven Contigo, Peces de Ciudad, Y sin embargo.

P.V: Joaquín tiene mucha facilidad para empezar canciones con letanías: “Yo no quiero un amor civilizado / Yo no quiero que elijas mi champú / Yo no quiero…” (en referencia a fragmentos de Contigo), por eso a mi me gustan las canciones más trabajadas como Peces de Ciudad que no tienen ningún “Yo no quiero”, tiene ese estribillo que no termina nunca, que sigue dando vueltas.

A.G.d.D: Vivimos momentos musicales de ponernos a llorar con Pancho, con una canción no tan conocida: Canción de cuna de la noche y los tejados (se grabó para la película Siempre hay un camino a la derecha) que es muy emocionante. Recuerdo estar grabándola con Joaquín y llorar juntos. Te anuda la garganta, te angustia, es provocativa.

P.V: No te deja respirar. Ese es un claro ejemplo de las canciones más oscuras, más negras y más tristes de Sabina, al igual que Peces de ciudad, con la diferencia que ésta se hizo muy famosa.

A.G.d.D: No me atrevo a contar lo que pasó cuando Joaquín estaba grabando Peces de Ciudad (piensa, toma aire y sigue) es la única vez que lo vimos quebrarse y no poder seguir cantando. Era la recuperación de su vida.

P.V: Esa toma fue la que quedó grabada en el disco, sólo que la parte en la que se derrumbó, la repitió. Y eso, lo tengo grabado en video.

Gira nacional

Luego del show de hoy continúan el 15/4 en Abbey Road (Mar del Plata), 16/4 en el Teatro de la Comedia (Rosario), el 17/4 por Junín, en el Teatro la Ranchería, el 21/4 en Opus Teatro (Córdoba), el 22/4 en Quality Espacio (Córdoba) y cierra el 23/4, otra vez en La Trastienda, C.A.B.A..

 

Fuente: Clarín

Sobre Tino Castro

Tino Castro
Un informático loco por la tecnología de Internet. Me encantan el Marketing Online y Offline, la política, la música y los perros grandes. Cualquier tema lo estudio y le busco la estrategia. Emprendedor y autodidacta. Siempre inventando al 100%

Ver también

…y Sánchez le da un perfil bajo a la reunión y no comparecerá

30 de marzo de 2016. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias enfilan la carrera de San …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: