El acto de llorar es una de las mejores formas para liberar sentimientos reprimidos y puede mejorar tu estado de ánimo, según un nuevo estudio. Para conseguir esto, lo único que necesitas es una canción triste.