Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Parker (27) renace y cierra el primer Gasol-Gasol de playoffs

Parker (27) renace y cierra el primer Gasol-Gasol de playoffs

No pudo ser… No habrá séptimo partido entre Grizzlies y Spurs. No habrá séptimo partido entre los hermanos Gasol. Tony Parker, invisible en defensa y botando entre una jungla de críticas, se convirtió en héroe inesperado para cerrar una serie que, hasta el giro final, parecía abocada al partido definitivo. Los locales se vaciaron y consiguieron inclinar el choque de su lado mediado el cuarto cuarto (+7), pero el cansancio propio y el acierto ajeno le dieron vuelta a una tortilla que queda una vez más poco hecha. Otra vez los Grizzlies como agitadores de primera ronda y nada más. Otra vez los Spurs pasando rondas.

Memphis se vistió de gala para el partido más importante de su temporada y Vince Carter no tardó en arrancar la moto. Sus puntos en los primeros minutos de partido mantuvieron igualado el marcador pese al regular inicio de las estrellas locales. Fue él quién metió al público en el partido, con los 40 años más ridículos jamás vistos sobre una cancha de baloncesto. Eterno Vinsanity.

Los tiros de Parker entraban sin parar y Kawhi, bien defendido durante todo el partido (es imposible evitar las faltas: es más fuerte, más rápido, más potente, más inteligente…), sumaba en cada cambio de posesión (29+9+4+3). Ellos ganarían después la serie, pero fue el rebote ofensivo el que agarró a los Spurs a un partido bien jugado por los Grizzlies. Hasta 16 rebotes de ataque acumularon los texanos, que ganaron la batalla de las capturas por ese mismo número. Un dato salvaje que niveló el choque y que impidió el enésimo milagro del Believe Memphis.

“Tenemos que rebotear. No es negociable”, gritaba Fizdale en los tiempos muertos decisivos. Pero las piernas pesaban (45 minutos de Marc y Conley, 38 del veterano Randolph y más de 32 para el cuarentón Carter) y el coco esperaba el menor signo de debilidad para cerrar la serie.

Al final, fue la versatilidad de Kawhi lo que decidió el partido. Dos jugadas en las que el alero aprovechó la ventaja creada en su penetración para doblar el balón a un compañero solo que no falló. Eso y una maravilla fruto de la confianza de Tony Parker. El francés fue el ejecutor y decidió una eliminatoria que tenía ganas de volver a Texas.



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

“¿LeBron o Jordan? Chamberlain es el mejor de siempre”

La segunda mitad de mayo es territorio para las finales de Conferencia. La antesala de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =

Close
Síguenos en: