Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Partidazo de Gasol pero otra derrota a domicilio de los Spurs

Partidazo de Gasol pero otra derrota a domicilio de los Spurs

Hogar dulce hogar, pensarán los Spurs. Y con razón: llevan un mes (desde el 25 de febrero, en Cleveland) sin ganar fuera… pero solo han jugado en ese tramo cuatro partidos lejos de su pista. El terrible trance Oakland-Oklahoma City-Houston, tres derrotas seguidas que les sacaron durante un pestañeo de playoffs, y ayer, en su vuelta a la carretera, esta derrota en Milwuakee (106-103) en el partido correspondiente a los NBA Sundays que se juegan en horario de prime time europeo. Desde la derrota en Houston (se pusieron 37-30), seis partidos seguidos en casa y seis victorias hasta el 43-30 y un pie en las eliminatorias (sería, recuerdo, la 21ª temporada consecutiva). Nada es seguro todavía en este Oeste, eso sí: ahora 43-31. Las mismas derrotas que los Pelicans, una menos que los Wolves y los Jazz y dos menos que los Nuggets, novenos. Todavía hay que remar.

Los Bucks, por su parte, se dieron un baño de autoestima con un buen triunfo. No van a quedarse fuera de playoffs (39-34 por las 40 derrotas de los Pistons) pero todavía puede subir alguna posición en un Este donde todo empieza a estar bastante claro. Falta les hace coger ritmo e inercia a estos Bucks decepcionantes en un sentido global, que van acumulando victorias y derrotas sin demasiado frío ni calor pero que tienen mimbres para, si aceleran de verdad, ser peligrosos en playoffs. Como mínimo muy molestos.

A los Spurs, acostumbrados ya a jugar en plena vorágine Kawhi, les fallaron sus armas habituales: defensa, solidez, pocos errores. Se vieron por detrás pronto (26-13) y apretaron hasta el descanso (47-47) pero salieron muy despistados del descanso, con unos minutos malos y con demasiados fallos que permitieron a los Bucks coger aire y un colchón que llegó hasta los 14 puntos (73-59) y que fue suficiente a pesar de que al final los visitantes tuvieron posesión para forzar la prórroga. Dejounte Murray no sacó un tiro claro y no se consumó una reacción que un par de minutos antes era improbable (106-97) a pesar de muy buenos minutos de Pau Gasol (22 puntos, 13 rebotes) y otra buena cuenta de puntos de LaMarcus Aldridge (34+7).

En los Bucks se vio durante muchos minutos las virtudes que puede acumular este equipo y que no siempre enseña: Antetokounmpo dominante (25 puntos, 10 rebotes), Bledsoe incisivo (23 puntos, 5 asistencias), Middleton instrumental (19+7+4) y chispazos en ataque (Jabari Parker, Muhammad) y defensa (Henson, Maker…). Buena victoria para un equipo en busca de sí mismo con muy poco tiempo por delante y derrota para unos Spurs que han amasado margen de maniobra en su pista pero que no se pueden despistar mientras las matemáticas no digan lo contrario.

 



Fuente: AS

Sobre

Ver también

El Barcelona se interesa por el ala-pívot Mathias Lessort

Hoy se cumplen dos meses del último encuentro de Rakim Sanders con el FC Barcelona …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: