Inicio / Vida Sana / Pescado bien etiquetado, una forma de diferenciarse

Pescado bien etiquetado, una forma de diferenciarse

La vida diaria del consumidor responsable no siempre es fácil. Por diferentes motivos, como una limitada oferta de productos sostenibles en su entorno o porque a menudo sus precios son más altos. Y, también, porque la información en el punto de venta a veces escasea y dificulta su elección.

Es el caso del pescado. En concreto en el pescado fresco, la información que debe figurar en la etiqueta son: nombre común y científico, precio, zona de captura o cultivo, método de producción y presentación, arte de pesca y duración. Esto es así desde 2014, en que se hizo obligatorio que las etiquetas que se ponen en las pescaderías incluyan más información que el precio y el nombre de la especie, para que los consumidores «puedan elegir con conocimiento de causa, acerca de, entre otras cosas, el origen y el método de producción de los productos», como se expresa en el Reglamento 1379/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, que establece la organización común de mercados de los productos de la pesca y de la acuicultura.

A pesar de la obligatoriedad de incluir esa información, todavía quedan pescaderías en las que la etiqueta solo informa del precio. No es el caso de los establecimientos Abad y Almazán. Francisco y José Manuel Abad pertenecen a la segunda generación familiar de pescaderías en Madrid: «Ahora la posibilidad de dar toda la información al cliente es total,–explica Francisco–. Porque al comprar en Mercamadrid, por ejemplo, el género tiene toda la documentación, que ya les viene a ellos desde las lonjas. E incluso te la pueden enviar al móvil. Se ha avanzado mucho gracias a los sistemas de información. Nosotros compramos sobre todo a mayoristas que están adheridos a ellos y podemos tener toda la trazabilidad del género, y, sí, etiquetamos cada producto con su pegatina con toda la información».

El público ahora «va siendo más selectivo, se nota. Quieren saber de dónde es una pescadilla; te preguntan por lo que compran, en definitiva. Y yo pienso que no hay que engañar, ni intentarlo, a tu clientela». Él, a su vez, compra a proveedores en los que confía. «Por ejemplo, el atún rojo, es de un proveedor, Balfego, que trabaja muy bien en sostenibilidad y aporta toda la documentación perfectamente». En su pescadería, ya ha conocido antes el efecto de las campañas informativas en el público, «por ejemplo, con quella de los “pezqueñines”, que la gente no los compraba».

Manuel Almazán, tiene su pescadería en Soria hace 16 años y recuerda cómo «desde unos ocho años para acá ha habido una enorme evolución en la reglamentación y mucha más exigencia sobre cómo debe ser trasladada la información a los clientes. Ha cambiado mucho el etiquetado, pero en mi opinión se le podría dar una vuelta más. Claro que da trabajo al pescadero, pero merece la pena, porque es bueno catalogar el pescado y demostrar que el pescado que tienes es el que es».

Él, por su parte, se ha tomado la molestia de ampliar esa información disponible para sus clientes y ha elaborado unos carteles «con un mapa informativo sobre las zonas de pesca y otro sobre las artes. Porque hay que dar confianza sobre el producto y porque no son lo mismo ni unas zonas que otras, ni unas artes que otras». De hecho, tiene clientes «que no quieren pescado de China o de Japón, o que prefieren producto nacional. La gente se informa. Y yo también sé qué caladeros tienen problemas de sobrepesca, porque corremos el riesgo de quedarnos sin pescado. Por eso hay días que no tengo según qué cosas. Porque el mar da lo que da».


Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Guirigay en la industria por el reparto del pastel

La aplicación del acuerdo suscrito entre Farmaindustria y el Ministerio de Hacienda del anterior Gobierno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =