Inicio / Ciencia / Proponen una nueva clasificación de los problemas de la consciencia

Proponen una nueva clasificación de los problemas de la consciencia

Cambiar el nombre a uno de los estados no conscientes para poder conocerlo mejor y, de este modo, tratarlo con más eficiencia. Esto es lo que propone el Dr. Lionel Naccache, director del equipo PICNIC Lab del Instituto del Cerebro y la Médula Espinal del CNRS /Inserm/UPMC,  en un artículo recientemente publicado en la revista Brain.

En general, las alteraciones patológicas y perdurables de la consciencia se clasifican desde principios de la década de 2000 en tres categorías. En primer lugar, el estado de coma, en el que los pacientes no son conscientes, permanecen con los ojos cerrados, y prácticamente no responden a los estímulos, salvo a algunos, reflejos, relacionados con zonas conservadas del tronco cerebral.

En segundo lugar, los pacientes no conscientes pueden hallarse en estado vegetativo o estado de vigilia sin respuesta, es decir, que están despiertos pero no conscientes. Por último, existe un estado conocido como “estado de mínima respuesta o de “consciencia mínima” en el que sí existen respuestas a algunos estímulos. En este caso, aunque el paciente sea incapaz de comunicarse verbalmente, sí puede realizar seguimiento visual, controlar el parpadeo o presentar alguna respuesta motora.  

Sobre este último estado se centra el artículo de Naccache y para él propone una nueva clasificación, que combine las observaciones clínicas (de comportamiento de los pacientes) con datos obtenidos con las más novedosas técnicas de registro de imágenes cerebrales. Por ejemplo, las utilizadas en un trabajo reciente realizado por neurólogos del Hospital General de Massachusetts (EEUU).

El estado de la corteza como referencia

Naccache basa su propuesta en la revisión de diversos estudios sobre el estado de consciencia mínima que apuntan a que este tiene relación con ciertas regiones de la corteza cerebral, cuya actividad contribuye directamente al comportamiento de las personas afectadas.

Por eso, señala que el estado de consciencia mínima debería pasar a llamarse “estado mediado por la corteza” (CMS). El nivel de CMS estaría proporcionalmente relacionado con el nivel de consciencia del paciente, afirma Naccache.

Según el investigador, modificar la terminología permitiría identificar mejor esta condición, algo que resultaría crucial para el diagnóstico, el pronóstico y el diseño de estrategias adecuadas de tratamiento.

Además, habría que combinar datos de actividad cerebral registrados con tecnologías como la resonancia magnética funcional o el electroencefalograma con la información que arrojan los signos clínicos conductuales. 



Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Las plantas imitan al sistema nervioso de los animales para defenderse

Las plantas tienen un sistema de comunicación interno parecido al sistema nervioso de los animales. Usan los mismos componentes, glutamato y calcio, para avisar de una agresión y desencadenar una reacción defensiva. Las plantas tienen un sistema de señalización molecular similar al que utiliza el sistema nervioso de los animales, por ejemplo cuando la planta es mordida por una oruga. Lo ha descubierto una investigación de la Universidad de Wisconsin en Estados Unidos, publicada en la revista Science. Utilizó proteínas fluorescentes con la finalidad de observar la propagación de señales químicas a través de la planta, en respuesta a una situación de estrés. Simon Gilroy, uno de los investigadores, explica en un Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =