Inicio / Deportes / “Que Jorge Prado sea español es una suerte que tenemos”

“Que Jorge Prado sea español es una suerte que tenemos”

Jorge Prado necesita sumar cinco puntos este fin de semana en el MXGP de Italia, en Ímola, para proclamarse campeón del mundo de MX2. Parece muy poco, de hecho le basta un 16º puesto en la primera manga. Pero es mucho, ningún español ha ganado el Mundial de Motocross en su categoría intermedia, tampoco en la máxima. Y no había tantos precedentes para adivinar que en este país un niño despuntaría con la moto de campo, ficharía por KTM con diez años, se formaría para ser una estrella y alcanzaría ese estatus con sólo 17 años.

De las cuatro grandes especialidades del motociclismo, España domina dos: Trial y Velocidad. En Todoterreno ha habido altibajos con éxitos en el Dakar y el Mundial de Enduro, pero los títulos júnior del ISDE no se han materializado con títulos absolutos. Y en Motocross hubo pioneros en el Mundial desde finales de los años noventa. Hubo podios, hubo victorias, hubo incluso patrocinadores, pero no hubo títulos. Faltan cinco puntos para cruzar ese umbral.

“Cuando gané el Europeo en 1996 era piloto, mecánico, cocinero… ibas con un amigo del barrio y te buscabas la vida”, recuerda con As un referente, Javier García Vico, quien abrió las fronteras: “Entonces salía poca gente del país. Yo decidí irme a Italia con un equipo privado para hacer el Mundial. Venía de trabajar como mecánico y durante el primer año dormía en una caravana, así empezó mi aprendizaje. En 1999 hice un 7º en la general, hicimos ruido”. Ahora, con 44 años, Vico también disfruta de Prado: “Es su momento, confío en él. Y vamos a tardar muchos años en ver otra cosa así”. Lo dice quien logró el primer podio nacional en Luxemburgo 1999. “Porque Toni Elías padre fue podio en una manga (España 1979, segundo) pero no en el GP completo”.

Su primera victoria en 500cc llegó en Rusia 2002. Entonces Dorna era la propietaria de los derechos del campeonato, las carreras se televisaban y entraron patrocinadores como Telefónica y Repsol. Llegó a ser subcampeón de esa cilindrada en 2003. “Nunca habría soñado con luchar contra Everts y Smets dos Mundiales. Igual que compartir podios con McGrath en Supercross. Era el mecánico que ayudaba a los pilotos americanos en el Sant Jordi y acabé en el podio con ellos. Todo eso es muy grande”. También es grande la factura física: “De lumbares y tobillos todavía padezco, es un deporte muy agresivo. Y con las caídas he tenido lesiones en espalda, hombros, brazos…”.

El testigo lo recogió Jonathan Barragán, un madrileño que logró siete victorias mundialistas, acabó 4º en MX1 (2008) y fue piloto de KTM o Kawasaki: “El Motocross ha sido mi vida y mis mayores logros deportivos”. Dice que Prado le tiene “con la boca abierta, no lo esperaba”. Con 32 años, compite en Enduro y fue el 15º clasificado del último Dakar (Gas Gas). Él también emigró a Bélgica, como Jorge: “Javi nos enseñó el camino, si quieres hacer algo tienes que salir de España y curtirte con pilotos de élite. Yo me fui con 18 años, Prado se ha ido con diez, así que con 17 años está a punto de lograr un título mundial que es algo histórico para el Motocross español”.

José Antonio Butrón, gaditano de 27 años, no estuvo muy lejos de ganar MX2 en 2013. “Terminé tercero, con un bronce. Conseguí siete podios y una victoria en Brasil. Competí contra Herlings, que ganó, y Tixier, que fue campeón un año después. No tenía moto oficial, así que estoy muy orgulloso de aquello”. Ahora es piloto de la categoría máxima, MXGP, donde están “los mejores pilotos, equipos y presupuestos, el paso es muy duro”. “Al ser piloto privado, tengo que combinar el Campeonato de España con el Mundial porque los patrocinadores, como KTM España, me piden que haga el Nacional”, cuenta. Ha ganado seis consecutivos.

Él es uno de los que mejor conoce a Prado, porque coincide con él en los grandes premios desde que el lucense subió al Mundial el año pasado. “Es uno de los pilotos más talentosos que hay en el mundo. Tiene ganas, entrena fuerte, tiene apoyos de KTM y Red Bull, se ha juntado lo mejor con lo mejor y espero que, por el bien del Motocross español, gane este fin de semana el título de MX2″, sentencia el piloto de Chiclana.

Sí ganó un campeonato mundialista Carlos Campano, el extinto MX3, en 2010. “Entonces era una categoría ‘open’ y yo llevaba una Yamaha de 450cc, como la de MX1. Recuerdo aquel año con mucho cariño, fue muy importante. Empezamos el año con poco presupuesto y no sabía si podría acabarlo. Gané bastantes carreras, estuvimos seis meses fuera de casa en el camión y se hizo largo, pero hubo recompensa”, cuenta el sevillano. Después regresó a MX1, pero decidió marcharse cuando le dejaron una Yamaha oficial dos carreras por la lesión de Philippaerts y comprobó “la diferencia de competitividad”. Desde entonces ha competido en Brasil o en el Nacional y este año regresa junto con Butrón y Prado al MX de Naciones.

Los cuatro entrevistados coinciden, es muy difícil que en España aparezca un campeón de Motocross. Por eso ven a Prado como un regalo para su deporte. “No es sólo que gane, es cómo gana y su simpatía. Campeones hay uno cada año, pero no con esa soltura. Hay pocos cracks de este nivel y que sea español es la suerte que nos ha tocado”, asegura Campano. Para Vico, “nadie contaba con él para hacerlo tan bien en su segundo año. Y todos los errores que cometió en 2017 los ha rectificado. En terrenos físicos, los problemas que tenía los ha solucionado”. “Una de las cosas que me gusta de Jorge es que parece un niño bueno en este deporte tan agresivo. Luego se sube a la moto y se transforma. Necesitas carácter, ser valiente y tomar decisiones muy arriesgadas. Para tomar la salida con tantos pilotos cerca hace falta mucho valor”, sentencia el barcelonés.

Su victoria en el campeonato, si se concreta este domingo, “ayudaría a que salgan más jóvenes españoles y con él en los medios se acercará más gente, también más patrocinadores y aficionados”, opina Barragán, que tiene alguna duda: “Si el Motocross no da un gran salto ahora, nunca lo va a dar. Con un chaval joven que va a estar años arriba…”. Butrón es optimista: “Yo nunca veía la Fórmula 1 hasta que Fernando Alonso ganó el Mundial”.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Discreta debut español en los Mundiales de eslalon en Río

El sexto puesto logrado por Nuria Vilarrubla, Miren Lazkano y Annebel van der Knijff en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 19 =