Inicio / Noticias / España / Rajoy cierra los 176 votos para sacar adelante los Presupuestos

Rajoy cierra los 176 votos para sacar adelante los Presupuestos

El acuerdo del Gobierno con Ciudadanos (Cs) para los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que hoy aprobará el Consejo de Ministros, es el primer paso del gran pacto en el que trabaja el Ejecutivo para implicar a PNV, Coalición Canaria, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que en las generales fue en coalición con el PSOE, y a sus pequeños satélites parlamentarios en toda la tramitación en el Congreso de las cuentas del presente ejercicio. El objetivo no es sólo un acuerdo que permita superar el trámite de las enmiendas a la totalidad, sino «tejer un colchón para mantener una posición de seguridad en la negociación de las enmiendas parciales y en la aprobación del dictamen final que salga del debate en comisión». El PP insiste en reclamar al PSOE que se implique en esta negociación y en que colabore en la estabilidad, pero, al mismo tiempo, en el cuartel general de los populares dan por hecho que con los socialistas no podrán contar como «costaleros» de confianza para hacer de muro frente a las propuestas de «la izquierda más radical». «Estarán a veces, y otras no. Aquí el objetivo es, sobre todo, mantener los mismos compañeros de viaje con los que iniciemos el trámite parlamentario de los Presupuestos y frenemos las enmiendas a la totalidad», explican.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puso ayer en valor el acuerdo solemnizado con Ciudadanos sobre las cuentas de 2017. Era el escenario previsible, descontado en el PP y en Cs, a pesar de las tensiones de las últimas semanas por la comisión de investigación sobre la financiación del PP y por la situación del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, investigado en el «caso Auditorio». «Lo difícil tiene a veces más atractivo», sentenció Rajoy en una comparecencia en Malta, donde participa en el congreso de los populares europeos (PPE). Este acuerdo oficializado ayer, y que Cs vendió sonoramente para ocupar espacio político, no es sino el pacto de investidura de Rajoy. Las cantidades presupuestadas en materia social fueron acordadas durante la negociación entre las delegaciones de los dos partidos, y ayer se hizo público que constaban, como se había dicho, en los Presupuestos que hoy aprobará el Consejo de Ministros. «Estamos contentos. En el fondo era algo que habíamos acordado al principio. Ahora hemos tenido que cerrar algunas cosas más. Y no ha sido fácil, pero nada es fácil en la vida. Y también lo difícil a veces tiene más atractivo», valoró el jefe del Ejecutivo tras un almuerzo con otros seis jefes de Gobierno del PPE.

Horas antes el líder de Cs, Albert Rivera, había confirmado su apoyo a los Presupuestos del Gobierno tras asegurarse que en su letra figuran 4.087 millones de euros destinados a dar cumplimiento a las medidas acordadas en el pacto de investidura de Rajoy. La negociación concluyó en una conversación telefónica entre Rajoy y Rivera el miércoles por la noche. Es la primera conversación entre los dos después de semanas de tira y afloja por Murcia y por otras propuestas de regeneración democrática incluidas en los compromisos de investidura, como la creación de la comisión de investigación sobre las finanzas del PP. Como si las dos partes dieran por amortizados esos empujones dentro del juego político, en los momentos de más tensión no consideraron necesario hablar personalmente para solventar las diferencias. Sí lo han hecho para rubricar el acuerdo presupuestario.

Rivera presentó el pacto con una solemne escenografía, rodeado de la plana mayor de su equipo económico, y con un discurso en el que todos los acentos los puso en atribuir a su partido el mérito de la estabilidad y de que España tenga unos Presupuestos. Es verdad que sin el apoyo de Cs Rajoy no podría haber ni siquiera intentado buscar el respaldo del PNV y de otras fuerzas minoritarias porque, por un lado, no le habrían bastado sin el PSOE, y porque, además, esa falta de apoyo de Rivera valdría simbólicamente como la confirmación de que la legislatura estaba acabada. Sin Presupuestos de 2017 el Gobierno de Rajoy tenía prácticamente imposible sacar adelante las cuentas de 2018, en las que de inmediato tienen que ponerse a trabajar para que estén listas para ir al Consejo de Ministros, en principio, a finales de septiembre. Y sin Presupuestos, la legislatura estaba condenada a terminar en el plazo de meses. Ningún partido quiere hoy elecciones, y esto explica en parte que la negociación del Gobierno con sus otros socios potenciales, incluido el PNV, esté bastante encarrilada. Con estas cuentas de 2017 se gana tiempo, porque Rajoy sí podría prorrogarlas a finales de año si no consigue apoyos para las de 2018.

Los Presupuestos que hoy llegan al Consejo de Ministros son unos Presupuestos que confirman el crecimiento económico y las buenas expectativas en creación de empleo. De perfil social, y «sin recortes en Educación, Sanidad y Dependencia», como resaltó ayer Rivera. «No se va a tocar el IRPF de la clase media», sentenció.



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

El PDeCAT rechaza la «desobediencia» y apunta que Puigdemont tiene la última palabra en su investidura

La presidenta del PDeCAT y exconsellera de la Presidencia, Neus Munté, ha rechazado la “desobediencia” …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: