Inicio / Noticias / España / Ramón Jáuregui, el nuevo “tapado” para la tercera vía que Susana Díaz quiere cerrar

Ramón Jáuregui, el nuevo “tapado” para la tercera vía que Susana Díaz quiere cerrar

La gestora presidida por Javier Fernández lleva dos meses y medio dirigiendo los destinos del PSOE, pero no puede decirse que la crisis que se abrió de forma sangrante el 1 de octubre se haya cerrado. Todos los esfuerzos se concentran en la preparación del próximo congreso para el que quedan, al menos, seis meses y a estas alturas todavía no están las cosas claras. De momento, el programa se está definiendo y en torno al líder todo son incógnitas, por eso, en estos días arrecia el debate sobre la conveniencia de una tercera vía o de una candidatura de unidad para resolver el liderazgo evitando la confrontación.

«Ella –Susana Díaz– no quiere ni oír hablar de terceras vías. Él –Pedro Sánchez– tiene muchas dudas sobre si presentar su candidatura», afirma a LA RAZÓN un barón territorial vinculado con ex líder, al menos hasta el último Comité Federal. Abriendo el melón de una tercera persona alternativa a Sánchez y Díaz, surgen varios nombres. El más antiguo es Patxi López, «pero él mismo ha dicho que no está decidido a dar el paso», también el de la vicepresidenta del Grupo Socialista Europeo, Elena Valenciano. «Eso es demencial. No tiene ningún sentido», apuntó a este diario. La dirigente socialista afirma que «hay espacio para pensar en esta posibilidad. Lo que dudo es que esta opción tenga peso orgánico», y añadió «las terceras vías siempre surgen al final de un proceso, nunca al principio, y ahora todavía quedan muchas cosas por hacer». Otra opción que toma fuerza es la de Ramón Jáuregui. El que fuera ministro de la Presidencia con José Luis Rodríguez Zapatero ha sido rescatado por la gestora para asumir dirigir a los socialistas españoles en el Parlamento Europeo. Su perfil es muy respetado por todas las corrientes –ya sean críticos o afines– y abriría la puerta a la bicefalia: asumiendo el liderazgo del partido pero dejando vía libre a Díaz para ser candidata a presidenta del Gobierno.

Esta posibilidad surge con un hilo conductor: evitar la confrontación. «Tendremos que ceder todos para que esta opción multiplique y evite el choque de trenes». Ciertamente, el debate existe y algunos dirigentes territoriales acarician esta fórmula y, por las mismas razones esgrimidas por Valenciano, no quieren dar el nombre de un posible «tapado». «Es una cuestión muy delicada», apuntan casi con secretismo. Otros entienden el debate teórico, pero señalan con una cierta frialdad que «el problema es cuando le quieres poner a este líder nombre y apellidos». En cualquier caso, la opción de la tercera vía ha calado, aunque, en palabras de un máximo líder territorial «la tercera vía suele ser una vía muerta», pues teóricamente es intachable pero en la práctica sólo prosperará si cuenta con el aval de Andalucía. «La tercera vía sólo es posible si cuenta con el beneplácito de Susana», apuntan. En esta apreciación coinciden varios dirigentes regionales que añaden, con conocimiento de causa, que «Susana está poniendo toda la carne en el asador y rechaza esta posibilidad», por lo que la opción de la candidatura única cobra protagonismo. Sus partidarios no se andan con chiquitas a la hora de descafeinar esta posible propuesta. «Yo quiero estar con la gente que plantó cara al autoritarismo de Pedro Sánchez. Ahora no me valen medias tintas», afirma un diputado andaluz con escaño en el Congreso, que considera este debate como «puro cinismo y una mera pérdida de tiempo». Otros dirigentes territoriales confirman la existencia del debate, pero se posicionan al lado de Díaz «porque es una dirigente capaz que está haciendo un gran trabajo hablando con todo el mundo en el partido». Así desvelaba un dirigente territorial que la líder del socialismo andaluz está reuniéndose con alcaldes y responsables del PSOE de toda España, sin tener en cuenta sus apoyos en el pasado, para explicarles su modelo de partido. Y su actuación no se queda ahí. La dirigente andaluza está manteniendo reuniones con diferentes sectores y organizaciones sociales tradicionalmente cercanos al partido socialista, «porque sabe lo que tiene que hacer».

También los apoyos de Díaz fuera de Andalucía piensan que «es un error buscar terceras vías cuando lo que debemos es pensar en políticas». Todos los consultados consideran también que «no hay vuelta atrás en el modelo de primarias», pero ante unas primarias ganaría Susana «porque cuando quites la hojarasca de mucha gente que se hace pasar por militante cuando no lo es, la mayoría de la militancia socialista le estará dando respaldo». Otro máximo dirigente territorial es más taxativo: «Susana tiene el apoyo del 80% de Andalucía y al menos el 40% en el resto de España. No tendrá rival porque tiene todas las claves del partido y, lo más importante, tiene gestos con todo el mundo. Es un cañón».

No todo son parabienes para la dirigente andaluza. Un dirigente territorial, que le dio todo su apoyo en el pasado Comité Federal, dice que «Susana se va a presentar sí o sí. Lo tiene muy complicado si no lo hace. La tercera vía sólo es posible si ella está de acuerdo. Eso sí, no puede trasladar miméticamente el modelo andaluz al conjunto de España. Debe proponer un modelo más coral y, sobre todo, debe afrontar un cambio de discurso más abierto y más transversal pensando en la diversidad del país». Sin duda el debate de una tercera vía está vivo pero, según lo apuntando, con escasas probabilidades de prosperar.



Fuente: La Razón

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

La campaña de las siete listas

Se acabó. Listas presentadas y sin lista unitaria del independentismo. Todos los partidos se presentan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: