Inicio / Deportes / Rubén Baraja empeora el inicio liguero de Paco Herrera

Rubén Baraja empeora el inicio liguero de Paco Herrera

EI Sporting volvió a las andadas en la pasada jornada liguera y no acaba de encontrar el rumbo que desea su entrenador, Rubén Baraja, que está firmando un inicio peor que el de Paco Herrera hace un año, dejando su equipo sensaciones parecidas a las que acabaron el año pasado con el relevo en el banquillo.

Después de dos meses de competición, el Sporting está fuera de las posiciones que dan opciones de ascenso, cuando hace un año por las mismas fechas estaba en ascenso directo. Además, aquel equipo llevaba un triunfo más y una derrota menos que en la actualidad, al tiempo que marcaba más goles (11 antes por 8 ahora). La única concidencia está en los goles recibidos, que han sido seis en ambos casos. La clasificación y los datos a estas alturas de la temporada son lo de menos, pero empiezan a inquietar a la afición sportinguistas que expresó su malestar contra el banquillo en el Wanda Metroplitano.

“No es el momento de hacer incendios sino de estar tranquilos”, pedía Rubén Baraja al final del partido frente al Rayo Majadahonda. Acababa de sufrir una derrota que calificó como “muy dolorosa”. Realmente lo ha sido para todo el sportinguismo que esperaba la reacción de su equipo fuera de casa en la oportunidad que se le presentaba ante un recién ascendido como el modesto equipo madrileño.

Lo peor sigue siendo la pobre imagen que deja el equipo en sus salidas. Un punto conseguido de doce disputados es el pobre balance a estas alturas. Hace un año habían logrado un empate y una victoria, cuatro puntos al menos.

Cambio. Rubén Baraja apostó por el mismo bloque que derrotó a Las Palmas, con el único cambio en el centro de la defensa. Dio entrada a Babin en el lugar de Álex Pérez. Sin embargo, quien le falló fue Peybernes, que no estuvo afortunado en ninguno de los dos goles. Si el equipo había mostrado seguridad defensiva hasta el lunes, en Madrid se quebró esa fiabilidad atrás.

De igual modo, en ataque, el Sporting sigue sin encontrar fluidez en su juego que asista en condiciones al serbio Uros Djurdjevic. El delantero volvió a ser sustituido y empieza a dar muestra de desquiciamiento porque no acaba de llegar su primer gol.

Baraja tiene tres días ahora para preparar el siguiente compromiso. Será en El Molinón, que es a lo que por ahora se agarran los rojiblancos. Pero ganando solo en casa ya saben que no es suficiente.


Fuente: AS

Sobre

Ver también

Dos meses después, Dembélé vuelve a la casilla de salida

Dos meses después de resolver la Supercopa de Tánger con un misil tierra-aire que pareció …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + dos =