Inicio / Deportes / Rubén Castro tiene dos retos en su Isla: marcar y no ser pitado

Rubén Castro tiene dos retos en su Isla: marcar y no ser pitado

Rubén Castro salió de Las Palmas cuando todavía tenía 22 años y cerca de cumplir 36 regresa de nuevo a una casa en la que no tiene ni un ápice de la consideración deportiva que sí ha adquirido en el Betis, del que es máximo goleador histórico con 144 dianas oficiales. La afición amarilla abronca al futbolista cada vez que juega en la isla, primero fue en el Insular y ahora, en el estadio de Gran Canaria. Y él no lo acierta a comprender. “No sé por qué me pitan, pero ojalá que eso deje de ocurrir algún día”, ha declarado con amargura Rubén en más de una ocasión. 

Sobre el poco amor que le tiene al 24 bético la que un día fue su afición existen varias leyendas urbanas. Hay quien lo achaca a la celebración de su primer gol contra Las Palmas, en 2008, cuando anotó el tanto que daba la victoria a su entonces equipo, el Huesca (2-1). Pero suena demasiado imaginativo: el partido era en El Alcoraz y entonces no se televisaban la mayoría de los encuentros de Segunda. También los hay en Gran Canaria, y esto suena más creíble, que no perdonan a Rubén sus seis tantos en contra: aquel oscense, un segundo con el Rayo Vallecano al año siguiente (éste sí, en Canarias) y cuatro con el Betis: dos en unos octavos de Copa (temporada 12-13) y otros dos en Liga, de Segunda, durante la 2010-11. 

Casi nadie recuerda o quiere recordar que en sus comienzos como futbolista profesional Rubén regaló a Las Palmas algunos de los pocos momentos de felicidad durante unas campañas aciagas de doble descenso. En la 2001-02 se bajó a Segunda pero goleando al Real Madrid de Casillas (4-2) con doblete del ahora delantero del Betis. Y en la 2003-2004, Castro se convirtió en Pichichi gracias a 22 goles que no lograron evitar otra dolorosa caída, esta vez a Segunda B. Aquella campaña coincidió en la plantilla amarilla con sus hermanos Álex y Guillermo, pero scto seguido sería traspasado al Deportivo por 3,6 millones de euros para pasar seis años entre cesiones y más pena que gloria, salvo en sus dos últimos préstamos al Huesca y al Rayo Vallecano, donde por fin despuntó de nuevo como goleador.

Aquellas dos campañas de Segunda con 14 tantos cada una propiciaron que el Betis, aquel Betis de entreguerras en 2010 (Ruiz de Lopera, Luis Oliver, la jueza Mercedes Alaya) confiara en Rubén Castro para regresar a Primera División y decidiera adquirir su ficha, esta vez en propiedad. Se proclamó por segunda vez Pichichi de la categoría de Plata (27 tantos) y desde entonces, siempre de verdiblanco, no ha parado de perforar las metas contrarias. En Heliópolis le queda algún récord, como el de igualar (está a cinco) las 78 dianas béticas de Hipólito Rincón en Primera, categoría donde por cierto no ha marcado tampoco nunca a Las Palmas. ¿Lo logrará esta noche? ¿Se librará de los pitos incluso aunque consiga anotar?

 



Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Griezmann, bajo la lupa

Hay quien ya lo ha olvidado, pero conviene recordarlo. Griezmann fue titular en el primer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − doce =

Close
Síguenos en: