Inicio / Noticias / España / Sánchez se estrena en un desfile militar entre abucheos y gritos de «¡elecciones!»

Sánchez se estrena en un desfile militar entre abucheos y gritos de «¡elecciones!»

Gris ha sido el estreno de Pedro Sánchez en un desfile militar como presidente del Gobierno. Y no sólo por el día, que ha amanecido nublado para dar paso a la lluvia, sino también por el recibimiento de los ciudadanos, que no han dejado de abuchearle desde que ha pisado la madrileña plaza de Lima. Miles de ellos han llenado desde primera hora el paseo de la Castellana, escenario por segundo año consecutivo de la parada militar después de varios en la plaza de Neptuno. Bandera en mano y desafiando a la lluvia, los madrileños han aplaudido y criticado a partes iguales. Lo primero, a los militares, policías y guardias civiles que participaban en el desfile. Y lo segundo, al jefe del Ejecutivo, contra quien iban todos sus reproches, insultos y gritos a favor de un adelanto electoral.

Y a pesar de que su llegada no ha sido anunciada por megafonía como es habitual, los abucheos y silbidos han retumbado en la zona según se iba acercando su coche. Comenzaban así a calentar el ambiente los asistentes a un desfile que, aunque con menor intensidad que el pasado año, ha vuelto a estar marcado por el constante desafío independentista catalán. Con su asistencia masiva han querido mandar un mensaje de unidad. Y una pancarta en lo alto de un edificio era la prueba: “Cataluña siempre España”, rezaba.

Los primeros aplausos han llegado a las 11:00 horas, cuando el coche de los Reyes ha hecho acto de presencia. Durante el recorrido hasta la tribuna, los ciudadanos les han vitoreado con gritos de “¡Viva España!” y “¡Viva el Rey!”.

Don Felipe y Doña Letizia, acompañados de sus hijas, han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Defensa, Margarita Robles; el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Fernando Alejandre; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena.

Felipe VI, como capitán general de las Fuerzas Armadas y vestido con el uniforme del Ejército de Tierra, ha pasado revista a las tropas y, acto seguido, se ha dirigido hasta la tribuna para observar como los paracaidistas de la BRIPAC descendían con la bandera de España, que este año celebra su 175 aniversario. Su llegada a tierra ha estado rodeada de aplausos y han sido tres militares, un guardia civil y un policía los encargados de izarla.

Y en la tribuna se encontraba otra de las novedades: por primera vez, la princesa Leonor se ha sentado a la derecha de su padre, como símbolo de continuidad de la Corona, de la que es heredera. En su vestido llevaba el Toisón de Oro que le impuso su padre en enero.

Durante el homenaje a los que dieron su vida por España, el Rey ha depositado una corona de laurel ante el monumento que les recuerda y, junto al resto de efectivos, ha entonado “La muerte no es el final”.

El único momento en el que el silencio ha inundado la zona ha llegado con el toque de oración, roto únicamente por las salvas de ordenanza y por el rugido de los siete aviones de la Patrulla Águila, que han pintado en el cielo madrileño los colores de la bandera de España.

Han sido las únicas aeronaves que han surcado el cielo de Madrid, ya que el mal tiempo ha obligado a suspender el desfile aéreo.

De esta forma, se ha pasado directamente al terrestre, el cual ha abierto el Mando del mismo, que en esta edición recaía en la Brigada de Infantería Mecanizada Guadarrama XII.

Por el paseo de la Castellana han pasado 152 vehículos, entre los que destacaban los blindados o los “Husky” antiminas. Y al igual que el año pasado, los vehículos de la Guardia Civil y la Policía Nacional han sido de los más aclamados por los asistentes. Este año también se estrenaban los miembros de Salvamento Marítimo o los Bomberos.

Tras el escalón motorizado han comenzado a desfilar 4.000 militares, encabezados todos por seis réplicas de banderas españolas de época con motivo del 175 aniversario de la enseña nacional. Los legionarios y los regulares (los que más aplausos han recibido) han puesto punto y final a esta parada militar. Y el presidente Sánchez se ha marchado como llegó, entre abucheos.


Fuente: La Razón

Sobre Ángel Porras

Apasionado en todo tipo de deportes, la cerveza fría y su familia. Locutor de radio por vocación y publicista de profesión. Me gusta escribir y dar las mejores noticias desde bien temprano.

Ver también

El PP «ficha» a Josep Bou para la Alcaldía de Barcelona

El PP continúa con su política de renovación del partido en Cataluña después de sus …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + cuatro =