Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Sloukas abate a un Madrid que ya solo puede ser cuarto

Sloukas abate a un Madrid que ya solo puede ser cuarto

Dura derrota del Madrid ante el campeón de Europa. Un baño de realidad tras meses peleando con una plantilla mermada por las lesiones. Era un día clave y perdió. El Fenerbahçe fue mejor, tuvo más aplomo en el tramo definitivo (¡13 de 20 en triples, 65%!) y de paso se llevó el average (77-79 en Estambul). Los de Laso se despiden de las tres primeras posiciones, que se las repartirán el CSKA, el Olympiacos y el campeón turco. Cuatro equipos pelean ahora por la cuarta plaza, la última que otorga el factor cancha, y el Zalgiris lleva un triunfo de ventaja.

Kostas Sloukas marcó la diferencia. Lo hizo esa manera que tiene de jugar con el bloqueo y el rebloqueo, lo hizo al encarar a Tavares con éxito y lo hizo al encontrar el tiro liberado (y meterlo) en los instantes críticos de varias posesiones. Acumuló 20 puntos, todos en la segunda parte. Decidió con Doncic en el banquillo del minuto 34 al 39. Se sentó con cuatro abajo y entró con seis (78-84). Resultado con el que se llegó al último minuto.

Al Madrid le faltaba potencia de fuego, anotación, más allá de Carroll, aunque como casi siempre que vienen mal dadas llegó vivo al segundo final. Con 83-86 y el tiempo agonizando, Doncic se la jugó desde medio campo. Trató de anticiparse a su defensor, que iba a pararle en falta para evitar el triple, pero al verle levantarse desde tan lejos se apartó en el último momento. Agua. El campeón reinó en Madrid.

En la primera parte hubo un contraste descarnado entre los cinco minutos iniciales y el resto. Entre el arranque de los de Obradovic y sus magníficos conceptos defensivos (2-14) y el despertar blanco (43-26 de parcial hasta el descanso). Y, en medio, los árbitros, que tuvieron protagonismo. Primero descolocaron al Real con un par de faltas de ataque y luego al Fenerbahçe, que se enredó en protestas y perdió la cordura. Técnica incluida a Obradovic.

El Madrid no anotó su primera canasta hasta el minuto 7 (llevaba seis tiros libres), pero a partir de ahí Doncic surgió para gobernar mientras Ayón mejoraba al colectivo. Nunnally (59% de acierto en triples en lo que va de Euroliga, cuatro sin fallo esta vez) había dado el primer estirón visitante frente a Carroll, luego vimos a Kalinic y, más tarde, a un preciso Datome cuando más atascados andaban los suyos. El primer acto se cerró con un 4 de 26 conjunto en lanzamientos de dos y 25 tiros libres.

El otro Spanoulis

Sloukas (dos personales antes del descanso) y Vesely (tres, luego eliminado) se metían en problemas. Pero el base-escolta griego recuperó el oremus en la reanudación y con él, agarrado a su manita y a su inteligencia, el Fenerbahçe entero. Alumno aventajado de Spanoulis, aunque ahora vuela solo. Equilibró a su equipo primero y después mató al Madrid. Firmó diez tantos en el tercer cuarto y otros diez en el cuarto, siete seguidos en los tres minutos finales para resolver, incluidos los dos últimos tiros libres. En el minuto 25 el Fenerbahçe llevaba 10 de 14 en triples y dos dianas del de Salónica volteaban el marcador. Una renta que el campeón de Europa conservó hasta el final, ya con el factor cancha casi en el bolsillo. Al revés que el Madrid, que salvo milagro solo puede ser cuarto como mejor opción (el segundo y el tercero le superan en tres victorias más el average a falta de seis jornadas). La ventaja de pista se la jugará con el Zalgiris, el Khimki y el Panathinaikos. Solo habrá premio para uno.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

La alegría de Ricky Rubio en la vuelta de Llull: “¡Animal!”

Ricky Rubio fue uno de los jugadores españoles que más se alegraron de la vuelta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: