Inicio / Animales / Solo un gato

Solo un gato

Para muchos no serás mas que un gato, solo un gato. Uno como tantos otros.

Exactamente. Uno como tantos otros, con su personalidad, sus gustos, sus afectos, sus estados de ánimo, sus pequeñas manías, lleno de vida y merecedor de que esa vida transcurriera feliz.

Solo un gato más.

Mi gato de oro, no contaba que te irías tan pronto y tan de repente. Cuando ayer por la tarde, al volver del trabajo, te llevé al veterinario, no contaba con que te apagarías tan rápido, con que tendría que tomar la decisión de dejarte ir, con que me vería volver a casa con tu transportín vacío.

Llegó el momento de pagar el peaje Flash, de cumplir con mi parte del trato. Te prometí que te procuraría el mejor final posible, que te ahorraría sufrimientos innecesarios. Y lo he cumplido lo mejor que he sabido. No pudo ser en tu casa, en nuestra casa, como pasó con Mina y como yo hubiera querido. Tuvo que ser en un hospital veterinario desconocido para ambos, sobre una fría mesa metálica en lugar de en tu sillón favorito. Nunca es fácil, siempre es duro tomar la decisión y pasar por ese momento. Pero sé que fue la decisión correcta. Apenas estabas ya en este mundo, con tus pequeños pulmones llenos de líquido, no sabemos si por un problema cardiaco o por un tumor que d repente dio la cara. Da igual, el pronóstico era muy malo en cualquier caso y muy poco probable que vivieras una noche más aunque intentáramos retenerte.

Una decisión difícil siempre pero que ojalá pudiéramos tomar por otros seres queridos, un regalo que ojalá puedan hacerme a mí llegado el momento.

¿Recuerdas a Mina? Cuando llegaste a casa, siendo un cachorro, ella te adoptó tanto o más que yo, mamabas de ella, jugabas con ella y gracias a ella fuiste lo más parecido a un perro que puede ser un gato. Yo no la he olvidado en trece años, igual que no te olvidaré jamás a ti.

Me quedo con quince años de recuerdos, quince años en los que nos has acompañado en una mudanza, has visto pasar muchos animales por casa, algunos de visita, otros para sumarse a la familia como Troya, Maya y Tula, me has visto pasar de veinteañera a cuarentona y tener dos hijos. Julia era tu favorita. Teníais una relación muy especial y esta tarde tendré que explicarle que te has ido para siempre. Tu muerte será aprendizaje y crecimiento para ella, igual que tu vida fue compañía y ternura. Siempre fuiste muy paciente con los niños.

Te recordaré cachorro, una bola de pelo que acechaba y atacaba nuestros pies por los pasillos. Te recordaré adulto, viniendo a darnos la bienvenida tras un viaje, exigiendo tu comida a maullidos, buscando mimos nocturnos en el sofá y regalándonos ese masaje para el corazón que era tu ronroneo.

Solo un gato…

Adiós gato dorado. Descansa tranquilo en nuestra memoria.




  • El peaje
  • Se irán
  • Una niña, un viejo gato, una historia de amor
  • “Lo quise tanto, lo pasé tan mal cuando murió, que no quiero más perros”
  • Doce años no bastan para olvidar a un perro
  • El último regalo que hacer a nuestros perros y gatos: morir tranquilos en casa

La entrada Solo un gato aparece primero en En busca de una segunda oportunidad.



Fuente: 20 Minutos

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

El trabajo sucio

Hoy me voy a meter en un tupido jardín, soy consciente. Vaya por delante que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: