Inicio / Deportes / Sugar Ray Costa

Sugar Ray Costa

La espera hasta el debut se le hizo eterna a Costa. Sus vacaciones en Lagarto acabaron el 21 de septiembre, con el anuncio de su fichaje por el Atleti, pero durante más de tres meses no podría jugar. Llegó el día 22 a Madrid y en el mismo aeropuerto se confesó: “No tengo miedo a la báscula, pero sí al Profe”. ¿Qué tendría pensado Ortega para pulir al delantero? ¿Cómo quitarle 10 kilos sin desquiciarlo en el intento? El trabajo era innegociable, pero el preparador físico encontró el plan ideal para Costa: el boxeo.

As visitó Nine Fitness, el gimnasio donde Diego ha hecho sus pinitos como boxeador, de la mano del Profe y del entrenador Jesús García. “La pretemporada de Costa era peculiar y el Profe buscó cómo divertirle a la vez que perdía peso. Conoce los beneficios del boxeo y los adaptó para él”, explica Óscar Meléndez, director del gimnasio y socio del mismo junto a Fernando Torres.

El ariete hizo en el gimnasio seis sesiones de hora y media, más lo que trabaja por su cuenta y en su casa (“le ha picado el gusanillo y se ha enganchado; en el gimnasio retaba de broma a otros clientes”). “El boxeo es un buen complemento. A futbolistas como Torres y Costa, grandes y fuertes, les ayuda con la coordinación, los reflejos, la estabilidad… Algo tan concreto como controlar un balón, girar y arrancar se puede mejorar con el boxeo”, argumenta el director.

Y al gimnasio se fue la Pantera con su mochila, con el Profe y con Jesús y se puso a trabajar. “Diego es un tío valiente, no le asusta probar cosas ni tuvo miedo de hacerse daño. Entró saludando a todo el mundo. Se decía que venía pasado de peso y sí que debía bajar un poco, pero es un portento físico. Y le puso muchas ganas. Es igual de competitivo en el ring que en el fútbol. Él quería aprender a toda prisa y se lo tomaba muy a pecho, se picaba”, recuerda Meléndez de los primeros días.

Costa se armó de paciencia, porque no fue llegar y enfundarse los guantes. Todo estaba calculado. “Pasó por todo el proceso, pero lo cogió rápido. Primero le enseñamos a mover los pies, el cuerpo, hicimos ejercicios con pelotas, después el juego de tocar el hombro al adversario… Y luego ya le dimos los guantes para defenderse y golpear, lo que más ha disfrutado”.

Pero no es éste un deporte sólo físico. Costa es un futbolista impulsivo y este aprendizaje puede servirle también para controlar ese temperamento: “En el boxeo hay competitividad incluso con el saco. Pero te enseña que no puedes ir siempre hacia delante, también hay que volver para atrás, relajarte, saber cómo y cuándo actuar. A Diego Costa le va a ayudar y le va a hacer aún mejor delantero”.

Fernando Torres se anima con el ‘kick-boxing’

El Profe Ortega tiene la confianza absoluta del Cholo, pero con Costa afrontaba un reto diferente. El delantero no se libró de las duras sesiones físicas en el Cerro del Espino, pero el Profe le agregó la variante del boxeo. “Vive por y para la actividad física y escucharle ha sido un privilegio. Es muy exigente y ha creado un nuevo tipo de entrenamiento para futbolistas, porque poca gente pensaba que se pudieran complementar dos deportes tan diferentes”, explica Óscar Meléndez, el socio de Torres en Nine Fitness.

El preparador del Atlético sabía que el boxeo iba a enganchar a Costa y así fue. El delantero, que protestaba sin disimulo cuando el Cholo no le dejaba participar en los partidillos del Cerro, salía de la rutina del esfuerzo físico y se divertía en el gimnasio. “Pero el Profe lo llevaba todo muy medido, tenía claro el objetivo y estaba encima de Diego: ‘haz esto’, ‘baja’, ‘abre las piernas’… Le marcó a Jesús, nuestro entrenador, lo que quería conseguir del jugador y el trabajo a desarrollar, muy progresivo”. Por ejemplo, no saltó a la comba, ejercicio habitual en el boxeo, para no castigarse las rodillas.

Y con Costa entusiasmado, en el vestuario del Atlético se ha despertado la curiosidad. Torres, propietario de Nine Fitness, también se ha animado a subirse al ring. “Alguna vez ha tocado el kick-boxing y el boxeo. También es un portento físico y ha practicado, como complemento. La rutina del futbolista necesita variantes y a Fernando le gusta el boxeo. Desde fuera a muchos les parece un deporte agresivo, pero es muy ameno y divertido”. Curiosamente, en el esperado debut de Costa vieron puerta Torres y él: “Nos hizo ilusión que marcaran los dos. ¿Fue casualidad o causalidad por entrenar aquí, eh?”.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

El United enviará un ‘espía’ a Kiev para ver la forma de Bale

La rumorología sigue situando a Bale en la lista de posibles fichajes de los grandes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − dos =

Close
Síguenos en: