Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Tatum reaviva a los Celtics en la prórroga ante los Bucks

Tatum reaviva a los Celtics en la prórroga ante los Bucks

Los Bucks, con un interino en el banquillo y muchas dudas en una campaña que se esperaba la de la confirmación pero ha tirado más por la decepción, volvían al Garden. Allí ganaron en la que fue la segunda derrota de unos Celtics aún en shock por la desgraciada lesión de Gordon Hayward, tras lo que llegó una racha de 16 victorias consecutivas que sirvió de colchón a los de Boston para terminar como 2º clasificado de la Conferencia Este.

Los locales comenzaban aportando al marcador las primeras ventajas de la mano de un Tatum que no le temía, a sus 20 años, al primer partido de su vida en playoffs. La primera vez que los Bucks se pusieron por delante tuvo que ser con 10-12 y una vez ya habían aterrizado en el Garden, que imponía pese a que el equipo y la afición sigan teniendo presentes las bajas de Irving y Hayward.

La salida de los primeros suplentes fue la alarma que le saltó a Joe Prunty, que también debuta en playoffs pero como entrenador-jefe, de que tiene un problema de amplitud y calidad en la rotación de la plantilla. Marcus Morris y Greg Monroe, que ha jugado en los Bucks esta temporada, apretaron las tuercas a los interiores de los visitantes para forzar un parcial que se extendió a 15-0.

Antetokounmpo llegaba en ese momento para dominar, como ha hecho en buena parte de la fase regular de esta temporada. Cortaba la zona, hacía de imán para la defensa y estaba entonado de cara al aro. 14 de sus 16 puntos hasta ese momento los había metido en el 2º cuarto. En ese periodo los Bucks le dieron la vuelta a todo con un 4-26 que les devolvía a la ventaja y la ampliaba a 10 (33-43). Khris Middleton igualaba a Anteto al descanso con otros 16 puntos. Al intervalo de mitades se llegó con 44-47 en el marcador tras el esfuerzo de Terry Rozier por cambiar el cansino ritmo que tenía su equipo.

Del receso salía mejor parado el equipo local, que cuajaba otro buen parcial (10-0) para retomar el mando con 61-56. El partido en sí, sin embargo, no ofrecía argumentos para disfrutar como se debería en una apertura de serie de los Playoffs de la NBA. Era momento para jugadores curtidos, gente como un Al Horford que se comía a quien se ponía por delante en el 3º cuarto.

A los últimos minutos, de la mano de Los Jay (Brown y Tatum), llegaban los Celtics con un horquilla que iba de los cinco a los diez puntos. Pero los Bucks no iban a dejarse amedrentar por la situación y subieron mucho en el último período el nivel defensivo, tanto que mediante punteos, deflections y ayudas apretaban el partido hasta dejarlo en empate.

Pero precisamente la defensa era lo que iba a decidir el final del tiempo reglamentario. Mejor dicho, la no defensa. Tras un triple de Brogdon (96-96), Rozier rompía la cintura de un Bledsoe totalmente perdido en esa acción que se daba a falta de cinco décimas de segundo (99-96). El milagro llegó para Milwaukee y lo traía Khris Middleton en sus manos: triplazo desde más nueve metros, silencio en el TD Garden y prórroga al canto.

Y el círculo acaba donde empieza. En este caso, con Jayson Tatum. El novato de los Celtics estaba para todo en el tiempo extra: pases por la espalda, lucha por los rebotes, pique con Antetokounmpo, puntos… Y sí, una pérdida a falta de medio minuto que recuperó en esa misma jugada poniendo un gran tapón a Malcolm Brogdon. Los Celtics bebían de Tatum y con ello certificaban la victoria, tan sufrida como se sabe que van a ser estos Playoffs 2018 para ellos, por 113-107.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Carroll y Reyes sostienen a un Real Madrid que mejora

Actualiza el contenido En este artículo podrás leer:1 3º cuarto del Panathinaikos-Madrid2 Previa del Panathinaikos-Madrid: …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: