Inicio / Deportes / Baloncesto/Basket / Tormenta blanca en Moscú

Tormenta blanca en Moscú

El Madrid ya está en su sitio, entre los mejores cuatro de Europa, y con mejor color cada día que pasa. En el Mytishchi Arena, la casa de ese gigante artificial que es el Khimki, exhibió poderío. Nada mejor para eso que la inmensidad de Walter Tavares, que empieza a asomar como un factor desequilibrante que puede devolver al Madrid a la posición de favorito para conquistar el trono europeo en Belgrado. Todo gira alrededor de Doncic, pero el esloveno no estuvo obligado en Moscú a la hazaña diaria que se le requería hace bien poco. A Laso le empiezan a funcionar más piezas: Causeur, Taylor, Thompkins. Rudy, cinco triples, también encontró canasta al fin y el Madrid ya lleva once victorias consecutivas. La preocupación por las fatalidades ha virado en ilusión.

El Khimki, todo hay que decirlo, tampoco fue rival. Los conductores y el personal de limpieza seguirán cobrando la mitad del sueldo por culpa de un equipo multado por el jefe, desnortado y con evidentes lagunas tácticas. Georgios Bartzokas, que en el Barça dejó huella de entrenador educado pero que no le echaba las horas suficientes a su trabajo, ha perdido el control del grupo. Shved volvió a tirarse hasta las zapatillas (22 lanzamientos), pero no pasó del 40% de acierto. El Madrid, que hace poco más de un mes había entrado en pánico y jugueteaba con caer a la novena plaza, ya tiene la certeza de que ha recuperado el nivel para competir con los mejores y que, de entre el maremágnum de lesiones, se ha encontrado un Tavares que es el nuevo monstruo de la Euroliga.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Salgado: “Los dirigentes se tienen que plantear si dejan morir esto”

El que habla no es uno más, es un bilbaíno de pura cepa. No del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 3 =

Close
Síguenos en: