En el estado de Washington ocurrió un accidente de avión que parece salido de una película. Una avioneta fuera de control chocó contra cables de alta tensión y se estrelló en medio de una autopista. Afortunadamente, nadie salió herido.