Inicio / Deportes / Un Gilbert tremendo conquista su cuarta Amstel Gold Race

Un Gilbert tremendo conquista su cuarta Amstel Gold Race

Philippe Gilbert conquistó este domingo su cuarta Amstel Gold Race para confirmarse como uno de los reyes de esta primavera. El belga del Quick Step, ganador hace dos semanas del Tour de Flandes en solitario con otra exhibición, tuvo esta vez que exprimirse con un sprint de tremenda potencia para derrotar al único ciclista que le hizo sombra, el polaco Michal Kwiatkowski, otro titán al mando de un Sky magnífico en la estrategia y que sólo sucumbió en los últimos metros. Esta vez Van Avermaet y Valverde quedaron relegados, aunque el murciano contó con la baza de su compañero Rojas (5º). Ion Izagirre, 7º, fue el otro español destacado.

Una clásica se decide estando en el corte bueno. Gilbert tiene su estrategia: estar en todos los que rezumen algo de peligro. Por eso no dudó en saltar a la rueda de Henao (Sky) cuando el colombiano movió la carrera a casi 40 km de meta. Con ellos se fueron Albasini (Orica), Haas (Dimension), Lindeman (Jumbo)… y dos españoles, un Ion Izagirre (Bahrain) que veía como su compañero Gasparotto perdía sus opciones en una caída, y José Joaquín Rojas, que se iba por delante cuando Valverde no respondía a los movimientos para marcar a Van Avermaet.

Quizá no fue mala decisión, pero ni el murciano ni el de BMC supieron estar en el momento clave. Cuando el grupo delantero apenas les sacaba 10 segundos durante la subida al Keutenberg, Kwiatkowski dijo “ahora o nunca” y saltó con el objetivo de enlazar. Valverde y Van Avermaet no reaccionaron. Se les iba el último tren porque Kwiatkowski, al ver que nadie le seguía, cazó a los escapados y mandó a Henao tirar como un demonio. La carrera ya era para los siete de delante.

Y ahí Gilbert y Kwiatkowski demostraron su superioridad en el último de los 35 muros. Los dos más fuertes, las dos ruedas a seguir, se marchaban solos sin que nadie del resto de la escapada pudiera seguirles. Hubo dudas, sí, y algún intento de no dejarles ir (Haas fue el que más empeño puso), pero no había nada que hacer.

A los dos protagonistas les dio tiempo en los últimos metros a marcarse, a estudiarse… Kwiatkowski dejó unos metros a su rival y arrancó fuerte, con potencia y convicción ante el viento de cara que soplaba, quizá algo pronto ante un corredor de la potencia de Gilbert, que reaccionó y fue capaz de remontar hasta entrar alzando los brazos para su histórica cuarta Amstel Gold Race. Se queda a una del récord del neerlandés Jan Raas, quien, por cierto, era hasta hoy el último en apuntarse el mismo año Tour de Flandes-Amstel Gold Race, en 1979.  


Fuente: AS

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Un sitio en la historia del motociclismo

De todas las reacciones que generó con su título Ana Carrasco lo que más desprevenida …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =