Inicio / Animales / Un grupo robaba por encargo de perros de caza y cazaba animales silvestres con vida para lanzarlos a pitbulls

Un grupo robaba por encargo de perros de caza y cazaba animales silvestres con vida para lanzarlos a pitbulls

Que se roben perros de caza no es ninguna novedad. Se roban de las protectoras de animales, no es raro que si no hay suficiente seguridad (y es frecuente que sea así y por eso muchas no facilitan su dirección alegremente), se cuelen para robar perros de razas de caza. Pero se roban también entre cazadores. Ya os conté en octubre de otra operación de la Guardia Civil que detuvo a cinco personas en otra trama de robos de perros de rehala en Cáceres.

He tenido relación directa con cazadores con perros, incluso he conocido algunos que eran buenos amos para sus animales como ya os he contado aquí alguna vez, y sé que es una práctica habitual. Si uno tiene uno o varios perros que son buenos instrumentos, que son eficaces, pueden alcanzar precios muy elevados. Por eso también es habitual presenciar cómo cazadores se ufanan del mucho dinero que le ofrecieron por su perro y que se negaron a venderlo.

Recordaba todo aquello tras leer sobre una operación desarticulada a finales del pasado año por la Guardia Civil centrada precisamente en el robo de perros de caza. Aunque sea de hace unos días, merece la pena traerla a colación para poner en evidencia algunas prácticas que se llevan a cabo dentro del mundo de la caza, y que son los cazadores los primeros que deberían perseguirlas y denunciarlas aunque les suponga complicarse la vida, porque también sé que muchos saben y callan.

La operación, que por su envergadura mereció se bautizada (el nombre oficial es Operación Canis Petra) llevó a la detención de 22 personas y a la investigación de otras 8 en Málaga, Granada, Córdoba y Jaén.

Así lo contaba EFE:

En esta operación se han esclarecido un total de 56 delitos cometidos en varias provincias andaluzas, se han recuperado 42 perros de distintas razas y se han intervenido 19 armas de fuego de distintos calibres, abundante cartuchería, 6 viales de sustancias anabolizantes que suministraban a los animales, 6 botes de aplicación medicinal para perros, 1 aplicador/inyector de microchips, 102 plantas de marihuana, varios teléfonos móviles, ordenadores portátiles, 4 vehículos, diversas herramientas que utilizaban para cometer los ilícitos penales y 2.000 euros en metálico.

Se han practicado 7 registros domiciliarios en Granada capital, en la localidad granadina de Huélagos y en Cuevas de San Marcos (Málaga). A los detenidos se les acusa de los delitos de robo, tráfico de drogas, contra la salud pública, tráfico de armas, tenencia ilícita de armas, hurto y uso de vehículo a motor, falsificación de documento oficial, receptación, blanqueo de capitales, daños, defraudación de fluidos, contra la Administración de Justicia, maltrato animal y contra la flora y la fauna.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de marzo del pasado año y se pudo establecer la existencia de un grupo criminal, perfectamente estructurado y jerarquizado que operaba desde Granada y que estaría también actuando con el mismo modus operandi en otras provincias andaluzas.

Fruto de las pesquisas, la Guardia Civil detectó en la localidad malagueña de Cuevas de San Marcos a un miembro de la organización perfectamente integrado en el ámbito de la caza que facilitaba información precisa sobre el tipo y número de perros a sustraer, así como las medidas de seguridad existentes en los lugares donde se debían efectuar los robos, tales como viviendas habitadas, cortijos y fincas. Posteriormente, se trasladaban otros miembros de la organización a dichos lugares para cometer los robos.

Los perros sustraídos eran ofrecidos a potenciales compradores, la mayoría de las veces antes de sustraerlos, habiéndose detectado también que algunos compradores realizaban encargos concretos, lo que se puede denominar como “robos por encargo”.

Pero no acaba ahí la cosa, es que también se dedicaban a capturar con vida animales silvestres para lanzarlos a perros pitbull y divertirse con semejante espectáculo sangriento al tiempo que entrenaban a los perros para peleas con sus iguales.

Deduzco que estos ‘sparrings’ silvestres serían jabalíes.

Lo de robar perros de caza será habitual, pero esto es la primera vez que lo oigo y espero sinceramente que no prospere. Juro que no entiendo cómo puede haber gente para la que la sangre y el sufrimiento sea un espectáculo apetecible.

Durante el desarrollo de la operación, la Guardia Civil ha tenido conocimiento de que varias personas residentes en la localidad malagueña de Villanueva de Algaidas realizaban cacerías utilizando artes prohibidas, conservando de esta manera las piezas con vida con objeto de usarlas para el entrenamiento de perros de raza pitbull, los cuales se ensañaban brutalmente con los animales salvajes, acciones que grababan y difundían entre sus conocidos. Por estos hechos han sido detenidas 4 personas, a los que se les imputan los delitos de maltrato animal y contra la flora y fauna.



La entrada Un grupo robaba por encargo de perros de caza y cazaba animales silvestres con vida para lanzarlos a pitbulls aparece primero en En busca de una segunda oportunidad.



Fuente: 20 Minutos

Sobre

Ver también

¿Cuánto cuesta anualmente mantener a un perro o un gato?

Cuando queremos añadir un animal a la familia hay que valorar si estamos dispuestos a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 20 =

Close
Síguenos en: