Inicio / Deportes / Tenis / Un Nadal dolorido pierde con David Goffin y se retira

Un Nadal dolorido pierde con David Goffin y se retira

El número uno del mundo hincó ayer su maltrecha rodilla y renunció a seguir en el Masters. Visiblemente lesionado, Rafa Nadal perdió ante David Goffin en su regreso a las ATP Finals: 6-7 (5), 7-6 (4) y 6-4 en 2h:40. Fue un partido épico, como muchos en los que el español se ha involucrado en la forja de su leyenda. Pero esta vez, como le sucedió en Wimbledon ante Muller, no lo solventó. En aquella ocasión falló por juego, esta vez fue por físico. “Estoy fuera”, dijo Nadal, que dejará su sitio a Pablo Carreño, primer reserva. Se enfrentará el miércoles a las 21:00 a Dimitrov.

Nadal empezó clavado y no pudo hacer mucho ante los golpes cruzados de Goffin, sabedor de los problemas que previsiblemente tendría su rival en los desplazamientos. Así se adelantó pronto. En el tercer juego ya rompió el saque del de Manacor.

Le tocaba remar a contracorriente y Nadal hizo lo que pudo. Se apuntó un break tirando de garra para el 3-3 y ahí le entraron dudas al belga. Pero al líder del ranking le costaba un mundo responder en los lados y no opuso resistencia al resto antes de perder de nuevo su servicio (5-6). Goffin lo tenía todo para ganar el primer set y se arrugó. Por suerte para él aún le quedaba la muerte súbita y ahí Nadal terminó claudicando con una derecha que se estrelló en la red.

Pintaban bastos para el español, que apenas hizo daño en los primeros juegos de la segunda manga. Dos saques se los apuntó en blanco Goffin y en otros dos solo perdió un punto. A Nadal le caía una lluvia de golpes ganadores, incluido un banana shot (el famoso tiro curvo que tantas veces ha hecho el balear) y un derechazo que le puso contra las cuerdas con 5-3 en contra. Al octavo del ranking le faltaba rematar para ganar por primera vez al diez veces campeón de Roland Garros, que se revolvió enrabietado. Primero conectó una volea de fino estilista en la red y luego dos reveses a los que no hubiera llegado nadie. El resto lo hizo Goffin lanzando la pelota fuera.

Era la inyección de gasolina que necesita Nadal, quien sin embargo sufrió mucho para sacar adelante su servicio. Lo hizo tras superar un match-ball. Goffin ganó el siguiente saque y volvió a amenazar el de su contrario, otra vez de muerte. Pero tenía tres puntos de partido y se le fueron ante los furiosos drives de Nadal. Se llegó a un segundo tie-break que empezó mal para el sobrino del gran Toni (0-2). Pero tan colosal como es, con una demostración de raza tremenda se rehízo y forzó el tercer set. ¿Increíble? No tanto.

Faltaba por comprobar hasta donde le acompañaría el físico a Nadal y la moral a Goffin. Al primero se le vio claramente dolorido y al segundo, tan sereno como para adelantarse dos veces (4-1). Con el viento a favor volvió a temblar, aunque esta vez la ventaja era muy grande.



Fuente: AS

Sobre

Ver también

Sock sorprende a Zverev y entra en semfinales en su debut

Alexander Zverev era el gran favorito esta noche por su gran temporada (cinco títulos y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: