Inicio / Ciencia / Un Nuevo Paradigma de la realidad concilia ciencia y espiritualidad

Un Nuevo Paradigma de la realidad concilia ciencia y espiritualidad

 La Fundación para el Desarrollo de la Consciencia ha publicado una obra de su fundador, Gonzalo Rodríguez-Fraile, titulada ¿Un nuevo paradigma de la realidad? (Fundación para el Desarrollo de la Consciencia,  3ª edición, Madrid, Enero 2018) que analiza el papel de la espiritualidad en la era de la globalización, la secularización y el materialismo reduccionista. Se trata de un libro que, por tanto, aúna cuestiones filosóficas, teológicas, religiosas y científicas.  
 
Desarrollada en dos partes, la obra empieza ofreciendo un resumen de la evolución de la física, desde la física clásica, caracterizada por una visión determinista; hasta la física cuántica, pasando por la teoría de la inflación cósmica, la del multiverso y la teoría de supercuerdas. Todas ellas, dice el autor, nos obligan a aceptar el hecho de que los seres humanos, hasta ahora, solo hemos sido conscientes de una minúscula parte de la realidad universal.
 
Pero la visión que actualmente tiene la ciencia del cosmos apunta a un cambio en nuestra cosmovisión: el observador consciente jugaría un papel en la conformación de la realidad, formada además no solo por materia y energía, sino también por una información activa y efectiva que cohesiona todas las cosas en el Universo y que también condiciona la evolución humana hacia una mayor complejidad progresiva, tanto a nivel individual como colectivo, como especie.
 
Así, pues, el Nuevo Paradigma se basaría principalmente en un cambio de nuestra percepción de la realidad y considera al ser humano como un ser espiritual, compuesto, como el resto del cosmos, por energía e información, una información “almacenada” a nivel genético, mental y de consciencia.
 
Niveles de consciencia
 
Esta consciencia humana presentaría diversos niveles, según González Fraile, vinculados cada uno de ellos a un campo de energía predominante, que se puede organizar en grados. Esta organización la realiza Rodríguez-Fraile basándose especialmente en los estudios de David R. Hawkins y de Gerardo Schmedling sobre los niveles de consciencia.
 
Tres son los niveles que propone: La consciencia simple, propia de los animales; la consciencia del yo, predominante en el ser humano y desde la que arranca el acceso a la trascendencia; y la consciencia cósmica-unitiva-mística.
 
Desde cada nivel de consciencia se tiene una visión diferente de lo que es real y lo que es de importancia prioritaria. Así, para el autor, la respuesta a la pregunta sobre el propósito de la vida en este mundo depende del nivel de consciencia y de la fisiología del cerebro. Además, la consciencia evoluciona y progresa, yendo desde la forma egoica a la transpersonal y unitiva, una idea en la que se hace patente la influencia de Ken Wilber.
 
Hasta ahora, hemos tendido a identificar la felicidad con cosas externas, pero en el nuevo paradigma, la hipótesis es que la felicidad está dentro de cada uno y depende del nivel de consciencia individual: No son los acontecimientos, sino la actitud hacia ellos lo que se encuentra en el origen de la felicidad.



Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Descubren el mecanismo cerebral que evita la tentación

 Investigadores canadienses han encontrado en el cerebro el botón “pausa” que nos permite no caer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: