Inicio / Animales / Un viaje de 4000 kilómetros y este gato refugiado se reunió con su familia

Un viaje de 4000 kilómetros y este gato refugiado se reunió con su familia

Un viaje de 4000 kilómetros y un final feliz. Vívelo con imágenes y coge un pañuelo

Cuando llegaron a Grecia junto a otros tantos refugiados, Kunkush huyó despavorido. Desde ese día, la aventura comenzó.

Esta es la historia de un gato llamado Kunkush, quien un día tuvo que vivir un viaje épico para reencontrarse con su familia. La historia empieza así: la familia de Kunkush (una mujer con cinco hijos) tuvo que viajar de Iraq a Europa como muchas otras familias de refugiados. Aunque no era fácil llevarlo, decidieron que no emprenderían rumbo a un futuro mejor sin su gato.

Un viaje de 4000 kilómetros

En 2015, la familia llegó a Lesbos (Grecia) en un bote, y junto a ellos, 100.000 refugiados más.

Ese día, Kunkush entró en pánico, huyó y se separó de su familia. Antes de continuar con el viaje, lo buscaron por horas, pero nunca lo encontraron.

Un viaje de 4000 kilómetros

Kunkush apareció tres días después en una villa de pescadores, pero ya era demasiado tarde.

Su familia había partido hacia el siguiente destino y nadie sabía dónde estaban exactamente. Aunque no estaba muy limpio, en la villa reconocieron a “el gato refugiado” y se propusieron ayudarlo a encontrar a su familia.

Un viaje de 4000 kilómetros

Dos voluntarias llamadas Amy Shrodes and Ashley Anderson lo llevaron a un veterinario y le dieron un apodo: “Dias” (significa Zeus en griego moderno).

Un viaje de 4000 kilómetros

Las voluntarias lograron recolectar más de 1.000 dólares en una campaña creada para ayudar a “Dias”.

El gato pudo obtener su pasaporte y en enero de 2016 viajó con una de las voluntarias hacia Berlín. Allí la búsqueda continuó.

Siento que si esta familia se esforzó tanto para traerlo, deben considerarlo parte de la familia”.

Un viaje de 4000 kilómetros

De Lesbos a Berlín:

Un viaje de 4000 kilómetros

Cinco semanas después, la familia apareció.

Estaban en Noruega y contactaron a las voluntarias a través de una página de Kunkush creada en Facebook. Tuvieron una reunión por Skype y finalmente coordinaron el reencuentro. En total, Kunkush recorrió 4.000km para volver a verlos.

Un viaje de 4000 kilómetros

Verlo de nuevo fue el mejor regalo que pudieron recibir.

¡Las lágrimas no faltaron!

Un viaje de 4000 kilómetros

¡Ahora la familia está completa!

Un viaje de 4000 kilómetros con final feliz, comparte y recuerda que nada es imposible…

Fuente: Upsocl

Sobre Tino Castro

Tino Castro
Un informático loco por la tecnología de Internet. Me encantan el Marketing Online y Offline, la política, la música y los perros grandes. Cualquier tema lo estudio y le busco la estrategia. Emprendedor y autodidacta. Siempre inventando al 100%

Ver también

Los héroes de Cambrils

Estaba haciendo horas extra el jueves por la noche cuando los 5 yihadistas arrollaron a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Síguenos en: