Inicio / Banca / Unicaja saldrá a Bolsa con una OPS de 625 millones

Unicaja saldrá a Bolsa con una OPS de 625 millones

Unicaja ha dado un paso más hacia su salida a Bolsa. La entidad llevará ante la próxima junta de accionistas, que celebrará el 26 de abril, su estreno en el mercado. El banco presidido hasta el pasado junio por Braulio Medel y pilotado ahora por Manuel Azuaga, anunció el viernes que someterá a sus inversores la activación de la operación, que se ejecutará en cuando la entidad determine que sea el momento más adecuado.

La salida a Bolsa se instrumentalizará a través de una oferta de suscripción de acciones (OPS) por importe de 625 millones de euros, mediante la emisión de 62,5 millones de títulos nuevos de un euro de valor nominal cada uno.

El precio de las nuevas acciones se fijará en función de la prospección de la demanda que realicen los bancos colocadores, según comunicó a la CNMV. La colocación no tendrá derecho de suscripción preferente por parte de los actuales accionistas.

Unicaja Banco está controlado al 86,7% por la Fundación Unicaja. El 8,8% está en manos de inversores institucionales –principalmente, fondos de inversión– que eran dueños de participaciones y preferentes de EspañaDuero y que aceptaron la oferta de la entidad malagueña en 2014. El restante 4,4% es de minoristas, alrededor de 15.000, a los que se les convirtieron sus bonos obligatoriamente convertibles (cocos) de Unicaja en acciones a finales del pasado mes de junio.

Los pequeños inversores que aceptaron la oferta de Unicaja recibieron 49,3 millones de euros en cocos eternos, que pagan el 13,9% anual y otros 49,3 millones en los cocos ya convertidos, que daban el 20,8%. Se han embolsado, por tanto, cerca de 40 millones en intereses.

La operación de salida a Bolsa contará con un ejército de bancos colocadores liderados por Morgan Stanley, UBS, Citi, Credit Suisse y BBVA. Contará también con el asesoramiento de Rotschield, que apoya a la entidad desde octubre de 2015.

Inicialmente, la entidad malagueña tenía previsto haber salido a Bolsa antes de finales de este mes. Así había sido pactado con la Comisión Europea dentro de las condiciones impuestas a cambio de la absorción de Banco Ceiss, la entidad que surgió de la fusión de Caja España y Caja Duero. La medida tiene por objeto dar liquidez a los cerca de 15.000 pequeños accionistas que quedaron atrapados en el capital de Unicaja con la operación. La entidad, sin embargo, obtuvo un periodo de gracia para articular su salida a Bolsa. “Debido a las adversas condiciones de mercado y la incertidumbre política en España, el debut podría haber fracasado. Las autoridades españolas han solicitado una extensión del plazo”, justificó la Comisión Europea el pasado enero, cuando la inexistencia de avances ya hacía presagiar que no habría debut bursátil alguno, para justificar un permiso adicional.

A cambio, la entidad se comprometió a llevar a cabo una serie de medidas de ajuste adicionales (rebaja de empleados y oficinas en la ahora filial EspañaDuero así como el pago anticipado de parte de las ayudas recibidas. Con la ampliación de capital anunciada, Unicaja busca devolver al FROB los 604 millones de euros inyectados a Ceiss en forma de cocos.

Fuente: Cinco días

Sobre Nueva Teleindiscreta

Nueva Teleindiscreta
La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Servir a España, por María Dolores de Cospedal

En estos mismos momentos en los que usted lee este artículo, hay miles de militares …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − dos =

Close
Síguenos en: